jueves. 28.10.2021

PERMANENTE Y DISPONIBLE PARA SITUACIONES EXTREMAS

El Gobierno se compromete a negociar con las organizaciones de autónomos un nuevo sistema de cese de actividad

cese-permanente-autonomos

En el Real Decreto-ley 18/2021, de 28 de septiembre, el Gobierno se compromete a negociar con las organizaciones de autónomos un nueva prestación extraordinaria permanente del cese de actividad. 

El Gobierno se compromete a negociar con las organizaciones de autónomos un nuevo sistema de cese de actividad

El Gobierno quiere que la modalidad extraordinaria de la prestación por cese de actividad para autónomos se incorpore permanentemente al listado de prestaciones dependientes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Y de esta forma extender en el futuro el escudo de protección de los trabajadores por cuenta propia en el caso de que se produzca alguna situación extrema, que conlleve una pérdida económica para su actividad como el estallido de una nueva pandemia, la erupción de un volcán o una catástrofe medioambiental. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) valora “muy positivamente” el compromiso adquirido en el BOE y anima al Ejecutivo a implementarlo cuanto antes.

Hasta el estallido de la emergencia sanitaria, el cese de actividad no estaba concebido para ser utilizado en situaciones extremas. Es una prestación más, junto a la de accidente laboral o la baja por enfermedad, por la que cotizan los autónomos y que la podían solicitar cuando cerraban su negocio y se quedaban sin actividad. Razón por la que se le denominaba como ‘paro de los autónomos’. Fue a partir de marzo de 2020, cuando se creó la modalidad extraordinaria del cese de actividad, para hace frente a la crisis originada por las restricciones y que llegó a acoger a más de 1,5 millones de autónomos durante los meses más graves de la pandemia.

Ahora, el Gobierno quiere desarrollar una nueva prestación del cese de actividad, para que entre en el catálogo de la Seguridad Social que permitiría a los autónomos solicitarla siempre que les sobrevenga una crisis económica ajena a su actividad. El Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 29 de septiembre recoge la intención del Ejecutivo de crear una modalidad permanente de cese extraordinario.

Se comprometen a hacerlo dentro del diálogo social

Se trata de un un compromiso que está recogido, concretamente, en la disposición adicional decimotercera del Real Decreto-ley 18/2021, de 28 de septiembre, de medidas urgentes para la protección del empleo, la recuperación económica y la mejora del mercado de trabajo. Que es la norma por la que se extiende tanto el cese de actividad, como los ERTE hasta el próximo 28 de febrero.

El documento establece la necesidad de revistar la prestación por cese de actividad para autónomos, “con el fin de extender los supuestos de acceso a dicha prestación por cese temporal de la actividad, así como contemplar, dentro de la acción protectora, otras situaciones relacionadas con causas derivadas de un ciclo o económico negativo u otro tipo de cambios económicos de naturaleza estructural”.

Además, establece que dicho cambio se hará “como complemento del futuro Mecanismo de Sostenibilidad del Empleo para los trabajadores autónomos”. Y que se hará dentro del diálogo social. Eso significa que se negociará con las diferentes organizaciones de trabajadores autónomos.

ATA urge a implementarlo de “manera urgente”

La disposición adicional decimotercera del Real Decreto-ley 18/2021, de 28 de septiembre es una buena noticia para los trabajadores por cuenta propia. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) valoró muy positivamente la futura medida. De hecho, su presidente, Lorenzo Amor, abogó por “llevarlo a cabo de manera urgente”.

Según explicó Amor, la creación de una prestación que proteja a los autónomos cuando se produzca algún tipo de catástrofe “es algo que llevamos pidiendo mucho tiempo y que se vio como imprescindible en marzo del año pasado”. Hasta el punto de que, como relató el presidente de la Federación, la vicepresidenta de ATA, Celia Ferrero, lo había exigido en innumerables ocasiones al Ministerio: “en cada reunión de la mesa de diálogo social se ha solicitado” apuntó Amor.

A su modo de ver, se trata de una prestación que podría dar “mucha seguridad y certidumbre a los autónomos ante posibles imprevistos como desastres naturales”. Y aseguró que “adaptar el cese de actividad a situaciones económicas o de emergencia, para poder salvar a un autónomo de un trance complicado, es establecer mecanismos por los cuales de salven empresas completamente viables, pero que han sufrido la desgracia de que llegue una riada, se despierte un volcán o un terremoto destroce su local”.

La Seguridad Social están empezando a trabajar e ello

Aún es pronto para conocer las características que tendrá ese futuro cese de actividad extraordinario permanente. Hasta el momento, lo único que está claro es su objetivo de que sirva para proteger a los autónomos cuando se produzca algún tipo de situación extrema que les suponga una crisis económica sobrevenida. Algo que puede producirse por una catástrofe medioambiental, el estallido de una nueva emergencia sanitaria o cualquier tipo de suceso ajeno al trabajo del autónomo.

En cuanto a cómo se ejecutará es algo que por el momento se desconoce. Si bien, cabe recordar que la prestación extraordinaria creada por el Ejecutivo durante la pandemia, para todos los autónomos que hubieran cerrado su negocio o cuyos ingresos hubieran caído más de un 75% por el Estado de Alarma decretado en España, consistía en una prestación económica mínima de 661 euros además de quedar exonerados de pagar su cuota a la Seguridad Social.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aún no se ha pronunciado públicamente al respecto sobre la creación de esta nueva prestación. Pero fuentes aseguraron a este diario digital que “se está empezando a trabajar en ello”.

Los ERTE también tendrán un carácter permanente

Dentro de esta red extraordinaria que el Gobierno quiere crear, a través de los Mecanismo de Sostenibilidad del Empleo, para proteger a los autónomos y negocios en situaciones extremas, se encuentra junto a este cese de actividad extraordinario permanente, un ERTE Estructural.

De hecho, en el Real Decreto-ley 18/2021, de 28 de septiembre, por el que también se extiende los Expedientes hasta el próximo 28 de febrero, se crea una nueva modalidad de ERTE ligado a la formación de los empleados que será, según los expertos consultados, el último paso para la creación de un ERTE permanente. Objetivo que viene incluso recogido en el punto 23 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que sigue el Gobierno para implementar los Fondos Europeos.

En ese apartado se desarrollan lo que serán "las nuevas políticas públicas" y se incluye precisamente la necesidad de "introducir de manera permanente mecanismos de ajuste interno de las empresas antes shocks (ERTE), que se nutran de la experiencia acumulada durante la pandemia". En este sentido, el Ejecutivo, desde el presidente hasta los titulares de diferentes ministerios, llevan meses aclarando que su intención es no dejar caer los ERTE, ni sus exoneraciones para los negocios en las cotizaciones a la Seguridad Social por sus trabajadores.

El Gobierno se compromete a negociar con las organizaciones de autónomos un nuevo sistema de cese de actividad