jueves. 06.05.2021

LOS CRÉDITOS ICO YA NO SON UNA SOLUCIÓN

El Banco de España se une a la petición al Gobierno para que ponga en marcha ayudas directas para los autónomos

El Banco de España coincide con  los autónomos e insta al Gobierno a que ponga en marcha ayudas directas. No tienen sentido que se sigan endeudando, afirma

El Banco de España se une a la petición al Gobierno para que ponga en marcha ayudas directas para los autónomos

El Banco de España se posiciona del lado de varias organizaciones de autónomos, sectoriales e intersectoriales, y aboga por la puesta en marcha de ayudas directas para las actividades más afectadas por la crisis del Covid-19. Así lo expresó el gobernador de la entidad, Pablo Hernández de Cos, el pasado martes durante una sesión del Círculo de Economía, “tenemos que pensar en  activar ayudas directas destinadas a los autónomos y las pequeñas empresas”.

Esta petición es algo que llevan meses solicitando al Gobierno las distintas asociaciones de autónomos y los representantes de los sectores productivos del país. Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) hasta la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), pasando por la Confederación Española de Comercio (CEC), han instado en numerosas ocasiones al Ejecutivo a la concesión de ayudas directas para la subsistencia de los negocios más castigados por la pandemia. "Los trabajadores por cuenta propia necesitan liquidez para poder sobrevivir. España es el único país europeo que no ha destinado subvenciones directas para el colectivo", denunció el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Ya que, a diferencia de otros países de la Unión Europea como Alemania, Francia o Reino Unido, nuestro país se sitúa a la cola en las cuantías económicas aportadas para paliar los estragos del virus en la economía. Mientras que los demás compensaron a sus autónomos con ayudas directas y a fondo perdido por las pérdidas ocasionadas en el confinamiento, el Ejecutivo español se ha centrado en lanzar medidas de aplazamientos de impuestos y nuevas líneas de avales de créditos, que a la larga, lo que hacen es generar más deudas en los negocios.

Los créditos ICO ya no son una solución

Si bien las líneas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) supusieron un salvavidas para los autónomos y empresas en los primeros momentos de la crisis, a día de hoy, nueve meses después, el tejido productivo español sigue sin recuperarse y soportando niveles de endeudamiento muy elevados. Es por ello que el gobernador del Banco de España instó al Ejecutivo a poner en marcha nuevos instrumentos de financiación directa para el colectivo, y explicó que "no tiene sentido seguir acumulando endeudamiento que acabe poniendo a los negocios en una situación de insolvencia".

El 2020 finalizó con la concesión de más 114.600 millones de euros de financiación a través de las distintas líneas del ICO. Según el balance publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, los principales beneficiarios de estas ayudas fueron los autónomos y pymes. Algo que ya avanzó a finales de verano la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, donde hasta ese momento, el 97% de los préstamos avalados por las líneas públicas habían sido destinadas a los trabajadores por cuenta propia

No obstante, para Hernández de Cos ya no basta con dar préstamos a las actividades en peor situación económica. Esto se debe a que, si los problemas de rentabilidad persisten o son incapaces de adaptarse a la nueva realidad post-coronavirus y volver a generar ingresos, sumarían un montante de duda mucho mayor. El gobernador insistió en que "se trata de una crisis que requiere de una política fiscal muy contundente", y defendió la importancia de preservar el tejido productivo que poseía el país antes de la llegada de la pandemia.

No es la primera vez que la banca nacional alerta de que la fórmula de los préstamos no es una solución a problemas financieros futuros. De hecho, el pasado octubre ya lanzó un mensaje al Ejecutivo para "reformar el método de proporcionar liquidez a las empresas", puesto que la cantidad de deuda que estaban generando se estaba volviendo insostenible. Tal y como apuntó el experto en financiación del despacho AGM abogados, Luis Conde, "el mensaje del Banco de España es directo y firme, el Gobierno debe empezar a pensar cómo hacer llegar estas ayudas a fondo perdido a los trabajadores por cuenta propia".

Los economistas también ven imprescindible la concesión de ayudas directas

Al igual que el Banco de España, los expertos en economía coinciden en la necesidad de proporcionar liquidez a los trabajadores por cuenta propia de manera directa y a fondo perdido. De hecho, aseguraron que el Gobierno debería haber potenciado más este tipo de subvenciones que los créditos, puesto que "los préstamos se tienen que devolver y por mucho que den más tiempo de carencia y amortización, si los ingresos siguen sin llegar, sólo estará suscitando más endeudamiento en el colectivo", apuntó Conde.

"La línea del ICO ha sido fundamental al principio de la crisis, pero en el fondo no es más que un parche. Los autónomos se encuentran en una situación caótica y es un sin sentido seguir proporcionándoles una liquidez que luego tendrán que devolver con intereses sin haber podido, en muchos casos, reiniciar su actividad", señaló el presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas de España, Antonio Pedraza. 

Los autónomos llevan meses pidiendo ayudas directas

Por su parte, las organizaciones más representativas de los autónomos llevan meses solicitando este tipo de subvenciones al Ejecutivo, que sigue haciendo oídos sordos a sus reclamaciones. Desde distintas actividades como la hostelería, el comercio o el turismo, explicaron que lo que verdaderamente necesitan es liquidez para hacer frente a las nóminas de sus empleados, los gastos fijos de sus locales y los préstamos que se han visto obligados a solicitar para mantener a flote sus negocios. Una compensación directa por las pérdidas que les están ocasionando los cierres obligados, confinamientos y restricciones que, por el momento, no termina de llegar.

Bien es cierto que el Gobierno anunció en el último Consejo de Ministros un 'Plan de Rescate' para los sectores más afectados por la pandemia del Covid-19, no obstante, y tras la desilusión de muchas actividades, no incluía esa inyección directa de liquidez que tanto necesita el colectivo de trabajadores por cuenta propia. Lorenzo Amor, presidente de ATA, lo catalogó de "tardío, escaso y sin ayudas directas a los sectores afectados. Se ha perdido una nueva oportunidad de apoyar a los autónomos como lo están haciendo nuestros vecinos europeos", denunció.

Los autónomos de prácticamente todos los sectores se preguntan por qué el Ejecutivo español se ha limitado, en la mayoría de los casos, a poner en marcha medidas como algunas prestaciones temporales y no han recibido más subvenciones y ayudas directas, como por ejemplo, sus homólogos alemanes. En Alemania, se paga a los negocios afectados una ayuda directa que supone el 75% de lo que facturaron en el año anterior, en este sentido, los hosteleros denunciaron que en España el coste del Plan apenas recaiga en las arcas públicas, al no haber suficientes subvenciones, moratorias o préstamos. "Es imprescindible que haya ayudas directas a la hostelería porque una de cada diez empresas llevadas por autónomos se encuentran en riesgo de cierre y de desaparición” apuntó Gallego.

"Arrastramos una pérdida de facturación de entre un 40% y un 50% con respecto al 2019. No necesitamos más moratorias ni prolongaciones de créditos, necesitamos ayudas económicas que no tengamos que devolver para poder mantener los negocios", concluyó Pedro Campo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC).

El Banco de España se une a la petición al Gobierno para que ponga en marcha ayudas directas para los autónomos