Sábado. 22.09.2018

DOS MODELOS DISTINTOS PARA EMPRESAS TECNOLÓGICAS

¿Cómo funciona una incubadora de startups?

¿Cómo funciona una incubadora de startups?

Ayudar a crear empresas tecnológicas de la forma más rápida es el objetivo de una incubadora de startups. Para ello, estas organizaciones ponen a disposición de los emprendedores un espacio y un equipo de expertos que les ayudan y asesoran para conseguir desarrollar su proyecto. Existen dos modelos de incubación, uno enfocado a desarrollar un producto para una gran empresa y otro dirigido a lanzar un producto directamente al mercado.

¿Cómo funciona una incubadora de startups?

Fuera del mundo del emprendimiento, el término incubar startups puede sonar extraño. Pero dentro de este ecosistema es cada vez más frecuente y utilizado. Las incubadoras de startups han ido creciendo en peso y número a lo largo de los últimos años, ya que se han convertido en una forma rápida y segura de crear negocios en el sector tecnológico. Los emprendedores apuestan por crecer junto a ellas, acuden con su proyecto y, si son seleccionados, pasan por un proceso de aceleración hasta que se consigue convertir la startup en una empresa viable.

El proceso de incubación es distinto en cada incubadora, pues cada una tiene su propia fórmula para acelerar los proyectos. Aunque normalmente sus programas incluyen mentorización, formación intensiva, educación digital y tutorización por parte de la empresa, tal y como señala la guía Starting Up In Spain 2018 elaborada por Icex. Asimismo, según describe la guía, las incubadoras se encargan de ayudar a los emprendedores desde crear la propia idea de negocio, hasta que consiguen obtener los primeros beneficios y despegan, todo ello siempre en un tiempo limitado.

Independiente de la fórmula empleada, el objetivo es ayudar a crear y a crecer empresas jóvenes dotándolas del apoyo necesario en servicios técnicos y financieros.

Cómo es el proceso de incubación de una startup

Las fases del proceso de incubación van cambiando según la organización, aunque normalmente se suelen incluir:

  1. Apertura de convocatoria.
  2. Proceso de selección.
  3. Periodo de incubación.
  4. Día de inversión .

En este sentido Rafa Navarro, CEO de la aceleradora Insomnia, explica que existen dos formas de incubar startups, una es B2B es decir de empresas a empresas, y la otra en B2C, de empresas a consumidores. Ambas coinciden en contenido, pero no en forma, ya que la primera opción se realiza para/junto a un partner (un socio) que al final acaba, en el mejor de los casos, comprando e incorporando la startup. Y la segunda se realiza para ir directamente al consumidor.

La incubación de las startups B2B

Este mecanismo ayuda a las grandes empresas a digitalizarse sin que tengan que realizar grandes inversiones pues apuestan por la utilización de una startup. Se trata del modelo que realizan en la incubadora Insomnia y que comienza, tal y como describe Rafa Navarro, con ellos reuniéndose con la empresa. “Lo primero que hacemos es definir las necesidades del corporate (es decir de empresas ya consolidadas como Bankia, del sector del automóvil…) a nivel de ciberseguridad, de aplicación de blockchain, inteligencia artificial, realidad aumentada…”

Una vez definidas sus necesidades y creado el reto, se abre la convocatoria de startups que puedan solucionar los problemas que se plantean. “Normalmente, en nuestra convocatoria nosotros incluimos una serie de entre cinco y 12 puntos, pero siempre la dejamos abierta porque pueden existir startups que nosotros no hemos planteado y que pueden aportar una solución”. Para acceder a la convocatoria las startups deben rellenar un pequeño cuestionario y enviar un vídeo, dónde expliquen brevemente su modelo de negocio... y hacemos una primera criba.

En esta primera fase del proceso de selección, de cien que se han presentado suelen pasar el primer corte 35. “Con las primeras que pasan el primer corte, nosotros nos sentamos una hora con ellos y ahí empieza el proceso que nosotros llamamos el proceso de innovación y co-creación en abierto” apunta Navarro. Esta nueva fase consiste en reunir a las startups con el corporate, para que conjuntamente desarrollen una solución y al final “se escogen las startups que la empresa desee desarrollar”.

Escogidas las finalistas, se da comienzo al proceso de incubación, que en el caso de Insomnia suele durar entre cuatro y siete meses -varía en función de cómo se encuentre el proyecto escogido-. Éste se divide en dos:

  1. Prueba de concepto (Poc, por sus siglas en inglés): suele durar entre uno y tres meses y en ella se define concretamente el proyecto que se va a desarrollar, para ello se junta la startup con un tutor del de la gran empresa. Es en este momento cuando se firma tanto el acuerdo de confidencialidad como el de exclusividad, pero, y aclara Navarro, “se firma para ese proyecto sólo, no para toda la startup”.
  2. Producto Mínimo Viable (MVP, por sus siglas en inglés): se empieza a desarrollar el prototipo utilizando datos reales proporcionados por la empresa.

Una vez finalizado este ciclo hacen un 'Partner Day', que es el día en que la gran empresa decide si se queda con el producto de la startups. Ahí puede ocurrir de todo: que se lo quede pagando lo que valga el producto, que lleguen a un acuerdo de comercialización, que la empresa comience a invertir… Asimismo, el CEO de Insomnia, destaca de su modelo de trabajo que “nunca pedimos capital a las startups y no invertimos nunca en ellas, eso se lo cedemos al coporate. Lo que hacemos es ayudar a éstas pequeñas empresas de base tecnológica con el papeleo, con el pacto de socios y sobre todo estamos en medio para que la gran empresa no negocie con la startup como si fuera una gran empresa. Porque la relación ente el del piercing y el de la corbata no es fácil, por ello establecemos una serie de normas para que el grande respete al pequeño”.

La incubación de las startups B2B

Este proceso está centrado principalmente en arropar a la startup a la hora de elaborar el plan de negocio. Aquí lo importante, en palabras de Navarro es: “ analizar el modelo de negocio, enfocarlo y desarrollar el plan de negocio, el producto… Para al final ir a una ronda de inversión, que puede realizar la propia incubadora o mediante un Demo Day, en el que se presenta el producto ante un montón de inversores su proyecto para poder conseguir la financiación que necesitan para sacar su producto al mercado”.

¿Cómo funciona una incubadora de startups?