sábado. 16.10.2021

SI NO HAY CAMBIOS, SÓLO UN 10% DEL COLECTIVO LAS COBRARÁ

Clamor entre los autónomos al no poder acceder a las ayudas directas por las condiciones del Gobierno

calviño-ayudas-directas-autonomos
Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital
Tras dieciocho meses de pandemia, se estima que sólo el 10% de los autónomos cobrarán las ayudas directas, a causa de las "estrictas" condiciones impuestas por el Gobierno. Desde la hostelería al taxi, muchos sectores exigen que se modifique ya el Real Decreto 5/2021 para que las subvenciones lleguen realmente a los negocios. 
Clamor entre los autónomos al no poder acceder a las ayudas directas por las condiciones del Gobierno

Ya hace más de medio año que el Gobierno anunció el ansiado paquete de 7.000 millones de euros en ayudas directas, que serviría para resarcir las pérdidas de miles de autónomos y empresas afectados por la pandemia. Sin embargo, tras siete meses desde que se aprobara el Real Decreto 5/2021 que regula las subvenciones, los expertos advierten que las comunidades van a tener que devolver, con casi total seguridad, buena parte de lo presupuestado porque apenas hay negocios capaces de cumplir las condiciones de acceso, como tener facturas pendientes a 31 de mayo, no tener deudas con la Administración, pertenecer a uno de los CNAEs establecidos por norma o no haber tenido pérdidas en 2019. 

De hecho, se prevé que estas ayudas no alcancen a cubrir ni a tan si quiera 300.000 de los 3,3 millones de autónomos que hay en España, menos del 10%. Diferentes sectores clave para nuestra economía y que se vieron muy dañados por la crisis, como la hostelería, el comercio, el taxi, las agencias de viajes o el ocio nocturno, aseguran sentirse "decepcionados" ante unas ayudas directas, "que no están ayudando a la mayoría de negocios que lo necesitan". En algunas actividades, como el taxi, hasta un 99% de los trabajadores por cuenta propia podrían quedar excluidos. Según las diferentes asociaciones sectoriales con las que se puso en contacto este medio, el paquete de subvenciones no sólo ha llegado con lentitud a las comunidades autónomas, sino que, además, tal y como está diseñado, no llegará a la gran mayoría de autónomos y negocios que se han visto afectados por la crisis. 

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) lleva meses solicitando que se modifique el Real Decreto 5/2021, ya que los autónomos que estén al corriente de pago con todos sus proveedores no van a poder acceder a las subvenciones que lleva meses prometiendo el Gobierno aunque necesiten ese dinero para sobrevivir.  Como ya avanzó este diario, esta condición no aparecía literalmente recogida en el Real Decreto-ley 5/2021, que regula las famosas ayudas directas, sino que fue  la ambigüedad de la 'legislación de urgencia', junto a una instrucción de Hacienda la que ha empujado a las autonomías a optar por la interpretación más restrictiva y dejar fuera de las subvenciones a autónomos, a sabiendas de que necesitan este dinero y llevan un año gastando de los ahorros de toda una vida para no generar deudas con sus proveedores.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, avanzó en una reciente entrevista a este medio que las estrictas condiciones con las que han tenido que lidiar los negocios han desalentado a los trabajadores por cuenta propia, y han provocado que "la cobertura de estas ayudas directas sea ridícula".  Si bien pueden servir "a los autónomos que tuvieran deudas a 31 de mayo, a los demás no. Suelo poner un ejemplo muy ilustrativo: 1,5 millones de autónomos han accedido al cese de actividad desde que se puso marcha, por lo que tuvieron que sufrir caídas de, como mínimo, un 50% de su facturación o estar cerrados. Sin embargo, ni si quiera 300.000 se espera que puedan  percibir las mal llamadas 'ayudas directas'. Éstas no son las compensaciones que se merecen los autónomos", explicó Amor.

Entre un 97% y un 99% de los taxistas podrían quedar fuera de las ayudas directas

El sector del taxi ha prestado sus servicios desde el principio de la pandemia. A pesar de ello, los autónomos del sector llegaron a soportar caídas de la actividad de más del 75%. Ahora, tras el levantamiento de las restricciones, los taxistas recuerdan que su negocio no se ha recuperado del todo, y la situación sigue siendo agónica.  

A esto hay que añadir que el ocio nocturno sigue cerrado, y el turno de noche supone, para muchos, la mayor parte de su facturación. Buena parte de los clientes del sector son, a su vez, clientes de otros sectores.  Al haberse restringido la actividad de bares, cafeterías, restaurantes y, sobre todo, discotecas, la situación de muchos taxistas se ha tornado insostenible. 

