martes. 07.12.2021

LA SEGURIDAD SOCIAL NO LES DEJA APORTAR MÁS AL SISTEMA

Escrivá destopará las bases máximas en 2022 y los autónomos piden que los mayores de 48 años puedan cotizar más

Jose-luis-escriva-congreso
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en el Congreso.

El Gobierno pretende incrementar las bases máximas de cotización en 2022. Un destope que los autónomos llevan pidiendo desde hace años, aunque se quejan de que, a partir de los 48 años, muchos trabajadores por cuenta propia tienen limitadas sus aportaciones.

Escrivá destopará las bases máximas en 2022 y los autónomos piden que los mayores de 48 años puedan cotizar más

Uno de los objetivos que el Gobierno tiene marcados para 2022 es destopar las bases máximas de cotización. Es una medida que podría afectar directamente a los trabajadores por cuenta propia, ya que ello podría abrir la puerta a la negociación de una de las medidas que las organizaciones de autónomos, como ATA, llevan reclamando años: que se elimine el límite de cotización para muchos profesionales con más de 48 años.

En estos momentos, aunque la elección de la base de cotización es libre para los trabajadores por cuenta propia, ésta se ve restringida para muchos a partir de los 47 años por Ley. Edad a partir de la cuál, no pueden acceder a bases de cotización superiores, sino lo habían hecho antes. Razón por la que los autónomos consideran que si el Gobierno plantea un destope de bases máximas, debería empezar por la de los autónomos mayores de 48 años.

Durante su comparecencia en la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo de este jueves, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, adelantó que precisamente uno de sus objetivos para abordar el año que viene es la adecuación de las bases máximas de cotización. Según dijo, “España tiene una cierta anomalía ya que tiene muy topadas las pensiones máximas” y por eso cree que se debería avanzar hacia un modelo que permita destopar estos límites.

El tope para 2022 está fijado, si salen adelante los PGE en 4.139,40 euros al mes. La intención de Escrivá es eliminar este techo para que los contribuyentes puedan cotizar por bases más altas y obtener así mejores prestaciones de jubilación. Si bien, el ministro insistió en su discurso en que se trata de un hito que se abordará “manteniendo estrictamente la contributividad del sistema”.

El destope de cotización para los autónomos

El anuncio del destope de las bases máximas de cotización ha sido recibido como una buena noticia dentro del colectivo de autónomos. Puesto que vuelve a poner bajo el foco del debate la limitación de cotización que sufren muchos trabajadores por cuenta propia mayores de 48 años que, aunque quieran cotizar por bases superiores, la tienen en estos momentos limitada a 2.077 euros/mes hasta el momento de la jubilación. Algo que califican de “injusto”.

La vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Celia Ferrero, explicó que “el destope de cotización de estos profesiones es una de las medidas fundamentales para aumentar la protección de muchos trabajadores autónomos”. Ya que de esas aportaciones dependen no sólo la futura pensión de jubilación que van a recibir, sino otras prestaciones tan importantes como la baja por Incapacidad Temporal, por maternidad o paternidad, o por accidente laboral.

Para Ferrero se trata de una medida aún más importante máxime “cuando se incrementarían las aportaciones del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) a la Tesorería General de la Seguridad Social. No tiene sentido que en estos momentos, en los que se pone en duda la sostenibilidad del Sistema de pensiones, no se destopen las bases a los autónomos que quieran y puedan cotizar más” cuestionó Ferrero.

Dos destopes distintos y un mismo objetivo

Para el abogado laboralista, Alberto Ara, es muy importante diferenciar que el destope que plantea el ministro José Luis Escrivá y el que quieren las organizaciones de autónomos no es el mismo. “Por un lado está lo que el Ejecutivo plantea, que es elevar las bases de cotización a partir de las cuáles se calcula la pensión. Y por otro lado, está permitir a los trabajadores por cuenta propia que tienen más de 47 años cotizar por bases superiores” dijo Ara. Que añadió que a ambos objetivos se les llama destope y que tienen el mismo objetivo final, que el contribuyente tenga mejores prestaciones.

