domingo. 13.06.2021

UNA DE LAS ACTIVIDADES MÁS AFECTADAS POR EL CORONOVIRUS

El ministro de Cultura se reunirá con los artistas ante las críticas de este colectivo

cultura
El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, en una ronda de reuniones con representantes del mundo de la cultura

El sector cultural es uno de los más golpeados por la crisis del Coronavirus. No solo han tenido que posponer todos los eventos, sino que no cuentan con medidas específicas por parte del Gobierno, lo cual ha provocado una decepción mayúscula entre los artistas.

El ministro de Cultura se reunirá con los artistas ante las críticas de este colectivo

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, se comprometió a mantener una mesa de trabajo con el sector cultural. Sin embargo, por el momento, no se ha producido, aseguraron desde el colectivo de artistas. Precisamente ayer, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, Maria Jesús Montero, anunció que esta reunión por fin se va a celebrar y admitió que los autónomos del mundo de la cultura tienen  problemas específicos que se deben atender.

“Hoy toca pensar en los enfermos, en salvarles la vida y en parar el virus. Cuando lo consigamos, haremos todo para reactivar la Cultura y el Deporte”, expresó el ministro de Cultura hace unos días. Por tanto, el colectivo se tendrá que acoger a las mismas medidas que el resto, es decir, a las ya aprobadas por el Gobierno en relación con los ERTE, los avales ICO o las ayudas por cese de actividad para autónomos.

Pero esta situación no sentó nada bien a numerosos artistas y la gran mayoría fue extremadamente crítico ante la falta de diálogo. Por ejemplo, Javier Cuevas, está convencido de que “si el Ministro de Cultura no activa medidas para cultura, igual debería dejar de ser (ya mismo) el Ministro de Cultura”. Por su lado, el productor de teatro Jordi Buxo fue mucho más duro al afirmar en su cuenta de Twitter: “Sr. Ministro José Manuel Rodríguez Uribes, entiendo que después de sus declaraciones ha renunciado usted a su sueldo y se ha marchado a casa hasta llegado el momento que usted señala, ¿no? Y si no es así, ¿me puede explicar a qué dedica su tiempo laboral?”.

Reclaman medidas específicas

El sector entiende el estado de emergencia, pero se muestra decepcionado y pide medidas para proteger la actividad en estos momentos y no sólo para reconstruirla cuando todo pase. El pianista Mario Prisuelos se lamentaba del “increíble el abandono al que aboca el Ministerio de Cultura al sector cultural. Los sectores culturales han mantenido estos días reuniones con un ministro de cartón, otros países ya están tomando medidas”.

Este es el fondo de la cuestión. Los artistas han reclamado medidas concretas para paliar el efecto del parón en todos los espectáculos motivado por el Estado de Alarma. El manager de artistas Antonio Perez, entre los que se encuentra la cantante Laura Low, explicó que las soluciones para esta industria son más complejas que en otras profesiones. “Estamos pendientes de qué ayudas se aprueban para nosotros porque han salido ayudas generales para autónomos, pero está por ver si habrá ayudas específicas para artistas porque la industria lo va a pasar muy mal”. A lo que añadió que “cuando te dicen que se puede pedir una ayuda si han caído los ingresos por debajo del 75%, para nosotros es un tema muy complejo porque en la industria musical los ingresos suelen ser en unos meses concretos. Nosotros no podemos hacer una comparativa con otros autónomos. A lo mejor otro autónomo factura más o menos lo mismo todos los meses, pero nosotros no podemos hacer una comparativa, ya que en la música los ingresos se centran en unos meses y en otros no ingresamos nada.”.

Además, las estrategias de promoción están paradas, por lo que las inversiones realizadas  no van a tener resultados. Eso sí, los artistas tienen que seguir pagando todas sus facturas y las cuotas al RETA. “He pagado la cuota de marzo, tengo los mismos gastos, pero no ingreso nada”, comentó el cantante Joan Garrido. Y es que, “por mucho que hagan conciertos en las redes, eso no da dinero”.

Cancelación de eventos a causa del Coronavirus

Dentro de su ámbito de competencias, el Gobierno ha informado de su decisión de no cancelar sino aplazar las obras, conciertos o actuaciones programadas en los espacios dependientes del Ministerio, y fortalecer el Programa PLATEA, que supone una red de programación estable y de contratación de compañías de artes escénicas.

Sin embargo, no todas actuaciones podrán reprogramarse. El cantante Joan Garrido, estaba preparando una gira, al igual que muchos otros, pero aseguró que “algún concierto podrá perderse por tema de fechas, disponibilidad de salas… entre otras cosas”.  También recuerda que España entrará en la época de festivales dentro de muy poco. El representante Antonio Perez está seguro de que no todos se podrán celebrar. “Los festivales de verano se suman a las fiestas de los propios municipios. Muchos de estos eventos reciben subvenciones para que se realicen en dichos municipios, pero este año seguramente los ayuntamientos tengan otras necesidades económicas".

