miércoles. 08.12.2021

Y RECLAMAN QUE SE CAMBIE LA NORMATIVA

Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas les exigen darse de baja en cualquier actividad

Los autónomos piden el cese de actividad tras el desastre
Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas les exigen darse de baja en cualquier actividad
Los autónomos que han visto como sus negocios eran arrasados por el volcán de La Palma reclaman un cambio en la norma que regula sus ayudas por cese de actividad ya que les exige darse de baja en el RETA para acceder a la prestación. 
Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas les exigen darse de baja en cualquier actividad

Hace un mes el volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, entró en erupción. Cuatro semanas donde los autónomos y pequeños negocios de la zona han visto como sus actividades han sido consumidas por las coladas de lava. Sin embargo, las promesas del Ejecutivo de otorgar un cese de actividad extraordinario al tejido productivo y ayudas para la adquisición de viviendas de los afectados siguen sin llegar, en tiempo y forma, en una situación desesperada. Clamor que se une a un nuevo problema: la norma para acceder a las ayudas por cese de actividad  exige a los autónomos afectados darse de baja en la Seguridad Social.

La lava ya ha destruido más de 750 hectáreas en el territorio, arrasando con 229 cultivos y más de 1.800 construcciones. Muchos autónomos de La Palma están perplejos de que aún no hayan recibido un sólo euro para aliviar la catástrofe ante el desfile de personalidades en la isla. La ministra de Asuntos Económicos y vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, visitó el pasado lunes la isla y se reunió con los diferentes representantes del Ejecutivo canario, ayuntamientos y cabildos insistiendo en el “firme compromiso” del Gobierno Central con la isla. No obstante, la ministra no especificó ninguna fecha o novedad de las ansiadas ayudas y cese de actividad cuando la lava ya ha destruido de forma directa un 30% del PIB de la isla.

“Estamos preocupados por la lentitud burocrática del Gobierno”, afirmó Juan Carlos Arricivita, presidente de ATA Canarias. “El cese de actividad no se ha regulado todavía porque los emprendedores de La Palma tienen que causar baja para su acceso. Aún no han corregido la norma”, añadió el representante de los autónomos canarios.

En este sentido, Arricivita explica que los trabajadores por cuenta propia de La Palma no pueden darse de baja puesto que muchos tienen que seguir cuidando de sus cultivos, explotaciones plataneras y aguacateras principalmente. Por ello, exigen que el cese de actividad sea similar al definido por la pandemia en vez de acogerse a la prestación ordinaria que exige darse de baja en la Seguridad Social para poder acceder al fondo. Por ello, las mutuas no pueden apoyar ni aportar las ayudas por cese a los autónomos si se dan de baja en la Seguridad Social, incrementando la incertidumbre de los palmeros y palmeras.

“Hay que dar las ayudas ya”, reclamó Arricivita señalando que el tiempo juega en contra dado que, cada día, “la tragedia es mayor”. Además, el representante de ATA matizó que en este mes miles de autónomos han perdido su negocio con expectativas de que el volcán siga avanzando a zonas más turísticas, otro de los principales motores económicos de la isla, como es la zona de La Laguna con más de 1.000 habitantes. 

El Gobierno transfirió las ayudas a La Palma pero son insuficientes según los autónomos

El Ministerio del Interior transfirió el pasado lunes al Gobierno de Canarias una partida de 10,5 millones de euros en concepto de subvención directa para cofinanciar la compra de hasta 107 viviendas y de los enseres de primera necesidad para el realojo de las personas que han perdido su hogar de residencia por la erupción del volcán.

Asimismo, estas ayudas quedarán exentas del IRPF con las que el Gobierno Canario deberá destinar la mitad a realojar a los ciudadanos afectados y comprar bienes y enseres de primera necesidad. Además, el Ejecutivo Estatal prepara otro paquete de ayudas en materia de vivienda que oscila entre los 9.000 y los 30.000 euros en función del nivel de daños de las viviendas afectadas, locales o zonas industriales de la isla.

Sin embargo, desde ATA Canarias consideran que estas ayudas son insuficientes “¿Qué son 30.000 euros para comprar una casa?”, cuestionó Arricivita. “Hace ya tres semanas que los autónomos y ciudadanos de La Palma perdieron sus casas y sus negocios. La gente vive ya y necesita comer ya”, recalcó el presidente canario.

Todas las ayudas a las que se pueden acoger los autónomos afectados por el volcán

Cabe destacar que el Ejecutivo formuló otras ayudas ante las petición urgente de ATA de poner en marcha medidas para el colectivo de la isla. Sin embargo, para acceder a ellas, por ejemplo el pago de cuotas, deberán pedirse en el momento en el que se deba efectuar dicho pago. Estas son las medidas que, en principio, podrían acceder loa autónomos.

