lunes. 10.05.2021

AUNQUE ESPERAN REVERTIR SU SITUACIÓN ACTUAL

Las jugueterías prevén que este año habrá menos regalos debajo del árbol

jugueteria-autonomos-negocio

Las jugueterías no las tienen todas consigo de cara a la campaña de Navidad aunque esperan revertir su situación actual, sobre todo porque la gente prefiere la tienda local que las grandes superficies.

Las jugueterías prevén que este año habrá menos regalos debajo del árbol

El sector del juguete quiere ser optimista ahora que llega la Navidad, la época más fuerte del año para esta actividad llena de pequeñas tiendas. Es el momento en el que se concentran la mayor parte de las ventas del año regalos por el día de Navidad y en el mes de enero con los Reyes Magos.

Por un lado están los fabricantes. Según explicó la responsable de marketing de la Asociación Española de Fabricación de Juguetes (AEFJ), Maite Francés Barceló, “el sector no ha sido de los más afectados” y además muestra “una tendencia positiva de cara a las próximas fiestas”.

Pero en el caso de los pequeños negocios de venta de juguetes se muestran cautos, pues su situación actual no es muy buena con unas pérdidas de un 30 al 70% con respecto al año pasado. A pocos días para que arranquen las fiestas navideñas, confían en que se produzca un importante repunte en sus ventas, aunque no creen que se lleguen a igualar las del año pasado.

“Con el confinamiento se produjo un redescubrimiento del juego” 

Francés indicó que “con el periodo de confinamiento se ha producido un redescubrimeinto del poder y del valor del juego, sobre todo en las familias” y añadió que, con la llegada de la nueva normalidad, “se ha vuelto a viajar a la sierra a pasar fines de semana y puentes y esto ayuda porque, por ejemplo, para entretenimiento exterior se usan más las bicicletas y triciclos”. Aunque admite que el momento actual está marcado por una gran “incertidumbre”, por lo que no puede adelantar ninguna previsión para estas fiestas.

Francés explicó que “no todas las categorías se beneficiarán igual, irá por barrios”. En este sentido, señaló que unos de los más perjudicados serán los juguetes que llevan acompañada una licencia, como los vinculados a un estreno cinematográfico. “Este año todo se ha retrasado y no ha habido estrenos importantes, no hemos tenido un Frozen o una licencia espectacular como cuando se estrenó Cars”, comentó Francés, que también recalcó que debido a eso, de cara a esta Navidad “se está volviendo a los clásicos como puzzles, manualidades y juegos de mesa”.

La importancia del factor humano y sanitario en el pequeño comercio

Con respecto a la situación del pequeño comercio, la responsable de Markeking de AEFJ, destacó que desde la Asociación se ha creado la campaña 'La Navidad está en tus manos' para animar a los consumidores a comprar en el comercio tradicional y a anticipar sus pedidos de regalos.

A este respecto, Francés consideró que “parece que éste será un año más de pequeñas tiendas porque esta crisis ha supuesto una vuelta a los orígenes y a los valores”. Aunque sin olvidar que las grandes superficies seguirán teniendo un papel destacado.

Uno de los valores destacados está relacionado con la parte humana que antes, según Frances, no se valoraba tanto como es el hecho de “ayudar al vecino que sabemos que tiene un negocio y lo está pasando mal, o la confianza que generan los pequeños comercios a la hora de comprar” y recomendó a estos negocios a potenciar la petición de citas previas en las tiendas “para dar un trato personalizado a los clientes en sus compras y en sus dudas”.

La preocupación por los contagios ha hecho que "la gente se vuelva más local y que también valore las pequeñas tiendas desde el punto de vista sanitario ya que los clientes temen las aglomeraciones que pueden producirse en las grandes superficies”.    

La tecnología debe ser el “gran aliado” de los pequeños negocios

Francés también dio algunas claves para que el pequeño comercio aproveche el momento actual  y la primera consiste en que, sabiendo que las grandes superficies van a estar ahí, “los pequeños negocios tienen que ver la tecnología como un aliado y no como un enemigo como suele pasar muchas veces”.

En este sentido, recordó situaciones que se dieron durante el confinamiento como el hecho de que muchas tiendas recibían pedidos por WhatsApp. El responsable del comercio lo preparaba y le cliente pasaba a recogerlo. Recomendó también “aprovechar las plataformas tecnológicas, colgar sus productos en la red y darles visibilidad a través de las redes sociales”.

Y por último también recomendó a los comercios de barrio que aprovechan la especialización, lo cual, les ayudará a generar un valor añadido más allá de los precios bajos, algo que no siempre es posible.

Las tiendas de juguetes esperan un repunte en las próximas fechas

El optimismo moderado que se aprecia en la AEFJ es compartido por la mayoría de los negocios del sector, que esperan que con la llegada de las Navidades se reactive el interés en las compras de juguetes, aunque están seguros de que habrá menos ventas que el año pasado.

Tamra Luna, propietaria de la juguetería online TamToys comentó que “ahora el negocio está bastante parado pero la necesidad de las compras en la época en la que estamos hace que empieza a moverse algo”.

En la misma línea se expresó Nathalie Rodríguez, responsable de marketing de Kamchatka Magis Toys, especializada en juguetes de madera, que señaló que, aunque en la actualidad sus ventas han bajado un 30%, “habrá una reactivación paulatina” debido a que “hay un movimiento importante entre los consumidores para sostener el comercio de barrio”.

Los pequeños negocios no se sumaron al Black Friday

El pasado 27 de noviembre se celebro el Black Friday, una fecha en la que los comercios, sobre todo las grandes superficies, ofrecen productos rebajados a los consumidores. Sin embargo, no es una fecha propicia para los pequeños negocios, ya que no se pueden permitir esta bajada de precios debido, principalmente, a sus gastos fijos.

De esta forma, la propietaria de Don Dino en Getafe, perteneciente a una franquicia de tiendas, Paqui Ciudad, señaló al respecto que en su negocio “no podemos competir con las grandes superficies”.

Según indicó Ciudad, en sus catálogos los precios ya están entre un 1% y un 3% más bajos que hace un tiempo y explicó que si tienen que reduciros más para competir con las grandes superficies “tendríamos nosotros que poner el dinero para nuestros gastos fijos. No se puede hacer”

Tampoco acudió TamToys, que, al igual que ocurre con la dueña de Don Dino, afirmó que “no hemos notado el efecto del Black Friday, de hecho no hemos participado en él porque somos un pequeño comercio y por ello no podemos hacer los descuentos que hacen los grandes almacenes”.

Las jugueterías prevén que este año habrá menos regalos debajo del árbol