viernes. 03.07.2020

PARA AYUDAR A LOS QUE TIENEN MÁS DIFICULTADES

El cese de actividad se prolonga hasta septiembre centrado en tres perfiles

El cese de actividad se prolonga hasta septiembre centrado en tres perfiles
Las asociaciones de autónomos y el Gobierno alcanzaron un acuerdo para alargar ayudas en el cese de actividad hasta septiembre centradas en los tres perfiles que más dificultades pueden tener para recuperarse de la crisis.
El cese de actividad se prolonga hasta septiembre centrado en tres perfiles

Las tres organizaciones representativas de los autónomos han firmado con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones un acuerdo para prorrogar las ayudas extraordinarias de la prestación por cese de actividad hasta septiembre. Según aseguró el responsable de este ministerio, José Luis Escrivá, la nueva norma se aprobará mañana en Consejo de Ministros aunque prevé que estas ayudas se centren en tres escenarios diferentes de autónomos que se han visto afectados por el Estado de Alarma y, especialmente, en aquellos que seguirán experimentando fuertes caídas en sus ingresos más allá del mes de junio. 

"Es una satisfacción poder anunciar en este momento que hemos consensuado con las organizaciones que representan a los autónomos la extensión de las ayudas extraordinarias que han estado vigentes durante el Estado de Alarma hasta finales del mes de septiembre", aseguró el ministro de Inclusión Seguridad Social y Migraciones en la  comparecencia que hizo ante los medios posterior a la firma del acuerdo, y a la que también asistieron los presidentes de las tres asociaciones representativas de los autónomos que han intervenido en el pacto: ATA, UPTA y UATAE. 

Según explicó el ministro Escrivá, el acuerdo alcanzado constará de "tres elementos diferentes" para cubrir las distintas necesidades y circunstancias de los autónomos afectados por la pandemia. Una va dirigida a la continuación de las ayudas de prestación por cese de actividad extraordinaria -aunque más parecida a la ordinaria- para los que tengan fuertes caídas en sus ingresos; y otro escenario busca la protección de aquellos autónomos "de temporada, es decir, aquellos que estén afectados por la estacionalidad". Además, para todos los que no puedan acreditar caídas en su facturación elevadas pero hayan estado acogidos a la actual prestación por cese de actividad extraordinario, se alargarán automáticamente las exenciones de sus cuotas a la Seguridad Social. 

Han de cumplir ciertas condiciones

A la espera de que el acuerdo firmado entre agentes sociales y Gobierno se apruebe en Consejo de Ministros, lo que se desprende de las palabras del ministro y de los representantes de los autónomos es que esta nueva norma constará de tres elementos diferenciados e incompatibles entre sí para cubrir las distintas necesidades de los autónomos. 

Nueva prestación para autónomos con fuertes caídas de ingresos

Por un lado, el pacto permitirá que aquellos trabajadores por cuenta propia que tengan durante el tercer trimestre del año una reducción de facturación del 75% o más respecto al mismo periodo de 2019 puedan acogerse directamente a la prestación por cese de actividad. Eso sí, siempre que sus ingresos netos no superen 1,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Según se puede deducir de las palabras del ministro Escrivá, los que se acojan a esta nueva prestación, diferente a la que estaba en vigor hasta ahora, podrán seguir disfrutando de una prestación  correspondiente al 70% de su base reguladora -habitualmente 661 euros-  pero no a la exoneración de las cuotas a las que daba derecho la prestación extraordinaria. 

Esto se explica por que, tal y como aseguró el ministro, la nueva 'versión' de la prestación es algo así como un punto intermedio entre la prestación extraordinaria (la actual y vigente hasta el 30 de junio) y la ordinaria (el conocido paro de los autónomos). A diferencia de la ordinaria, esta prestación sí será compatible con el desarrollo y mantenimiento de la actividad pero, a diferencia de la extraordinaria, no incluirá una exención de cuotas.

En palabras del ministro, "hemos puesto en marcha una nueva prestación que podrán solicitar los autónomos, una ayuda  adicional que ya no es de carácter extraordinario y que es más parecida a lo que debería ser el cese de actividad ordinario pero que seguirá teniendo algunos elementos parecidos a la que hemos tenido hasta ahora. Aquellos autónomos que durante todo el trimestre que va de julio a septiembre tengan una caída de sus ingresos superior al 75% respecto al trimestre  anterior tendrán derecho a la prestación en los términos que ha habido hasta ahora". Es decir, percibirán el 70% de la base de cotización y el cobro será compatible con el desarrollo de la actividad.

Exoneración de las cuotas para los que no accedan 

Por otro lado, el segundo elemento del acuerdo va dirigido a proteger a todos aquellos autónomos que estén acogidos a la actual prestación por cese de actividad extraordinario pero que, sin embargo, no presenten una reducción en su facturación tan elevada. Previsiblemente -y a la espera de confirmación mediante la aprobación del acuerdo que tendrá lugar mañana en Consejo de Ministros- para todos ellos no continuará la prestación de, al menos, 661 euros, un 70% de la base reguladora, pero sí se alargará automáticamente y sin necesidad de justificación alguna la exoneración de las cuotas. 

Ésta exención se irá reduciendo conforme pasen los meses, hasta anularse en octubre. Es decir, " hemos habilitado una bonificación de la cuota de autónomos. Ésta será del 100% en julio, del 50% en agosto y del 25% en septiembre", precisó el ministro Escrivá. En otros palabras: en julio, estos autónomos no deberán pagar sus cotizaciones, en agosto deberán abonar la mitad y en septiembre el importe correspondiente a tres cuartas parte de su cuota.

Según añadió el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos -que compareció tras el ministro-, la exención afectará a "todos los autónomos que eran beneficiarios de la prestación extraordinaria, hayan abierto o no hayan abierto; tengan actividad o no la tengan".

Una prestación dirigida a autónomos afectados por la estacionalidad

Al igual que para los autónomos con fuertes caídas de ingresos, también se ha habilitado una prestación para los denominados 'autónomos de temporada', aquellos que desarrollan su actividad  y sólo se dan de alta durante unos pocos meses al año y que habían quedado excluidos de la prestación extraordinaria durante estos últimos meses.

Todavía están por confirmar los requisitos que deberán cumplir estos autónomos, como feriantes o músicos, para ser considerados "de temporada", pero el ministro ya adelantó que son aquellos "con ingresos muy estacionales y que tienen una especial forma de cotizar. Todos ellos tendrán también una prestación que les homologa a la que ha estado vigente durante este periodo para los autónomos que no tienen esta situación".

Esta ayuda que se ha habilitado para ellos, será equivalente al 70% de su base de cotización y podrán percibirla durante cuatro meses de la época estival. Es decir, será del mismo importe que el cese de actividad aunque -y a la espera de que se publique mañana el texto oficial- es previsible que esta prestación tampoco venga acompañada de exención de cuota.

Para el ministro Escrivá, el acuerdo alcanzado entre Gobierno y agentes sociales es " una buena noticia. Hemos recibido peticiones de las tres organizaciones, ATA, UPTA y UATAE, y sus contribuciones nos sirvieron de base para elaborar la norma que se va a aprobar. Hemos plasmado lo que nos habían planteado más nuestra propia visión de la situación y hemos llegado a un buen texto. A partir de junio la situación afortunadamente será mejor pero seguiremos teniendo dificultades. Seguirá habiendo áreas importantes de los agentes económicos que van a seguir teniendo dificultades".

Los autónomos satisfechos con el acuerdo

En la comparecencia posterior a la firma también asistieron los presidentes de las tres asociaciones representativas del colectivo de autónomos y que han intervenido en el acuerdo. Todos ellos se mostraron satisfechos por haber alcanzado un acuerdo, tras largas semanas de negociación, en el que se han incluido varias de sus propuestas para proteger a los autónomos que, a pesar de haber finalizado el Estado de Alarma, todavía tardarán en recuperar los niveles de actividades previos a la crisis.

"Hoy se da un paso fundamental importante en la protección de los autónomos y, fundamentalmente, de los autónomos que peor lo están pasando por la pandemia", aseguró Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Según el presidente de la asociación, este pacto "era necesario para todos, para los autónomos y para la confianza en el país. Por eso, agradecemos el nivel de diálogo y voluntad de acuerdo del Gobierno para plasmar estas tres ayudas".

Tres elementos que , según Amor, son los que "habíamos trasladado las organizaciones de autónomos al Gobierno y que protegen a los autónomos que más lo necesitan. A los que eran beneficiarios de la prestación y que, hayan abierto o no y tengan la actividad que tengan, podrán optar a una exoneración de la cuota; a los que tienen especiales dificultades y van a seguir manteniendo una prestación de cese de actividad; y, además, se da protección a unos autónomos que se habían quedado fuera de las ayudas que son los autónomos estacionales". 

En este mismo sentido, Eduardo Abad, presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), también apuntó lo importante que es proteger a estos autónomos estacionales y darles acceso a una prestación porque se trata de un colectivo que se encuentra en la “indigencia económica”, que “viven de lo que producen en estos meses estivales” y que “era fundamental” incluir en esta nueva prorroga de las ayudas.

Por otro lado, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, recordó que, "es verdad que en estos momentos el 90% de los autónomos ya tienen su actividad en marcha, pero aún tenemos un 10% que siguen cerrados. Y con este acuerdo ayudamos a aquellos que tienen menos facturación, más caída de actividad, y sobre todo a aquellos que, desgraciadamente, por los riesgos sanitarios no pueden ejercer su actividad. Éste, ha sido el primer acuerdo que hemos firmado las organizaciones de autónomos con el Gobierno en esta legislatura. Esperemos que no sea el último".

El cese de actividad se prolonga hasta septiembre centrado en tres perfiles