Ayudas directas a los negocios

El Real Decreto Ley 20/2021 recoge, en su artículo 5, ayudas directas específicamente destinadas a aquellos negocios que hayan sufrido pérdidas materiales o desperfectos ocasionados por la erupción del volcán. Concretamente, el artículo 5 precisa que se concederán ayudas para paliar daños de cualquier naturaleza en las edificaciones, instalaciones o bienes de equipamiento afectos a la actividad empresarial. 

Si bien no precisa la cuantía dirigida a los locales comerciales (en el caso de los hogares el máximo es de 30.240 euros), la norma sí específica que, en el caso de que el autónomo ya haya sido indemnizado por el Consorcio de Compensación de Seguros, se podrá conceder una subvención de hasta el 7% de la cuantía de los daños indemnizables producidos por el siniestro, hasta el importe máximo de 9.224 euros. 

Exención o reducción temporal de algunos impuestos 

Otra de las medidas que puede afectar a los autónomos que tengan su local o vivienda en propiedad es la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) correspondiente al 2021 para hogares y establecimientos dañados.

Concretamente, y según establece la norma, "se concede la exención de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles correspondientes al ejercicio 2021 que afecten a viviendas, establecimientos industriales, turísticos, mercantiles, marítimo-pesqueros y profesionales, explotaciones agrarias y forestales, locales de trabajo y similares, dañados como consecuencia directa de los siniestros".

Se reducen también las cuotas del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a "las industrias de cualquier naturaleza, establecimientos mercantiles, marítimo-pesqueros, turísticos y profesionales cuyos locales de negocio o bienes afectos a esa actividad hayan sido dañados ". En cuanto a la cantidad de la reducción, aunque no se especifica en la norma, sí se precisa que "será proporcional al tiempo transcurrido desde el día en que se haya producido el cese de la actividad hasta su reinicio en condiciones de normalidad".

Aplazamiento de impuestos (IVA, retenciones, Sociedades...)

Así mismo, y también como medida fiscal, se permite aplazar el ingreso de la deuda tributaria correspondiente a aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día siguiente de la entrada en vigor de esta norma hasta el 31 de enero de 2022. 

Aquellos negocios de la zona afectada que soliciten el aplazamiento de sus autoliquidaciones verán pospuestas sus obligaciones fiscales (ya sea del tercer o del cuarto trimestre) durante doce meses. En este caso, no se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento, por lo que el autónomo tendrá que liquidar la deuda en enero si pospone sus autoliquidaciones en octubre para no sufrir ningún tipo de recargo..

Aplazamiento o moratoria de la cuota de autónomos 

Asimismo, la norma prevé una moratoria de hasta un año sin interés en el pago de las cuotas de la Seguridad Social  o el aplazamiento del ingreso con un interés reducido del 0,5% -siete veces menor al habitual-, para los autónomos afectados directa e indirectamente por la erupción.

Tanto la moratoria -sin interés- como el aplazamiento -con un interés del 0,5%- afectarán a las cuotas a la Seguridad Social de los autónomos y de las empresas canarias. En el caso de los trabajadores por cuenta propia podrán demorar  o aplazar, según les convenga, las cotizaciones comprendidas entre los meses de noviembre de 2021 a febrero de 2022. Mientras que las empresas podrán hacerlo con las cuotas de octubre a enero de 2022.

Mientras que en los aplazamientos, además de haber interés, habrá que pagar cuatro meses después del mes en que la cuota haya sido aplazada, la moratoria es de "hasta un año sin interés". Por lo que, a priori, el único motivo por el que un negocio podría estar más interesado en el aplazamiento es haber sido beneficiario de exoneraciones a la Seguridad Social -tanto en ERTE, como en prestación- ya que en este supuesto , según dice la norma, el trabajador por cuenta propia no puede solicitar la moratoria.

Suspensión de pago para préstamos e intereses

También se suspende a todos las personas y negocios afectados por la erupción del volcán las obligaciones de pago de intereses y principal para préstamos y créditos -con y sin garantía hipotecaria-, independientemente de si están o no al corriente de pago.

De hecho, se prevé que estarán acogidos a esta medida "las personas físicas o jurídicas cuya actividad económica principal se encuentre situada en dicha zona, comprendiendo explotaciones agrarias, pesqueras, marinas o forestales, establecimientos mercantiles, industriales y de servicios". Éstas podrán pedir a sus acreedores hasta seis meses desde la entrada en vigor del real decreto-ley, la suspensión de sus obligaciones.

Durante estos seis meses de suspensión, "el acreedor no podrá exigir el pago de la cuota, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni parcialmente", apunta el Real Decreto.

Suministros 

Las empresas y autónomos también podrán suspender de forma temporal los contratos de suministro de electricidad, el pago de las facturas durante medio año y cambiar las potencias contratadas. De igual manera, se permitirá la resolución de los contratos de instalaciones que hayan resultado destruidas.

Los autónomos de La Palma se quejan de que las ayudas prometidas les exigen darse de baja en cualquier actividad