Puede suponer una fuente de ingresos adicionales

Los autónomos madrileños ya pueden solicitar ayudas para instalar puntos de recarga eléctrica en el negocio

Los autónomos madrileños ya pueden solicitar ayudas para instalar puntos de recarga eléctrica para vehículos en sus negocios. Una opción que según los expertos puede resultar una fuente de ingresos adicionales.

Madrid financia hasta el 70% de la instalación.
Madrid financia hasta el 70% de la instalación.
Los autónomos madrileños ya pueden solicitar ayudas para instalar puntos de recarga eléctrica en el negocio

La instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos se ha convertido ya en una nueva vía de ingresos para los autónomos. Hasta el 25 de noviembre, el Ayuntamiento de Madrid ofrece ayudas para fomentar la electromovilidad. El municipio, financiará hasta el 70% de estos puestos de recarga para automóviles sostenibles que instalen los autónomos.

Las empresas, pequeños negocios y autónomos de la capital madrileña podrán optar a una dotación de 700.000 euros; con un máximo de cobertura subvencionable de hasta el 70% del coste de la instalación sin IVA. Además, 400.000 euros irán destinados a vehículos de profesionales autónomos, flotas privadas y de servicio público, siempre que la infraestructura de recarga esté asociada a la distribución urbana de mercancías, los servicios de taxi y de arrendamiento de vehículos con conductor y las plataformas y sistemas de vehículos compartidos.

La forma de concesión de esta subvención será la ordinaria, mediante un procedimiento de concurrencia competitiva, que será compatible con otras ayudas que pudieran concederse para la misma finalidad, procedentes de cualquier otra Administración Pública autonómica, nacional o comunitaria o de otra subvención otorgada por entes privados. Las solicitudes podrán presentarse hasta el 25 de noviembre de este año en la sede electrónica del Ayuntamiento.

¿Cómo pueden ganar los autónomos dinero con los puntos de recarga eléctricos?

El director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE), Arturo Pérez de Lucia, alertó sobre esta posible oportunidad de negocio. Según este experto, los autónomos podrían verse beneficiados de dos maneras de las ayudas destinadas a la movilidad eléctrica como el Plan Moves. Ya sea con la instalación con puntos de recarga para su uso particular y para sus clientes; o firmar un acuerdo como operador de recarga, lo que puede suponer un ingreso adicional.

  • Opción 1: instalando un punto carga en su negocio

Según Pérez de Lucia, la primera opción que tienen los autónomos para generar ingresos a través de la movilidad eléctrica es poniendo ellos el punto de carga, cobrarlo y gestionarlo por sí mismos. Este sería el caso, por ejemplo, un restaurante que decida instalar un punto de carga al lado de su establecimiento. Podrá aportar ese valor añadido al cliente al permitir que este pueda parar a comer mientras carga su coche. O dicho de otra forma, los que paren a repostar en su punto de carga podrán utilizar su restaurante. 

  • Opción 2: firmar un acuerdo con un operador de recarga 

La segunda opción que propuso el experto es llegar a un acuerdo con un operador de recarga que quiera, atendiendo al interés que tiene el emplazamiento de ese negocio, e instalar una infraestructura de carga pagando una tasa a dicho negocio por la disponibilidad del espacio. En este segundo caso, el operador es el que se encarga de toda la gestión y la inversión”, explicó Pérez.  En otras palabras, con este segundo modelo de negocio, los operadores de recarga pagarían un alquiler por el espacio, que permitiría obtener unos ingresos fáciles y fijos a los autónomos que se decanten por esta vía. “En este caso es importante que se trate de una ubicación estratégica, para que el operador considere que es interesante y decida invertir en dicho emplazamiento” dijo el director general de AEDIVE.

En cualquier de las opciones, Pérez de Lucia cree que los emprendedores deberían apostar por el auge del vehículo eléctrico debido al crecimiento exponencial que tienen de matriculaciones. De hecho, el director general de AEDIVE señaló que “mientras la matriculación de vehículos de combustión está decayendo, la de vehículos eléctricos está creciendo. Por tanto, crece el número potencial de clientes a los que se les puede ofrecer un servicio y va generando mayor interés”. En concreto, el pasado año se matricularon en España 27.769 coches eléctricos, lo que supuso un aumento del 37,8% con respecto al año anterior.

Los autónomos madrileños ya pueden solicitar ayudas para instalar puntos de recarga eléctrica en el negocio
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad