domingo. 21.07.2019

ANDALUCÍA Y MALLORCA COMIENZAN A NOTAR EL IMPACTO

La tensión del Brexit hará que vengan a España 75.600 turistas británicos menos este verano

La tensión del  Brexit hará que vengan a España 75.600 turistas británicos menos este verano

El Brexit, la pérdida de fuerza de la libra y la recuperación de destinos como Túnez, Turquía o Egipto, harán que vengan a España menos turistas británicos. Según Turespaña, las reservas de paquetes turísticos de Reino Unido para la temporada estival se han reducido desde los 2,24 millones del año pasado a los 2,17 millones de este año.

La tensión del Brexit hará que vengan a España 75.600 turistas británicos menos este verano

Hasta hace poco, la llegada del verano suponía un paréntesis en la tradicional flema inglesa y millones de turistas de la Gran Bretaña venían a España a pasar sus vacaciones. Pero el Brexit, la pérdida de vigor de la libra esterlina frente al euro y el resurgir de destinos del Norte de África y de  Oriente Medio han enfriado el fervor de los ingleses por España como destino turístico preferencial.

Si en lo que llevamos de año el número de visitantes de Reino Unido en España registró un crecimiento interanual de apenas un 0,09% (49.453 personas), según la encuesta de movimientos den fronteras (Frontur) elaborada por el INE (Instituto Nacional de Estadística), la cosa no irá a mejor. Al contrario. Desde Turespaña, organismo público responsable de promocionar a España como destino turístico del mundo, asumen que las reservas de paquetes turísticos para la temporada de verano realizadas por ingleses -que abarca desde abril a octubre- cayeron del orden del 3% durante los cuatro primeros meses del año. Así, si en el mes de abril del pasado año el volumen fue de 2,24 millones de contrataciones este año se ha reducido  a 2,17 millones. O lo que es lo mismo 75.592 personas menos consumirán en los restaurantes, bares y pequeños negocios de España

Tal y como explica Turespaña en su última Prospectiva Trimestral, el frenazo tiene que ver con “la situación de incertidumbre” generada por el Brexit, que se acentuará además a medida que se acerque la fecha de salida prevista para el próximo 31 de octubre. Por otra parte España pierde a los turistas prestados,  “hay que mencionar la progresiva recuperación de países tradicionalmente competidores como Turquía o Egipto, además de Grecia, lo que empieza a notarse en lo que se refiere a los viajes hacia España, con una disminución de su número y con una reducción de nuestra cuota de mercado”, detalla el documento. A su vez advierte que, de cara a futuro, la coyuntura podría incluso empeorar si en otoño finalmente se produjese una salida abrupta. Prueba de ello es que, Túnez recibirá la visita de 200.000 británicos en 2019, cifra un 61% superior a la del año pasado, según las estimaciones de Wahida Jaiet, directora de la Oficina Nacional de Turismo de Túnez en Reino Unido e Irlanda, recogidas por el diario digital Tourinews.   

Como telón de fondo a lo anterior se encuentra “el debilitamiento de la libra” que registra su cota más baja desde enero, lo que se nota en el bolsillo de los británicos al cambio. Si en 2016 -antes de que en junio se diese el primer paso para el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea- por cada euro los ingleses llegaron a pagar sólo 0,76 libras, a día de hoy el cambio es de 0,895 libras por euro. A modo de ejemplo, hace tres años si un turista inglés cambiaba 500 libras esterlinas recibía en torno a 625 euros a día de hoy la cantidad que percibirá será de 558 euros. Es decir, tendrá 67 euros menos para gastar.

Turespaña apunta a otros dos factores “la renta disponible aún por debajo de los niveles pre-crisis” y “la precariedad laboral”. Ambos pese a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que el pasado mes de abril se fijó en 8,21 libras la hora.

Aún así los ingleses continuarán conformando uno de los trozos más grandes del pastel del turismo en España y su peso sobre el total de viajeros que escojan España para pasar unos días de asueto será de entre el 36% y 38%.

Más gasto medio por persona y día

A pesar de los efectos del Brexit y de la pérdida del turismo prestado se da la paradoja de que los ingleses que nos visitan se dejan más dinero en los pequeños comercios y establecimientos de hostelería. Hasta abril, tanto el gasto medio como el gasto medio diario por persona se ha incrementado interanualmente un 3,37% -alcanzando los 929 euros- y un 5,80% -llegando a los 123 euros-, respectivamente, según los datos de la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) del INE.

Por el contrario, la duración media de la estancia sí presenta tasas negativas concretamente se reduce un 2,30%, desde las 7,73 pernoctaciones de 2018 a las 7,55 de los cuatro primeros meses de este año.

Dicho esto, los pequeños negocios no dejarán de practicar el inglés. Es más, deberán ampliar su abanico de idiomas. Por detrás de la llegada de turistas Alemanes y los Portugueses que avanzaron un 17,87% y un 16,23% más entre enero y abril del año pasado, las visitas rusos y los estadounidenses fueron las que más crecieron en términos porcentuales, un 12,17% y un 10,57%, respectivamente.

Andalucía y Mallorca empiezan a notar el impacto

Según Exceltur, el aplazamiento de la salida de Reino Unido de la Unión Europea permitirá evitar la pérdida de 1.436 millones de euros al sector turístico de España. Sin embargo, en algunas regiones ya se está empezando a notar el impacto y se ha dado la voz de alarma. El secretario general de la Junta de Andalucía, Manuel Hidalgo, afirmó el pasado viernes que, una vez se consume el divorcio, el mayor riesgo no está en el endurecimiento de la regulación de entrada de ciudadanos británicos sino en los efectos de la depreciación de la libra, algo que “ya ha ocurrido, pero de forma moderada”.

Carlos Ruíz, subdirector de la Oficina Española de Turismo en Londres (OET), también se pronunció a este respecto la pasada semana en un acto organizado por la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) «será cómo evolucione la cotización de la libra frente al euro y el impacto que ello tendrá en el poder adquisitivo de los británicos». Asimismo, hizo referencia a que la comunidad autónoma de Baleares es donde más estarían padeciendo el efecto Brexit y el cambio de destino preferencia de los ingleses. Así, las reservas de turistas británicos en las islas pitusas “son las que registran el mayor descenso, en torno al 8 %, mientras que Turquía y Egipto son los grandes beneficiados por esta coyuntura”.

La tensión del Brexit hará que vengan a España 75.600 turistas británicos menos este verano