viernes. 23.08.2019

HAY FACTURAS PENDIENTES DESDE EL 2014

Las comunidades autónomas deben más de 4.000 millones a sus proveedores

Las comunidades autónomas deben más de 4.000 millones a sus proveedores

Pese a que, según Hacienda, la deuda a proveedores de las comunidades autónomas se ha reducido en más de 900 millones de euros y los periodos medios de pago se han acortado en 11 días, los territorios todavía arrastran facturas pendientes de pago por importe de 4.012 millones de euros. 

Las comunidades autónomas deben más de 4.000 millones a sus proveedores

Las comunidades autónomas todavía guardan en sus cajones un importante número de facturas sin pagar a sus proveedores cuya suma ascendía a 4.012 millones de euros el pasado mes de marzo, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda.

Este departamento ministerial asegura que, en términos interanuales, el acumulado se ha reducido en algo más de 909 millones de euros. Es decir, en marzo de 2018, la deuda comercial sobrepasaba los 4.021 millones de euros. A pesar de la buena noticia los datos ponen de manifiesto un cierto frenazo en el ritmo de los recortes. Si bien entre febrero y marzo de 2018 la deuda caía  a un ritmo del 4,23% (220 millones de euros menos entre uno y otro mes), en el mismo periodo de este año el descenso ha sido de un 2,43% (99 millones), casi dos puntos menos.

De los más de 4.000 millones de euros que las autonomías deben a autónomos y pymes, 638,14 millones se corresponderían a facturas pendientes de pago emitidas entre los años 2014 y 2018. Mientras que, los restantes 3.373,95 millones se habrían originado en operaciones formalizadas durante los tres primeros meses del año.

Cataluña, Valencia y Andalucía son las que más deben 

Por comunidades autónomas Cataluña (1.174 millones de euros), Comunidad Valenciana (873 millones de euros) y Andalucía (340 millones de euros) son las que mayores importes acumulan. En total, suman el 59,4% de la deuda comercial con proveedores que había en España a finales del tercer mes de este año.

Asimismo, el 71,91% (2.885,16 millones de euros) de la citada deuda se encuadra dentro del sector sanitario, es decir, hospitales, centros de salud, farmacias… Habiéndose contraído el 81,61% de ésta entre enero y marzo de este año 2019. Porcentaje seis puntos inferior que el registrado el pasado ejercicio (87,78%) cuando aún estaba el Partido Popular al frente del Gobierno.

Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Cataluña las que peor pagan

Los autónomos y las pequeñas empresas y negocios son los que más padecen los efectos de la morosidad de los gobiernos regionales. Cabe recordar que durante la crisis casi medio millón de negocios tuvieron que cerrar a consecuencia de las demoras en los pagos tanto del sector privado como del sector público. Asimismo la morosidad cuesta a los autónomos cerca de 1.000 millones de euros cada trimestre según los datos de la Comisión Europea.

Pese a que el segundo debería servir de ejemplo al primero, lo cierto es que ni comunidades autónomas ni corporaciones locales cumplen con los 30 días de máximo que establece la Ley contra la morosidad. En el caso de las autonomías el periodo medio de pago (PMP) se fijó en 33,12 días. Ahora bien, hay algunas de ellas que son más incumplidoras que otras. Es el caso de Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha y Cataluña, que abonan sus facturas a 52,26, 50,93 y 40,49 días de media respectivamente. Las tres, además, han incrementado el periodo medio global con respecto al mes de febrero en ocho, dos y cinco días.

Se da también la circunstancia de que tanto la región que preside el catalán Quim Torra como la liderada por el valenciano Ximo Puig son dos de las que han elevado su gasto público en los últimos años. Según publicó el diario La Información el pasado domingo, entre 2012 y 2018, lo habrían hecho en un 8,7% y un 2,3% cada una de ellas.

En la parte contraria, Andalucía con 15,48 días de media, Galicia, con 17,78 y Asturias, con 19,16, son las que menos tardan en pagar sus facturas.

No obstante, si comparamos los datos de los Plazos Medios de Pago con los de 2018, se percibe un esfuerzo por parte de las comunidades autónomas en dar cumplimiento a los plazos máximos de 30 días que marca la legislación. Hace un año éstos eran de 44,13 días de media. Esto es, se han reducido 11 días.

Los Ayuntamientos empeoran su plazos medios de pago

Quienes parecen haberse relajado (y mucho) en el cumplimiento de sus obligaciones de pago en tiempo y forma con sus proveedores son las corporaciones locales.

En marzo abonaron sus facturas en periodo medio de 70 días, casi tres más que hace un año (67,87) y cerca de 24 por encima del cuatro trimestre de 2018 (46,23). Incremento que según explican desde el Ministerio de Hacienda resulta “algo habitual” durante el primer trimestre “por el apalancamiento en las operaciones pendientes de pago (facturas antiguas pendientes en el periodo que se informa”.

Si bien Cataluña se encuentra en las primeras posiciones del ranking de autonomías con mayores dilaciones a la hora de pagar se da la paradoja de que Barcelona es el municipio (de los principales) que antes abona sus facturas. Lo hace a 13,83 días. Le sigue Murcia, con 21,22 y Madrid con 24,15. El farolillo rojo lo luce Las Palmas de Gran Canaria con 70,82 días.

Las comunidades autónomas deben más de 4.000 millones a sus proveedores