jueves. 02.04.2020

TRAS LA DENUNCIA DE LOS HOSTELEROS

El Ayuntamiento de Madrid actuará contra los falsos bares que operan como barras de degustación

El Ayuntamiento de Madrid actuará contra los falsos bares que operan como barras de degustación

La Asociación Hostelería Madrid denuncia que muchos establecimientos están utilizando la licencia de comercio con barra de degustación para operar como falsos bares. Una situación que califican de fraude y competencia desleal. Ya hay más de 350 y el Ayuntamiento está realizando inspecciones.
 

El Ayuntamiento de Madrid actuará contra los falsos bares que operan como barras de degustación

"Fraude y competencia deseal”. Así es como califica Hostelería Madrid el creciente número de establecimientos que operan como bar, sin tener licencia para ello. Esta asociación de hosteleros de la Comunidad de Madrid ha mostrado su descontento ante lo que considera una nueva competencia desleal de ‘falsos bares' es decir, locales con una licencia de comercio con barra de degustación, que operan como cualquier otro establecimiento del sector pero sin que se les aplique los requisitos y exigencias que cumplen el resto de bares, restaurantes y cafeterías de la ciudad.

Hostelería Madrid denunció esta situación a través de un comunicado, en el que acusa al Ayuntamiento de la capital de haber concedido en los últimos seis años más de 350 licencias de éste tipo, de comercios con barra de degustación, y permitir que éstas se concentren en aquellos distritos de la ciudad dónde no se conceden licencias de hostelería, por la normativa acústica (la Ley de Zonas de protección acústica y ambiental de Madrid, que limitó también el horario de las terrazas en verano).

Según explicaron desde la asociación, Hostelería Madrid pudo averiguar, a través de la Ley de Transparencia, dónde se encuentran los locales con este tipo de permisos. De este modo, descubrieron que el 58% de las licencias de comercio con barra de degustación se concentran, principalmente, en el Centro (con 120 locales operando con esta licencia), el Barrio de Salamanca (39) y Chamberí (con 38).

“Los distritos afectados por las declaraciones de protección acústica (ZPAE), en los que no se pueden abrir nuevos locales de hostelería, son en los que se solicita un mayor número de licencias de ‘comercio con barra de degustación’. Solamente en el Centro, dónde hay mayor protección acústica, se han autorizado 126 comercios de este tipo desde el año 2014” aseguró la Asociación.

¿Qué es un comercio con barra de degustación?

Para la Asociación de Hosteleros, los permisos de comercio con barra de degustación son “licencias refugio con las que se pretende sortear la no concesión de nuevos permisos de hostelería”. De hecho, afirman que éstas se utilizan para "burlar" la normativa desde 2012, cuando entró en vigor la ZPAE, e instalar nuevos locales de hostelería.

La diferencia entre un establecimiento con una licencia de comercio con barra de degustación, y un establecimiento con una de hostelería está en el servicio que se hace al cliente. Según la asociación, los comercios que operan verdaderamente bajo estos permisos de comercio cuentan con una barra, ya sea de comidas preparadas, de postres, de embutidos o de cualquier otro tipo de alimento, que dan a probar a sus clientes, que lo compran y se lo llevan. “Como una especie de servicio Take Away”.

Mientras, que los que operan de forma irregular con la licencia de comercio, los "falsos bares", aparte de ofrecer ese servicio de degustación, tienen luego en el local una serie de mesas en las que sus clientes pueden disfrutar del producto in situ. “Le venden el producto, más la cerveza o el café, e, incluso, tienen un camarero. Son como un bar/cafetería”, sólo que sin la licencia adecuada.

No cumplen con la normativa de hostelería

Desde el punto de vista de la Asociación, estos locales están realizando una verdadera competencia desleal al resto de establecimientos del sector.  Un comportamiento que no sólo les afecta a nivel de clientes, sino también a nivel normativo, ya que los comercios con barra no cumplen, ni pasan las exigencias regulatorias que se le aplican al sector en Madrid.

La Asociación de Hostelería de Madrid destacó tres puntos en los que estos ‘falsos bares’ están incumpliendo la norma y generando competencia desleal:

  1. En los horarios de apertura de los negocios: mientras que los ‘comercios con barra de degustación’ pueden estar abiertos hasta 24 horas, los establecimientos de hostelería tienen un horario concreto para el funcionamiento de su actividad.
  2. Los aseos para el público: a los comercios con barra de degustación, por ser precisamente comercios, no se les exige disponer de aseos al público, como sí sucede en el caso de la hostelería.
  3. Condiciones más laxas en el ámbito de la insonorización y condiciones higiénico-sanitarias.

La actuación inspectora del Ayuntamiento

Todo ello, además, incumpliendo una resolución de la Comunidad de Madrid que obliga a los comercios con barra de restauración a cumplir también con las exigencias de la hostelería. Según expuso la Asociación, la  resolución de 12 de septiembre de 2018, de la Dirección General de Seguridad de la Comunidad de Madrid, establece que: “la citada actividad de barra de degustación se entiende que participa de la misma naturaleza que la dispensada en los tipos de establecimiento de bar, cafetería, bar restaurante o asimilables, debiendo someterse, los establecimientos que ofrezcan dichos servicios, a la obtención de la oportuna licencia municipal de funcionamiento, o a la formalización de declaración responsable, a que se refieren los preceptos integrados en el artículo 8 y la Disposición Adicional Novena de la ley 17/1997”.

En este sentido, se quejan de la “pasividad de los diversos gobiernos municipales de la ciudad de Madrid” para hacer frente a este problema que afecta a los más de 18.000 locales de hostelería madrileños, Por su parte, desde el Ayuntamiento de Madrid reconocen que, si bien “los comercios con barra de degustación tienen cabida en el ordenamiento jurídico a día de hoy, hay que mejorar su regulación con el objeto de garantizar la convivencia vecinal, los nuevos requerimientos medioambientales y la libre competencia”.

Además, confirmaron a este periódico, que “han iniciado, desde el área de desarrollo urbano, la tramitación de la nueva regulación en materia de licencias para regular, armonizar y dar sentido al comercio y la hostelería”. Y terminaron diciendo, que el Ayuntamiento “realiza inspecciones periódicas para comprobar que se cumple con la normativa” y que, "en muchas ocasiones, éstas se deniegan por no cumplir con dicha norma y en otras, una vez abierta la barra, se comprueba que no cumple con el objeto por el que se concedió la licencia y se ordena el cese de la actividad”.

El Ayuntamiento de Madrid actuará contra los falsos bares que operan como barras de degustación