Podrán desgravarse hasta 5.750 euros todos los años

ATA y VidaCaixa ponen en marcha el primer Plan de Pensiones colectivo para autónomos

La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) ha firmado un acuerdo con VidaCaixa para impulsar el primer Plan de Pensiones de Empleo Simplificado para autónomos, que permitirá a los trabajadores por cuenta propia acceder a nuevas deducciones fiscales por las aportaciones.

Presentación y firma del acuerdo entre ATA y VidaCaixa
Presentación y firma del acuerdo entre ATA y VidaCaixa para poner en marcha el primer Plan de Pensiones para autónomos.
ATA y VidaCaixa ponen en marcha el primer Plan de Pensiones colectivo para autónomos

El pasado 2 de julio entró en vigor la nueva Ley de Regulación para el Impulso de los Planes de Pensiones de Empleo, por la que se modificó el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones. Poco más de dos semanas después, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha puesto en marcha junto con VidaCaixa el primer Plan de Pensiones de Empleo Simplificado para autónomos con garantía del Estado. Este acuerdo es el primero que se produce entre una asociación de autónomos y una entidad gestora con el objetivo de promover estos nuevos planes de pensiones que permitirán a los trabajadores por cuenta propia disponer de un colchón de cara a su jubilación y acceder a nuevas deducciones fiscales por las aportaciones.

Estos planes de pensiones simplificados permitirán que muchos autónomos aumenten su capacidad de ahorro para complementar su futura pensión pública, con deducciones más altas de las previstas actualmente con los planes que existían hasta la fecha. Durante la presentación y firma del acuerdo, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, señaló que desde la federación se busca “velar por el futuro y las pensiones de los autónomos, en un momento muy complicado de la economía, no solo española, sino mundial”. Asimismo, recalcó que el plan se dirige a los más de tres millones de autónomos que hay en España, por lo que “no solo se beneficiarán de sus ventajas los socios de ATA y los partícipes que ya son clientes de CaixaBank”.

Los trabajadores por cuenta propia que apuesten por esta medida, podrán optar a una deducción anual de 5.750 euros y podrán acceder a ella de forma “fácil, barata y segura”, ya que serán las asociaciones de autónomos las encargadas de promover los fondos para los autónomos.

Los planes de pensiones públicos permitirán que muchos autónomos complementen su pensión

La Seguridad Social busca con estos planes de pensiones colectivos poner en marcha un sistema complementario a la prestación por jubilación más universal y permitir a todos los trabajadores, incluidos muy especialmente los autónomos, tener un plan de pensiones respaldado y con garantía del Estado.

El principal objetivo que persigue el Gobierno con la creación de este fondo es revertir la tendencia que hasta este momento tenían los planes de empleo colectivo, cuyas condiciones estaban impidiendo su acceso a muchos trabajadores interesados. Mediante la puesta en marcha de esta ley y la creación de estos planes de pensiones que gestionarán organizaciones como ATA, se ofrecerán condiciones más ventajosas para facilitar y rebajar los requisitos de acceso y que más contribuyentes puedan acceder a esta modalidad para complementar su pensión. Los planes de pensiones eran mecanismos de ahorro que existían de forma privada o en la modalidad de empresa para los asalariados. Al crear estos planes de pensiones con respaldo público se pretende que también puedan acceder todos los trabajadores autónomos, incluso aquellos que tengan menores ingresos.

El primer plan se ha puesto en marcha a las pocas semanas de la aprobación de la ley reguladora

El pasado 18 de julio se inició la promoción de este primer Plan de Pensiones de Empleo Simplificado, tras celebrarse una reunión de constitución de su Comisión Promotora. Sin embargo, aunque el pasado jueves 21 de julio se firmó y se presentó oficialmente el acuerdo, las bases y la información completa de este plan de pensiones todavía no han sido publicadas. Tal y como indican desde ATA, en los próximos días podrán conocerse todos los detalles, tanto en el portal web de la entidad bancaria, como en su red de oficinas.