Por su lado, el actor y escritor Álvaro de Paz, explicó que los eventos tienen una estrategia de marketing y que se lanzan en fechas concretas, por lo que hay obras que probablemente no se puedan estrenar o no tengan la repercusión que iban a tener en otro momento. Además, “las producciones de cine están todas stand by. Los proyectos han tenido que paralizar los rodajes y se van a encontrar con la traba de que, probablemente, no se puedan retomar porque les falte gente del equipo”.

Dudas legales ante la situación

Lo que está claro es que la medida del Gobierno de posponer todos los eventos y no dar ayudas ha provocado una decepción mayúscula entre el sector. Pero, ¿qué ocurre con las entradas? ¿Y con el caché de los artistas? ¿El seguro cubre algo? Pues bien, tal y como informan los asesores legales de Legal & Arts, “en este caso concreto hay que partir de que las competencias en materia de espectáculos son autonómicas, por lo que la regulación puede cambiar en función del lugar donde nos encontremos. Si bien, la normativa suele ser bastante similar, estando contemplado en la mayoría de las normativas la devolución del precio de la entrada cuando el espectáculo se suspende o se modifica sustancialmente. Asimismo, hay que tener en cuenta que para las entradas adquiridas por particulares será de aplicación la Ley de Consumidores y Usuarios, donde se contempla que el consumidor tiene derecho a la devolución del importe pagado en supuestos de fuerza mayor, como sería la suspensión por las autoridades, por lo que entendemos que procedería la devolución del importe”.

En este sentido aclaran los abogados que el artista no tiene la consideración de consumidor por lo que habrá que acudir al contrato firmado con la sala o promotor ya que rige la autonomía de las partes. Por ello, en caso de cancelación por el Coronavirus habrá que estar a lo pactado en los supuestos de suspensión de fuerza mayor, y si éste puede cobrar la totalidad del caché, o por el contrario procede la devolución de los importes que se hayan adelantado e incluso si le pueden repercutir gastos. La realidad es que gran parte de los contratos de actuaciones musicales establecen que, si el promotor o el artista cancelan el acto por causa de fuerza mayor pueden quedarse con los anticipos cobrados hasta la fecha. No obstante, esta cuestión es totalmente negociable por lo que también podría incluirse la posibilidad de buscar nueva fecha para el concierto, por lo que no habría incumplimiento como tal y por ende no habría obligación de devolución de los importes o indemnización entre las partes.

En cuanto a los seguros aclaran que “la realidad es que los seguros de conciertos y festivales pueden cubrir cancelaciones por causas ajenas al control del promotor debidas a causas extremas, si bien, habrá que estar estipulado en las cláusulas de las exclusiones del contrato. Es posible que si la póliza se firmó antes del 2020 haya más posibilidades de cobertura dado que no era tan habitual contemplar pandemias o emergencias sanitarias y por tanto no estará excluido expresamente, algo que a partir ahora casi con total seguridad quedará excluido en todas las pólizas”, apuntan los asesores legales de Legal & Arts.

Digitalización de la cultura

La realidad es que esta industria es una de las más afectadas por el COVID-19 debido a las cancelaciones de conciertos, festivales, giras y otros eventos. También tiene el lado positivo. “El aislamiento obligado para un escritor puede esta incluso está bien si consigues que no te afecte lo de fuera porque, por ejemplo, ponerte a escribir ficción con lo que está pasando tampoco es fácil”, apuntó el escritor Álvaro de Paz. Y es que, muchos artistas están aprovechando el confinamiento para escribir, componer, ensayar,…

Además, el sector se está reinventando. “Estamos haciendo directos a través de las redes sociales”, cuentó el dúo musical Funzo & Baby Loud. El manager Antonio Perez afirmó que “la industria ha tenido que adaptarse y esto trae algo positivo para los más pequeños. El hecho de que la gente esté en casa consumiendo ocio a través de las redes, hace que los artistas tengan la posibilidad de llegar a más público. Eso sí, no es rentable porque económicamente no se gana: te puedes posicionar a través de las redes, pero no ganar a nivel económico”. Por lo menos es el caso de los artistas pequeños y medianos. Antonio Perez puso un ejemplo: “si hago un concierto online, puedo llegar a tener beneficios porque si lo retransmito a través de YouTube eso genera dinero por las visualizaciones. Se puede llegar a más público y no hay tantos profesionales de por medio entre los que repartir los beneficios: promotores, sello discográfico… Es decir, el artista grande sí puede ir cambiando su fuente de ingresos, pero el pequeño no va a tener tantas reproducciones, por lo que no puede vivir del streaming”, concluyó.

El ministro de Cultura se reunirá con los artistas ante las críticas de este colectivo