jueves. 09.07.2020

BUSCANDO EL CONFORT DE UNA BERLINA

El nuevo Jeep Compass fabricado en Italia viene con mejoras notables

El nuevo Jeep Compass fabricado en Italia viene con mejoras notables
Debido a al éxito de ventas del Jeep Compass, la marca italoamericana ha trasladado parte de su producción a Italia para dar mejor servicio a sus clientes y acortar los plazos de entrega de este SUV para el mercado europeo. El nuevo modelo viene ampliamente renovado.
El nuevo Jeep Compass fabricado en Italia viene con mejoras notables

El nuevo Jeep Compass se va a producir en Melfi a partir de julio, una población al sur de Italia donde Fiat tiene una de sus plantas. De esta manera, los plazos de entrega para el mercado español se podrán reducir entre seis y ocho semanas, todo un logro ya que, hasta ahora, los vehículos tenían que venir a España desde una fábrica en Toluca (México).

En su lanzamiento, en 2017, fue el primer Jeep desarrollado específicamente para las carreteras europeas y eso se ha notado. Es el modelo de su marca más vendido en el mundo, con un 40 % del volumen total de las ventas.

Por descontado, y aunque tiene mejoras notables, la carrocería es la misma que hasta ahora, con una longitud de 4,39 metros, una anchura de 1,82, una altura de 1,64 y una generosa distancia entre ejes para su tamaño de 2,64 metros. Y como es un Jeep, siempre garantía para quien quiere hacer off road, tiene una distancia libre al suelo de 21,5 centímetros.

Su estética recuerda poderosamente al Grand Cherokee en pequeño. Su poderoso frontal y su cintura alta son distintivamente americanos, pero los detalles están pensados para el gusto europeo y para enfrentarse directamente con su competencia en el mercado español.

El interior, cuyo diseño se aleja del de otras marcas y recuerda al de otros modelos de Jeep, integra numerosos componentes que ya hemos visto en otros modelos del grupo Fiat, como el volante, la instrumentación multifunción y el programa de infoentretenimiento Uconnect, con pantalla central de hasta 8,4 pulgadas, con Apple Car Play y Android Auto, que puede estar equipada con navegador. Su manejo es sencillo, pero su respuesta no es muy rápida.

Ofrece el confort de marcha de una berlina

Los asientos delanteros son anchos y cómodos, muy aptos para viajes largos. Las plazas traseras son generosas para dos adultos, aunque el túnel central obliga a abrir un tanto las piernas a quien viaje entre medias.

El maletero es, sin embargo, modesto, cubicando 438 litros, lo que sorprende para su tamaño y categoría. Tiene unas formas algo irregulares, lo que no facilita su carga. Además, si optamos por la opción de la rueda de recambio completa, la capacidad total desciende hasta los 368 litros. Aunque, si abatimos los asientos traseros, llegaremos hasta los 1.251 litros.

El Jeep Compass es un coche ágil, con un chasis muy dinámico, con una suspensión que absorbe las irregularidades del terreno hasta el punto de ofrecer un confort de marcha más propio de una berlina y que lo convierte en un coche muy cómodo y confortable, tanto para viajes largos en autopista y carreteras convencionales, como para sacarlo del asfalto. No es deportivo, pero sorprende por su agilidad y el placer de conducción.

Fiat ha incorporado sus motores para este nuevo Compass. Térmicos para la tracción delantera e híbridos para los 4X4. Jeep tiene la ventaja de pertenecer al grupo FCA, lo que le permite -sobre todo en diésel- ofrecer garantía de calidad, rendimiento y consumo. En este caso, y hablando de diésel, dispone del ya conocido motor 1.6 Multijet II, de 120 CV de potencia y con un par de 320 Nm, con caja de cambios manual y tracción delantera.

En gasolina, el motor elegido es el 1.3 turboalimentado de cuatro cilindros y 130 CV combinado con un cambio manual de 6 velocidades que, si lo elegimos con caja de cambios automática (también de 6 velocidades y doble embrague en seco), aumenta su potencia hasta los 150 CV. Este motor es también producido en la planta de Melfi y ya lo conocemos del Jeep Renegade.

Por primera vez, un Jeep Compass combina la tracción delantera 4X2 y el cambio automático. Es una muestra más de la orientación del modelo hacia el mercado europeo, en el que esta combinación constituye el 28 % de las ventas, haciéndolo más asequible para los potenciales clientes.

Para aquellos que no entienden un Jeep sin la tracción total, será necesario tener un poco de paciencia hasta que lleguen los Compass 4Xe, que cuentan con tecnología híbrida enchufable. Exclusivamente estarán disponibles en 4X4 y dispondrán de una potencia total de 190 o 240 CV, siempre en combinación con el motor 1.3 de gasolina de la familia Global Small Engine al que anteriormente nos hemos referido.

Los elementos de seguridad, tanto activa como pasiva, han sido fundamentales en el desarrollo del nuevo Compass. Incluyen el aviso de colisión frontal, el aviso de salida de carril, el control electrónico de estabilidad con mitigación del balanceo, control de crucero adaptativo, sistemas de ayuda al aparcamiento y cámara trasera, detección de ángulo muerto, etc.

El nuevo Compass ofrece cinco niveles de equipamiento (Sport, Longitude, Night Eagle, Limited y S) y una nueva paleta de colores con 5 nuevos tonos exteriores que se podrán combinar con un techo en negro.

El nuevo Jeep Compass fabricado en Italia viene con mejoras notables