Con todo ello, "calculamos que ni si quiera un 3% de los autónomos del sector logrará acceder a estas subvenciones. Son para cubrir préstamos ICO o similares, que no afectan prácticamente a nuestra actividad y los requisitos son muy complicados de cumplir. Pareciera que hayan diseñado estas ayudas para que las pidan pocos negocios. No sirven para cubrir préstamos de compra de licencias de taxi o vehículos, que es el mayor gasto que soporta nuestro sector. Los taxistas están indignados", aseguró  Miguel Ruano, presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT).

Según Ruano, de no modificarse el Real Decreto- Ley 5/2021, y especialmente la condición de tener deudas pendientes a 31 de mayo, "las ayudas pasarán sin pena ni gloria por el sector. Por cuantificarlo, podrían ser entre un 97% y un 99% de los taxistas los que queden excluidos de las condiciones. Un taxista, por norma general, no deja facturas a deber en su día a día, porque nuestros gastos mensuales se basan en carburante, seguros y pagos de impuestos y cotizaciones, que no se pueden dejar a deber. Y las mayores deudas de los taxistas son por el vehículo y la compra de la licencia, y esas deudas, en la inmensa mayoría de los casos, no vienen de 2020, sino de antes", explicó el presidente de la FAAT. 

Ni un 5% de los comerciantes han logrado acceder a las subvenciones 

El comercio es una actividad compuesta por todo tipo de tiendas, desde electrodomésticos hasta alimentación o textil,  y se ha visto afectado de forma muy diferente a lo largo de esta crisis. Algunos negocios pudieron permanecer abiertos mientras otros tuvieron que bajar la persiana. En todo caso, el COVID-19 fue la puntilla para un sector que ya venía de una situación delicada, con grandes caídas en la facturación.  

Ahora, que muchos pensaban que iban a recibir una mínima compensación, las condiciones han dejado fuera a la mayoría. "La complejidad y lo reducido de los importes a cobrar hacen, no ya que los autónomos del comercio queden excluidos, si no que ni si quiera intenten acceder. Muchos desisten por las trabas y el exceso de requisitos que se han impuesto", explicó Carlos Moreno, portavoz de la Confederación Española del Comercio (CEC). 

Tras meses de pandemia, los comerciantes siguen sin cobrar las ayudas "por los requisitos, por el retraso y ambigüedad de su paso a las Comunidades  Autónomas. También por su gestión interna y porque España se ha cerrado para realizar cualquier trámite desde primeros de julio", apuntó Moreno

Según el portavoz de la CEC, todo ello ha provocado que, a día de hoy, ni si quiera un 5% de los miles de autónomos al frente de un comercio hayan logrado acceder a estas ayudas. Y el portavoz de la CEC advirtió que si no se cambian los requisitos, entre otros la exigencia de tener deudas a 31 de mayo o dirigir toda la ayuda a cubrir estas deudas pendientes, "dudo que haya más de un 15% de beneficiarios en el sector". 

"Casi ningún hostelero" cobrará las ayudas directas, a pesar de haber gastado todos sus ahorros 

Los hosteleros de casi todas las comunidades españolas llevan dieciocho meses soportando restricciones en la actividad y en sus horarios.  Según los últimos datos de los Indicadores de Actividad del Sector Servicios del INE (Instituto Nacional de Estadística) la cifra de negocios de la hostelería descendió en 2020 un 51,4% respecto al año anterior. Lo que supone una pérdida de aproximadamente 67.000 millones de euros, respecto a la facturación que se alcanzó en 2019.

Por ello, los hosteleros no entienden que ahora, después de meses pidiendo un plan de rescate al sector, y ayudas directas,  se penalice con criterios como el de tener deudas pendientes, que han provocado "que las subvenciones no lleguen a casi nadie", aseguró José Luis Yzuel, presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE).  Para Yzuel "hay que modificar los requisitos sin ninguna duda, si no las ayudas no llegarán a casi ningún hostelero". 

De hecho, el presidente de la confederación de hosteleros ha venido asegurando en los últimos meses a este diario que muchos autónomos al frente de bares y restaurantes que han vendido su segunda vivienda para cumplir con su obligación de pagar el local, la luz, el agua y el género con el que trabajan,  van a quedar fuera por "vender su patrimonio, por haber dedicado todos sus ahorros y haberse endeudado por su negocio. Es una tomadura de pelo". 