Según la página web de la Seguridad Social, los trabajadores autónomos “que a partir de 01/01/2021, este día inclusive, tengan 47 años de edad, si su base de cotización fuera inferior a 2.052,00 euros/mes no podrán elegir una base de cuantía superior a 2.077,80 euros/mes”. Y que para los trabajadores que tengan 48 años o más “a partir de 01/01/2021, este día inclusive, la base de cotización estará comprendida entre las cuantías de 1.018,50 y 2.077,80 euros/mes”.

Para Ara, que también es asesor jurídico de la Federación de Autónomos (ATA), si el Gobierno plantea el destope de las bases máximas, debería estudiarlo para todos los contribuyentes. “Lo que no se puede hacer hacer es un criterio de ampliación de bases para todo el mundo, pero seguir limitando, a su vez, la cotización a los autónomos mayores de 48 años”. A su juicio se trataría, en ese caso, de una medida “injusta” y de agravio comparativo para los trabajadores por cuenta propia, “especialmente, cuando más del 50% de los afiliados al RETA en estos momentos son mayores de 48 años”.

El argumento de la "compra de pensión" ya no tiene sentido

Las bases de cotización de los autónomos de 48 años se toparon hace años para evitar lo que entonces se llamaba la  ‘compra de la pensión’ y consistía en que un autónomo solía cotizar toda su vida laboral por una base mínima y, cuando se acercaba su edad de jubilación, se subía la base a la máxima para tener mejores años cotizados y conseguir una mejor pensión” explicó el abogado laboralista, Alberto Ara.

Era, según dijo, una práctica “que ya ha dejado de tener sentido. Porque ahora se han alargado los años que se utilizan para calcular la base reguladora de la pensión” puntualizó Ara. Actualmente se utilizan los últimos 24 años cotizados para calcular la base de la pensión que va a cobrar un contribuyente, con lo que ya no tienen tanto peso los últimos ocho. Además, la intención de este Gobierno es ampliar más los años para calcular la futura pensión, por lo que tendrá aún menos sentido.

Ara hizo hincapié en la importancia de que los autónomos, independientemente de la edad que tengan, puedan elegir la base de cotización que quieran dentro de los márgenes que se establezcan. “Lo que hay permitir es que los autónomos puedan escoger la base de cotización de manera voluntaria. Y luego lo que hay que hacer es mucha pedagogía” dijo el experto.

"Hay que explicarle a los autónomos que el ingreso que hacen mensualmente en la Seguridad Social (la cuota) no es un impuesto, es una inversión en uno mismo. El sistema de Seguridad Social va a devolverle al trabajador por cuenta propia en función de lo que haya cotizado”.

Así, de su cuota no solo dependerá la pensión de jubilación, sino la prestación que reciba cuando se ponga enfermo, tenga un hijo, sufra un accidente o le pille una incapacidad (temporal o permanente). De esta manera, “si se le permitiera al autónomo cotizar por una base más alta, esto significaría que tendría una mejor prestación si sufre un accidente, para la pensión de viudedad de su esposo, de orfandad de sus hijos o de jubilación cuando se retire”.

Tanto Ara, como Ferrero, añadieron que para animar a la cotización de los autónomos no sólo era necesario el destope, sino facilitar que puedan cambiar de base de cotización más veces al año (ahora pueden cuatro). “Los trabajadores por cuenta propia no saben cuánto van a ganar y la incertidumbre les hace cotizar por la base mínima. Por eso, permitirles cambiar la base de cotización, les da la posibilidad de cotizar por bases más altas a medida que ellos vean que tienen más posibilidades” concluyó Ara.

Escrivá destopará las bases máximas en 2022 y los autónomos piden que los mayores de 48 años puedan cotizar más