Consideran que la situación actual es muy distinta a la de la anterior huelga

Los transportistas autónomos se oponen al paro de "la Plataforma" y piden protección frente a los piquetes

Las organizaciones que representan a los transportistas autónomos en la Comisión Nacional (CNTC) se han desmarcado del paro patronal convocado por la llamada Plataforma Nacional en Defensa del Transporte, y piden protección frente a los piquetes.
La patronal del transporte se muestra contraria al paro y pide que se tomen medidas contra la violencia
La patronal del transporte se muestra contraria al paro y pide que se tomen medidas contra la violencia
Los transportistas autónomos se oponen al paro de "la Plataforma" y piden protección frente a los piquetes

Las asociaciones que representan a los autónomos en el  Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) se han desmarcado del paro convocado por la llamada "Plataforma Nacional en Defensa del Transporte", y que han anunciado para el próximo domingo, 13 de noviembre de manera indefinida. En opinión de las asociaciones de transportistas autónomos que estuvieron presentes en la mesa de negociación con el Gobierno, y que desembocó en la aprobación de una nueva ley el pasado mes de agosto, la convocatoria no tiene demasiado sentido, teniendo en cuenta los pocos meses de vida de la normativa.

“No entendemos qué pretenden (desde la Plataforma). Cambian el discurso cada dos por tres. Achacan el paro a un incumplimiento de la ley, pero a la vez piden un cambio de legislación, cuando en su momento la aplaudieron”, valoró a este diario Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA). Según su visión, el paro patronal convocado se produce en una situación muy diferente a la del mes de marzo, “cuando no teníamos ninguna herramienta para hacer frente al precio del combustible” y los cambios en la ley no se habían concretado. 

Desde la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) mostraron su satisfacción por el acuerdo alcanzado el pasado mes de agosto con el Gobierno, y alertaron sobre la necesidad de que el Ejecutivo ponga los medios para garantizar la seguridad de los conductores. Muchos de ellos, “por coacciones o miedo a que les asaltasen los piquetes, decidieron no sacar sus camiones a la carretera. Esperamos que esta vez el Ministerio de Interior no lo permita, llegado el caso”, previno Ramón Valdivia, vicepresidente ejecutivo de Astic. 

Por otro lado, desde el CNTC pusieron en valor las medidas coyunturales planteadas por el Gobierno, como las ayudas directas por vehículo o la subvención de 20 céntimos por litro de combustible. “Su prolongación en el tiempo se está procurando como medida de choque inmediata que permita insuflar músculo financiero a nuestras empresas y autónomos”, afirmaron en un comunicado conjunto. 

¿En qué consiste la nueva ley del sector del transporte? 

La ley del sector del transporte, que se aprobó el pasado 1 de agosto tras una intensa negociación entre los profesionales y el Gobierno precedida por un paro patronal que duró 20 días, buscó garantizar una rentabilidad mínima de los autónomos del transporte. En este sentido, las principales medidas acordadas, y que afectan a los trabajadores por cuenta propia, consistieron en: 

  • La prohibición de trabajar a pérdidas. Se trata de una medida que busca evitar la competencia desleal, que afecta de manera especial a los transportistas autónomos. 

  • La obligatoriedad de recoger los contratos por escrito. Además, en los documentos debe figurar el precio del servicio, que siempre debe superior a los costes. 

  • La prohibición de que los conductores realicen labores de carga y descarga. Esta tarea corresponde al cargador, cuyos costes a menudo corren a cargo del cliente. 

Tras su aprobación, las asociaciones presentes en la mesa de negociación mostraron su satisfacción sobre la normativa, aunque presentaron algunas dudas. En especial, en lo relativo al cálculo de costes para evitar trabajar a pérdidas, así como en algunos supuestos de carga y descarga. 

Por otro lado, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se comprometió con el CNTC a analizar en un plazo de seis meses –se cumplirían el próximo mes de febrero- la efectividad de las medidas y su cumplimiento en el sector. Este punto es precisamente el motivo de la convocatoria de paro que esgrimió la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte, que consideró que no se está cumpliendo con el decreto-ley aprobado en agosto. “Pretenden que la Guardia Civil controle en carretera los precios fijados en los contratos, lo cual es absurdo”, valoró Villaverde a este diario. 

La nueva Ley de la Cadena del Transporte tiene especial importancia para los trabajadores autónomos, que hasta ese momento se vieron obligados a pactar con sus clientes en condiciones de desigualdad. Cabe destacar que el 29% de los profesionales dedicados a este sector son trabajadores por cuenta propia, tal y como mostraron los datos de afiliación del pasado mes de octubre. 

¿En qué punto se encuentran las relaciones entre el Gobierno y el CNTC? 

El Comité Nacional del Transporte por Carretera, integrado por las asociaciones representantes del sector -incluida la Federación Nacional de Transporte por Carretera (Fetransa) que engloba a numerosas asociaciones de transportistas autónomos- asegura que entre ellas no se encuentra la denominada Plataforma Nacional en Defensa del Transporte que convoca el paro patronal. El comité y todas las asociaciones que engloba afirman siguen manteniendo relaciones con el Gobierno en el marco de los compromisos que el ministerio dirigido por Raquel Sánchez adquirió con los transportistas el pasado mes de agosto. 

Así, tal y como explicaron a este diario desde Astic, “el CNTC y el Ministerio de Transportes continúan con su calendario de negociaciones”, que se tienen el foco sobre varios puntos principales: 

  • Regular la subcontratación dentro de la Ley de Cadena de Transporte. “Aunque se conoce con este nombre, esta ley únicamente regula el último eslabón de contratación, aquel en el que interviene el porteador o transportista efectivo, haciendo caso omiso de todos los condicionantes que puedan provenir de contrataciones anteriores”, afirmaron. 

  • La regulación de los pesos y dimensiones

  • La creación de un estándar para la certificación de zonas de carga y descarga en relación con los servicios y condiciones ofrecidas a los transportistas profesionales. 

  • Encontrar soluciones a la “grave escasez de transportistas que sufre nuestro país”, una tarea para la que se creó un grupo de trabajo específico. 

Ha habido avances significativos en los últimos dos meses, y estamos sentados con el Gobierno para intentar seguir mejorando la ley. Eso sí, las asociaciones tenemos que hacernos valer para que lo pactado se cumpla”, concluyó Villaverde. 

Los transportistas autónomos se oponen al paro de "la Plataforma" y piden protección frente a los piquetes
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad