Una opción para sectores como la hostelería o el comercio

El auge del 'slow delivery': cada vez más clientes aceptan programar sus pedidos y recibirlos más tarde

Cada vez más clientes aceptan programar sus pedidos a restaurantes o comercios y que la entrega se realice con mayor lentitud pero de manera más sostenible. Así funciona el 'slow delivery'.
Los hosteleros que cuenten con una herramienta que permita programar los pedidos a domicilio podrían
Los hosteleros que cuenten con una herramienta que permita programar los pedidos a domicilio podrían incrementar sus ventas
El auge del 'slow delivery': cada vez más clientes aceptan programar sus pedidos y recibirlos más tarde

La entrega a domicilio no ha parado de aumentar en los últimos tres años e irá estableciéndose con más fuerza en los siguientes, aunque a través de opciones más sostenibles. En diciembre de 2021, un 30,2% de los establecimientos incluían en sus servicios la entrega o delivery o el take away, mientras que antes de marzo de 2020 la cifra apenas alcanzaba un 11%, según el informe Insights delivery Horeca en España, presentado por Delectatech.

Actualmente, el delivery o entrega a domicilio es una herramienta utilizada por la mayoría de la población. El informe "Los momentos de consumo dentro y fuera del hogar", elaborado por la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) manifiesta que el 72% de los consumidores pide comida a casa en un restaurante específico o mediante una plataforma. De hecho, el 24% encarga comida para llevar una vez a la semana.

Sin embargo, en contra de las actuales tendencias de delivery, donde se premia la urgencia y la rapidez, cada vez más clientes apuestan por el slow delivery que en castellano podría denominarse la entrega sin prisas. Esta vía consiste en programar los pedidos con cierta antelación para que el restaurante o negocio que vaya a repartirlos tenga tiempo de organizarse y preparar el pedido más lentamente y lo entregue de forma más sostenible.

El slow delivery: una nueva forma de entregar los pedidos

El mundo del delivery evoluciona con las ambiciones de la sociedad. Es por ello que el slow delivery cada vez tiene más presencia. El objetivo de esta tendencia fue abogar por la comida tradicional, la buena nutrición y el ritmo de vida tranquilo. Además, el estudio "Multiple health and environmental impacts of foods", realizado por la Universidad de Oxford y la Universidad de Minnesota, remarca que los alimentos más beneficiosos para el cuerpo humano son los que tienen menor impacto en el medio ambiente.

El slow delivery se basa en la programación de los pedidos. Es decir, el cliente programa y solicita dos horas antes que le traigan el pedido, para que los trabajadores tengan tiempo y puedan organizarse. Concretamente, se tienen en cuenta tanto la sostenibilidad como los gastos. En este caso, la sostenibilidad es una preocupación que aumenta entre los clientes online, según expone eI Estudio Veepee-IESE sobre el futuro del e-commerce en España.

¿Qué beneficios tiene el delivery para un negocio de hostelería?

La digitalización del sector gastronómico ayudará a mejorar su calidad y su funcionamiento. En general, el delivery -en todas sus formas- ha reforzado su presencia en este ámbito. Estas son las ventajas más importantes del delivery, según la plataforma Last.app:

  • Aumenta y fortalece la presencia de tu marca: el delivery permite que la clientela no se reduzca únicamente a aquellas personas que asisten al local físico, sino que también pueden hacerlo desde casa. De esta forma puedes llegar a un mayor número de personas y tu presencia de marca se potencie al estar presente en una mayor cantidad de sitios.  
  • Más pedidos, más clientes, mayor rentabilidad: abrir un canal nuevo no sólo te da visibilidad sino que incrementa los ingresos siempre y cuando esté planeado de una buena forma. Tu alcance se multiplica, tus pedidos aumentan y con una buena gestión la rentabilidad de tu restaurante se verá beneficiada, incluso pudiendo planear una expansión.
  • Reducción de gastos: los clientes consumen en casa, por lo que facturas más sin necesidad de aumentar gastos en el local físico. 
  • Control de las operaciones: aparte de tener los pedidos en una misma plataforma, esto permite que los restaurantes puedan gestionar su catálogo, precios, promociones, cierres de tienda, aperturas, eliminar productos, y más desde el mismo lugar de una manera sencilla, facilitando la gestión de cada plataforma”.

El auge del 'slow delivery': cada vez más clientes aceptan programar sus pedidos y recibirlos más tarde