Las "pocas" agencias de viaje que accedan a las ayudas tendrán que devolver "la mayoría del dinero" 

Las agencias de viaje han sido quizás el sector -junto al ocio nocturno- más afectado por las restricciones desde que el pasado mes de marzo de 2020 se decretara el estado de alarma. "A diferencia de otras actividades, las agencias de viaje no han tenido ni un solo respiro en un año y medio. Ha habido momentos más y menos malos pero, sin duda, hemos sido un sector metido hasta el fondo en esta crisis. A pesar de ello, cientos de autónomos y empresarios al frente de agencias viaje han sido éticos y profesionales y han intentado pagar por todos los medios a sus proveedores. Y, por el momento, ese simple motivo va a hacer que en muchos casos no cobren nada", explicó Cesar Gutiérrez, presidente de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE).

Según Gutiérrez, "lo que se ha hecho con este paquete de ayudas es perjudicar a los autónomos y empresarios de las agencias de viajes -y casi todo los sectores- que han hecho un esfuerzo titánico por mantener su negocio,  para conseguir pagar a sus proveedores y ser cumplidores. A todos esos se les ha dejado fuera de las ayudas. Creo que, hasta ahora, las subvenciones van dirigidas, fundamentalmente, a cubrir préstamos ICO y aliviar el riesgo financiero del Estado. Además, los pocos que logren cobrar tendrán que pagar una parte de estas minúsculas ayudas en la RENTA. Con lo cual, de lo poco que se pague, habrá una buena parte que volverá al Estado, ya sea por medio de los autónomos o de las CCAA que devuelvan el dinero no utilizado". 

Hasta tal punto serían restrictivos estos requisitos que, "a pesar de que los 7.000 millones eran claramente insuficientes, las comunidades se están viendo obligadas a ampliar continuamente los CNAEs de destinatarios de las ayudas, porque sino las ayudas no se cubrirían. Es cierto que dentro de las agencias, ha habido algunos autónomos que han logrado acceder a créditos ICO  y podrán utilizar parte de las ayudas a cubrir estos créditos. Pero hay pocas que tengan facturas pendientes, porque es muy complicado tenerlas en nuestro sector: nuestros gastos, como por ejemplo los seguros, si no los pagas, es muy difícil mantenerse a flote", dijo el presidente de FETAVE.

Por ello, según estimaciones del sector, un 80% de las agencias de viaje, aunque cobraran, no podrían hacer uso de las ayudas recibidas, por no poder justificarlas. "Por lo que muchos autónomos directamente han desistido de solicitarlas. El requisito de las facturas pendientes es tan estricto que hace que, aunque el autónomo cobre por sus caídas de facturación, la mayor parte del dinero vaya a tener que devolverla porque no tiene tantas deudas que cubrir como dinero le corresponde por su caída de facturación", apuntó César Gutiérrez. 

Siete de cada diez negocios de ocio nocturno quedarán fuera de las ayudas

Los autónomos al frente de discotecas y locales de ocio nocturno han estado desde el principio de la pandemia en el foco de todas las restricciones. Muchos de estos negocios ni si quiera han logrado abrir un año y medio después. De hecho, las discotecas y bares de ocio nocturno han soportado unas pérdidas medias mensuales de hasta 30.000 euros. Que, por dieciocho meses, darían unas pérdidas totales de 540.000 euros. A pesar de ello, la mayoría del sector podría quedar excluido de estas subvenciones.

Según Vicente Pizcueta, portavoz de España de Noche "el Gobierno ha anunciado a bombo y platillo estas ayudas que, en realidad, de poco están sirviendo a los negocios "Se ha hecho mucha propaganda de unas subvenciones que luego, no están pagando. Pero más allá de la propaganda, lo cierto es que las condiciones son indignantes. Si un empresario al frente de una discoteca, después de toda una crisis sin poder abrir, gastando miles de euros cada mes, decide cumplir y cubre sus deudas, no cobrará ni un euro. Si empeña su patrimonio para mantener su negocio, quedará excluido".

A nivel estatal, calculamos que "en el sector del ocio nocturno, que es el más perjudicado por la crisis del COVID, las ayudas directas han cubierto a penas un 11% de las pérdidas ocasionadas.  Y hablamos de pérdidas, no de caída de facturación. Las ayudas son un laberinto para los autónomos y son conceptualmente incompatibles con su propio objetivo, que debería ser ayudar a cubrir las pérdidas. Paradójicamente, si has cubierto estas pérdidas, no puedes cobrar ayudas", añadió Pizcueta.

Por todo ello, el sector estima que siete de cada negocios quedarán directamente y excluidos de las subvenciones. Y el 30% que logre acceder verá cubierto apenas un 15% de sus pérdidas 

Clamor entre los autónomos al no poder acceder a las ayudas directas por las condiciones del Gobierno