Prevén subir sus servicios en un 10%

El incremento del precio de la gasolina se come los rendimientos de los autónomos del transporte

Los autónomos del transporte ven cómo el aumento en un 30% del precio de su principal coste, el carburante, está absorbiendo todos sus beneficios. Se plantean elevar en un 10% sus servicios para compensar las pérdidas.

En 2021 el precio del combustible se incrementó en un 30%.
En 2021 el precio del combustible se incrementó en un 30%.
El incremento del precio de la gasolina se come los rendimientos de los autónomos del transporte

En el último año, el precio del combustible ha experimentado un notable incremento.  Según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), a finales de 2021, llenar un deposito de carburante en España se encareció un 25% con respecto al anterior ejercicio. Situación particularmente complicada para los autónomos que necesitan utilizar un vehículo para su actividad – camioneros, agentes comerciales, furgoneteros, taxistas, ambulancias, agricultores...- . Algunos prevén elevar sus tarifas para paliar esta subida de costes, que representa en muchos casos un tercio de sus gastos. 

Actualmente, el precio de la gasolina Sin Plomo 95 ha alcanzado máximos históricos. Hay que pagar 1,57 euros por litro, diez céntimos más que el diésel que también se encuentra en su registro más alto. “La subida de la gasolina ha sido brutal. Hemos visto cómo una de las bases sobre las que se sustenta nuestra actividad se ha encarecido en un 30%", explicó Antonio Villaverde, presidente de la Asociación de Transportistas Autónomos (ATA). “Esto se traduce en perdidas del 10% en el último año. No nos queda más remedio que elevar el precio de nuestros servicios, aunque es una tarea complicada debido a la situación económica actual. Esto dependerá del poder de negociación del autónomo con sus clientes. En mi caso, no podría sobrevivir como emprendedor sin subir mis tarifas. Y ya he avisado a mis clientes”, añadió el portavoz de los transportistas.

“Los transportistas tenemos tres bloques de gastos: el combustible, el conductor (salarios y cotizaciones) y la amortización del vehículo. Sin embargo donde nos hemos visto más asfixiados es en nuestros costes del gasoil. Para compensar esas perdidas, hubiéramos tenido que reducir salarios pero no es el momento. Por tanto, tendremos que subir, como mínimo, un 10% el precio de nuestros servicios para compensar esas perdidas. No lo hacemos por enriquecernos, sino para sobrevivir”, afirmó Villaverde. “Los camiones en España tienen un antigüedad media de 14,7 años, no puedes amortizarlos por menos tiempo. Soy emprendedor y tengo cinco camiones. Ni mis trabajadores ni yo estamos remunerados como deberíamos. La inflación ha subido el precio de los talleres, de los repuestos, de los neumáticos, del mantenimiento, de los seguros. Creo que incrementar un 10% los precios es ir acorde con el mercado y la competencia. Espero que nadie entienda que lo hacemos por capricho”, expresó el presidente de ATA.

Los agentes comerciales también se sienten asfixiados por el precio de la gasolina

Desde el Consejo General de Colegios de Agentes Comerciales de España (CGAC), su presidente, Francisco Manuel Maestre, también denunció la difícil situación que vive el sector por culpa de la subida de los costes de la gasolina. “Además de enfrentarnos a la futura cotización por ingresos reales que propone el Ministerio de Hacienda y que tiene en vilo a todos los agentes comerciales, la imparable subida del precio del gasóleo en los últimos meses ha supuesto un incremento en nuestros costes de un 35%”, afirmó Maestre.

“Una parte importante de los vehículos que utilizan estos profesionales emplea carburantes diésel, por lo que una subida del precio y de los impuestos de este tipo- como la anunciada por el Gobierno- supondría un importante incremento de los gastos que soporta el colectivo. De igual modo, el anunciado sistema de pago por uso de las autovías resultará un sobrecoste muy perjudicial para los Agentes Comerciales si llega a materializarse. Y es que el vehículo es una herramienta de trabajo fundamental para una parte muy importante de los más de 20.000 Agentes Comerciales Colegiados de España, que realizan una media de 60.000 kilómetros anuales en sus desplazamientos profesionales a lo largo del año”, concluyó el presidente de CGAC.

El 50% del precio final de la gasolina son impuestos

Para entender lo que está condicionado la subida del precio del gasoil a los autónomos hay que atender a varios factores: la pandemia, la cotización internacional del crudo y los impuestos. Todo influye en el problema y son factores clave para entender por qué a día de hoy los trabajadores por cuenta propia pagan casi un 30% más para llenar el deposito de su vehículo.

El precio de venta al público (PVP) obviamente se compone de dos elementos: el precio del carburante antes de impuestos (PAI) y los impuestos. Tal y cómo explica la AOP, el gravamen del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos (IEH) varía según el tipo de carburante que sea. de cualquier manera, la misma asociación calcula que, en general, los impuestos del combustible constituyen entre el 46 y 50% del precio final. El precio antes de impuestos depende de la cotización internacional del carburante al por mayor y del margen bruto de distribución (costes de logística y almacenamiento) entre otros factores.

Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el Precio de Venta al Público (PVP) de la Gasolina 95 a finales de 2021 fue de 1,474€/l. De este precio, el 50% son impuestos, y el porcentaje restante lo constituye el PAI. Dentro de dichos impuestos podemos diferenciar dos variables. La primera es el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, que ocupa alrededor del 32% del precio del combustible. En segundo lugar se situaría el IVA que se sitúa en el 21%, calculado sobre el PAI y que representa aproximadamente el 18% del precio total.

¿Cómo afecta al precio la cotización internacional del crudo?

Cabe aclarar que la cotización internacional (Ci), explicaron desde AOP, no es un factor determinante en el precio del carburante de hecho sólo afecta a un tercio del precio final. “Por tanto, aunque las variaciones de las cotizaciones internacionales repercuten en el precio final de venta al público, solamente lo hacen en una tercera parte. Mientras que los impuestos constituyen el 50,52% del PVP en la gasolina 95 y el 47,09% en el gasóleo A”, afirmaron desde la AOP.

Incluso, prosiguen desde AOP, el precio base del carburante “no depende únicamente de la cotización internacional” (...) lo que se vislumbra claramente en la estructura de precio de los combustibles, es que los impuestos repercuten directamente en lo que los usuarios pagan en el surtidor”.

El incremento del precio de la gasolina se come los rendimientos de los autónomos del transporte
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad