Lunes. 22.04.2019

AFECTA A AUTÓNOMOS SOCIETARIOS Y EMPLEADORES

Trabajo quiere que los empresarios “paguen más cotizaciones”

Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social
Octavio Granado, secretario de Estado de Seguridad Social

El Secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha instado a las empresas a subir los salarios con el objetivo de aumentar la recaudación por cotizaciones sociales hasta el nivel de 2009.

Trabajo quiere que los empresarios “paguen más cotizaciones”

El Gobierno pretende tapar el agujero de la Seguridad Social apelando al tejido empresarial. Durante su comparencia para explicar los presupuestos de su departamento, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado no ha dudado en afirmar que “queremos que los empresarios paguen más cotizaciones a la Seguridad Social. Son una parte indispensable del sistema y tienen que estar llamados a sostener el sistema en absoluta  equidad y competitividad”. Todo ello con el objetivo de cubrir el déficit de más de 18.650 millones de euros que arrastra el sistema a día de hoy que, en palabras del responsable de la Seguridad Social se debe a la gestión “negligente” del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El mensaje afectaría no sólo a las grandes empresas y pymes, sino también a los autónomos empleadores persona física que sostienen 890.000 empleos por cuenta ajena. No obstante, ni el Ejecutivo ni el Ministerio de Trabajo barajan subir los tipos de cotización, al menos por el momento. En opinión de Granado el desfase ha de cubrirse por la vía salarial “no queremos que la competitividad de este país se base en la devaluación salarial. Se tienen que pagar mejores salarios”, sentenció en declaraciones posteriores a los periodistas.

El secretario de Estado explicó en su comparecencia que las aportaciones de las cotizaciones sociales de las empresas al PIB de España (9,7%) están por debajo de la media europea (10,3%). El objetivo de Seguridad Social está en recuperar los niveles de 2009 cuando éste se situó en el 11,1%. Cuestión que rebatió el portavoz de Ciudadanos, Saúl Ramirez, que en alusión a varios informes  destacó que “lo que cotizan las empresas por sus trabajadores está en el tramo alto de los países de la OCDE”. En España el tipo de cotización por contingencias comunes de las empresas es del 28,30%. De éste, el 23,60% lo asume el empleador y el restante 4,70% el trabajador.  

Cabe mencionar, que un informe publicado recientemente por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), apunta a que los costes laborales unitarios crecerán en 2019 un 1,9%, cuatro puntos por encima de la media europea situada en un 1,5%. No obstante, pese a que en dicho incremento se incluyen los salarios de los trabajadores, la subida del 22,3% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), supondrá un tirón importante en términos del peso de las cotizaciones de las empresas al sistema.

A este respecto, Granado se mostró en completo desacuerdo con las teorías que apuntan a que este aumento del SMI -que beneficiará en torno a 1,6 millones de trabajadores (datos de Banco de España)-, podría acarrear la destrucción de entre 80.000 y 150.000 empleos según la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal). “Nuestra valoración de lo que supone incrementar el SMI es la de la CEOE”, afirmó.

Por otra parte dejó patente su intención de revisar algunas de las bonificaciones aprobadas durante la etapa de Fátima Báñez como ministra de Empleo. Entre ellas la tarifa plana que, tras la aprobación del Real Decreto de 28 de diciembre en el que se incorporan medidas de mejora de la protección social del colectivo, pasó de 50 a 60 euros. “Es la que tiene mayor coste. Es cierto que ha servido para que mucha gente se incorporase al mercado laboral pero creo que sería mejorable. La hemos subido a 60 euros pero no hemos podido sacar más de las negociaciones con los autónomos”.

Granado insistió en que el Gobierno “no va a ser espectador del continuo deterioro del sistema”. Por ello hay que encontrar “medidas que incrementen los ingresos” del sistema y avanzar hacia un “modelo de equilibrio” en el que haya que “pagar más para ganar más”.

Pese a que por el momento los empresarios no se han pronunciado al respecto, CEOE ya viene advirtiendo del efecto pernicioso de la subida de las cotizaciones para la empresas. Esta misma semana su presidente, Antonio Garamendi, afirmó “no podemos compartir que la fiesta la tengan que pagar las empresas”.  

Trabajo quiere que los empresarios “paguen más cotizaciones”