miércoles. 08.12.2021

DICEN QUE NO OBTIENEN RESPUESTA DEL GOBIERNO

Todo el transporte amenaza con un gran paro nacional ante el riesgo de quiebra estructural del sector

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sanchez,
Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera, del que forman parte también los autónomos, amenaza con un posible paro si el Gobierno no escucha al sector y mejora sus condiciones de trabajo.

Todo el transporte amenaza con un gran paro nacional ante el riesgo de quiebra estructural del sector

Los transportistas autónomos han amenazado con convocar un paro nacional si el Gobierno no atiende su situación y mejora sus condiciones de trabajo. La posibilidad de que tengan que pagar por el uso de las autovías, junto con la subida de la gasolina, ha llevado a la actividad a una situación que catalogaron de “insostenible” y que les hace ganar apenas 3 euros a la hora. Es por ello que el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ha emitido un comunicado para exponer la difícil situación en la que se encuentra el sector, y en el que aseguran que si el Ejecutivo no tiene la intención de negociar y aportar soluciones, es más que probable que se llame a la huelga. Un paro del transporte en España supondría la práctica paralización del país, como ya ha ocurrido en alguna ocasión. 

En la misiva enviada por el Comité a los medios de comunicación se explica que “desde hace más de dos años, la Administración tiene una lista de los problemas concretos del transporte de mercancías por carretera para los que se ha pedido solución, sin que en todo este tiempo se haya hecho nada para resolverlos, incluso cuando existen compromisos firmados por todo un secretario de Estado”. Y señalan especialmente a la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, con la que han intentado reunirse “para hacerle ver esta situación, sin que al parecer haya tenido tiempo para ello”.

Es por ello que el CNTC -que lo componen los principales representantes del sector de transporte desde las grandes empresas logísticas, hasta los camioneros por cuenta propia- avisa que “ante un riesgo cierto de quiebra estructural del sector, solo cabe llamar a la sensibilidad de las bases asociativas de nuestras organizaciones con el fin de adoptar si fuera preciso medidas excepcionales, sin descartar ninguna, que trasladen a la sociedad el grave peligro ante el que se encuentra el transporte por carretera y que, desde luego, trasciende a su mero interés”. Según fuentes internas consultadas, el Comité está advirtiendo al Gobierno de que si no mejora las condiciones de trabajo de los transportistas, las patronales convocarán un paro nacional.

La situación se ha convertido en "insostenible" para los autónomos

El presidente de la Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías (Fetransa), Víctor González, aseguró que desde 2018 el sector viene quejándose de una serie de problemas y sobre los que aún no se ha puesto el foco. “Ya se convocó un paro nacional en 2019 por los mismos motivos. Éste se consiguió apaciguar porque conseguimos que el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, firmase una serie de compromisos para reformar la actividad, en consenso con todo el sector".

No obstante, como lamentó González, ya ha pasado mucho tiempo y “el Gobierno lejos de cumplir con esos diez compromisos, ha hecho todo lo contrario y ha subido nuestros costes”. Según cálculos de Fetransa, de octubre de 2020 a octubre de 2021 se ha incrementado en un 43% los gastos de los transportistas por la subida del gasoil. Esto supone que los transportistas por cuenta propia tienen que pagar unos 1.000 euros más al mes para repostar el camión. Cifra que puede ascender hasta los 1.400 o 1.500 euros si se trata de un vehículo más pesado.

"Obviamente esto es insostenible de mantener en el tiempo. Ninguna empresa puede aguantar en el mercado compensando el sobrecoste de 1.500 euros por camión" expresó González. Que añadió que a la subida de la gasolina se le unen otros importantes problemas que afronta el sector como, que se esté obligando a los transportistas a hacer labores de carga y descarga, que son tareas que deberían hacer los cargadores y mozos de almacén. O que el Gobierno esté planteando que paguen por el uso de las autovías. "¿Pero lo que no están estudiando es cómo vamos a trasladar esa subida de costes a nuestros clientes" afirmó González.

Por último, el presidente de Fetransa aseguró que después de toda la inversión que hacen para llenar los depósitos, las horas que invierten trabajando y el sobrecoste que asumen, "lo que nos queda para llevar a casa a día de hoy no llegar a 1.000 euros. Lo que cobramos por las horas que echamos no llegan a 3 euros la hora". 

Un parón por "responsabilidad"

Desde Fetransa explicaron que llevan desde 2018 reclamando la atención del Gobierno y en concreto del Ministerio sobre los problemas que afectan al sector y que ahora la situación ha llegado a punto "límite".  Su presidente afirmó que "ante esta situación y si el Ejecutivo no atiende nuestras demandas, lo más probable como señala el comunicado del Comité es que nos veamos abocados a buscar un paro nacional". 

Se trata de un medida drástica, que según González la harán "por pura responsabilidad. Llevamos mucho tiempo reclamando mejoras y antes de que el desabastecimiento sea una realidad palpable en la sociedad y antes de que los ciudadanos se encuentren con las estanterías vacías, porque no quedan conductores que lleven los productos a los establecimientos, iremos a un paro nacional. Para que la población visibilice la magnitud del problema que tenemos y sufrimos los transportistas, porque parece que la Administración por más que se lo digamos no lo ve". 

Todo el transporte amenaza con un gran paro nacional ante el riesgo de quiebra estructural del sector