Durante la firma, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, señaló que la federación “es la primera entidad en promover un plan de pensiones simplificado que va a permitir a muchos autónomos aumentar su capacidad de ahorro para la jubilación con deducciones más altas de las previstas actualmente con los planes que todos conocemos”.

Por su parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien también estuvo presente en la presentación del primer plan de pensiones para autónomos, declaró que la velocidad con la que se ha puesto en marcha, a las pocas semanas de la aprobación de la normativa que lo regula, “es el mejor testimonio de las ventajas que ofrecen estos nuevos vehículos de ahorro”. Si bien es cierto que por el momento únicamente ATA ha puesto en marcha un plan de pensiones para el colectivo, el ministro añadió que este paso será “próximamente seguido por más organizaciones, sectores y administraciones interesadas en ofrecer fórmulas de ahorro voluntarias, eficientes y a un coste favorable a sus asociados, trabajadores y empleados”.

Los autónomos que apuesten por este sistema, podrán deducirse más de 5.000 euros al año

Antes de que entrase en vigor la nueva ley, los autónomos solo podían disponer de un plan de pensiones si lo hacían de forma privada e individual. Ahora, con la nueva Ley Reguladora de Fondos de Pensiones de Empleo, los autónomos pueden acceder a planes de pensiones públicos con garantías del Estado. Los trabajadores por cuenta propia que apuesten por esta medida, podrán optar a una deducción anual de 5.750 euros.

Mientras que los asalariados pueden acceder a una deducción anual en IRPF de hasta 10.000 euros, los autónomos tendrán una deducción anual de 5.750 euros. Se trata de una diferencia notable que intenta justificarse por el propio diseño del Fondo o, mejor dicho, por el funcionamiento de los planes de empleo. Fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones explicaron que “para los trabajadores asalariados, una parte de la deducción viene por la aportación de la empresa y, el resto, por la aportación que hace el trabajador”.

La aportación del empleado será de 4.250 euros (casi la mitad de la deducción de los planes de empleo), los otros 4.250 provienen de la aportación de la empresa. A este importe se le suman los 1.500 euros de deducción de los planes individuales que tenga el empleado. En total, la deducción sin la aportación empresarial será de 5.750 euros “que es exactamente la misma de los trabajadores autónomos”, puntualizaron desde el Ministerio.

Es decir, las deducciones están diseñadas para que el autónomo y el asalariado reciban lo mismo. Sin embargo, en la suma total al asalariado se le cuentan también las aportaciones que realizan la empresa para la que trabaja. De ahí la diferencia de 4.275 euros que hay entre la deducción de un trabajador por cuenta propia y uno por cuenta ajena.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguró que con la nueva norma “se propicia y facilita que los autónomos, asalariados y empleados públicos tengan acceso a un producto que hasta el momento ha estado muy orientado a grandes empresas, y que son los planes de empelo colectivo”. Se trata, por tanto, de un producto que no está solo pensado para que los autónomos mejoren sus prestaciones de jubilación, sino también para que obtengan un ahorro fiscal. De hecho, el objetivo es que sea más ventajoso para el contribuyente apostar por ellos, que por otro producto de ahorro como los planes individuales.

Los planes estarán vinculados a las asociaciones

Esta nueva ley permite a las asociaciones de trabajadores autónomos, colegios profesionales y mutualidades vinculadas a estos, promover y tramitar estos planes complementarios de pensiones utilizando gestoras profesionales. Algo que hasta ahora no podían hacer.

Se trata de una novedad importante, ya que el Gobierno va a permitir a ciertas entidades, junto con las empresas que tengan acuerdos sectoriales vinculados a la negociación colectiva, a las administraciones públicas y a las sociedades mercantiles, crear sus propios planes de empleo simplificados. Todo ello a través de una figura propia que recoge la norma. Así, y poco más de dos semanas después de la entrada en vigor de la nueva normativa, la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos junto con VidaCaixa ha puesto en marcha el primer plan de pensiones para autónomos, al que los trabajadores por cuenta propia ya pueden acceder.

ATA y VidaCaixa ponen en marcha el primer Plan de Pensiones colectivo para autónomos