domingo. 08.12.2019

DOTGIS YA TIENE 45 PROYECTOS EN ESPAÑA Y LATINOAMÉRICA

¿Qué pasa cuando se alían dos geólogos, un filósofo y un economista para emprender un negocio?

¿Qué pasa cuando se alían dos geólogos, un filósofo y un economista para emprender un negocio?

En 2016, dos geólogos, un filósofo y un economista probaron a crear soluciones que integrasen la ciencia de la cartografía. Su objetivo es mejorar la competitividad de los negocios, desde los más pequeños a gigantes de la talla de Vodafone o ING.

¿Qué pasa cuando se alían dos geólogos, un filósofo y un economista para emprender un negocio?

Desde la “casa del Almirante” -mural que los minoicos dejaron como herencia-, los códigos geográficos chinos del siglo V o las cartas naúticas del medievo, mucho ha cambiado la ciencia de la cartografía. Mientras que para situarse, nuestros antepasados miraban al cielo, hoy se estudia la información que proporciona el big data o  la inteligencia artificial. ¿Pero que tiene que ver ésto con los negocios de los autónomos? Mucho, sobre todo en sectores como el taxi, el comercio, la agricultura o la venta de inmuebles, entre otros

Fue precisamente integrar los datos y la tecnología en los mapas lo que movió al geólogo Miguel Fernández, a fundar dotGIS. “La geolocalización es algo que me sale solo. No concibo estar en un sitio sin estar geolocalizado”, explicó. Tras su paso por el Centro de Investigación de la Universidad de Oviedo, fue contratado para coordinar la extracción de materiales de una mina en África. Ahí detectó el primero de los beneficios de la cartografía aplicada al mundo de la empresas. “Se trabajaba sin criterio alguno. Empecé entonces a mapear la mina, lo cual permitió conocer el pasado, presente y futuro del yacimiento, y así mejorar la planificación. Se pasó del caos a la eficiencia”.

El ébola le obligó a salir de África justo cuando el sector de la cartografía empezaba a dar los primeros pasos hacia la digitalización. Casualmente, fue en ese momento cuando Fernández se incorporó a trabajar en IBM, donde se dio cuenta de que “había un nicho de mercado en el proceso de democratización del uso de los mapas, que ya había sido iniciado por empresas como Carto”. Pero, existía un vacío “¿Quién se ocupaba de integrar este tipo de tecnologías en los negocios?”.

Cuestión que supuso la génesis de dotGIS, una startup cuyo negocio es el desarrollo de soluciones de cartografía digital para mejorar la productividad, ahorrar costes y minimizar los riesgos de inversión en negocios de sectores como el agroalimentario, el taxi, el comercio o las inmobiliarias, así como en actividades como los envíos postales y la instalación de paneles solares.

Desde que nació en 2016, dotGIS ha consolidado una cartera de 35 clientes y 45 proyectos en desarrollo en España y Latinoamérica. Después de tres años de vida, su proyección y crecimiento constante se refleja en la cuenta de resultados. A cierre del ejercicio, sus ventas se habrán cuadruplicado, pasando desde los 400.000 euros de 2018 hasta los dos millones de euros con los que cerrará este año 2019. “La inversión media en proyectos tipo de nuestros clientes ha pasado de los 15.000 euros a los 60.000”, puntualizó.

Una carrera de emprendimiento "con visión a largo plazo", que tiene como seña de identidad la creación de empleo. “Creo que es la prioridad de todo emprendedor y empresario cuando se quiere tener éxito”, aseguró Fernández que, entre 2016 y 2019, ha afianzado una plantilla que ha crecido desde los cuatro socios iniciales a los 20 trabajadores actuales, a los que se sumarán otros tres el próximo año.

Cifras que son sólo la punta del iceberg para unos emprendedores que aportan su innovación a un mercado, el de la cartografía digital que, de aquí a 2024, moverá 29.400 millones de dólares, y que crece cada año a un ritmo del 16,2% gracias al incremento del uso de la información geoespacial, los dispositivos móviles inteligentes y el número de internautas.

Dos geólogos, un filósofo y un economista  

Aunque Fernández es el ideólogo, insistió en que “somos dos geólogos asturianos, y un filósofo y un economista madrileños. Nos conocemos de toda la vida”. Y explicó que “somos el complemento perfecto: José y yo (los asturianos) somos más técnicos, más analíticos. Alberto y Pablo (los madrileños), aportan el valor añadido de la competitividad a través de las oportunidades, en ámbitos como las licitaciones y la apertura al exterior”. Así, y tras un periplo de dos años en el que el cuarteto compatibilizó su trabajo por cuenta ajena con el emprendimiento, en 2016, dieron con la clave.  

Los mapas inteligentes de dotGIS reducen los tiempos de determinados procesos como el análisis del mercado o los estudios de idoneidad de los espacio para instalar paneles solares, entre otras aplicaciones. “La geolocalización permite que los mismos trabajos de análisis que se hacían en tres o cuatro semanas sobre un soporte de datos fríos, como puede ser una tabla de Excel, se hagan en un día, e incluso minutos. Localizar, a simple vista en un mapa, dónde se encuentran tus potenciales clientes, agiliza la toma de decisiones y minimiza los riesgos de inversión”, destacó Fernández.

Otro ejemplo claro sobre cómo los mapas inteligentes mejoran la eficiencia de los negocios está en la instalación de paneles solares. Tal y como señaló el fundador de dotGIS, “nuestras soluciones hacen posible, de un vistazo, localizar el lugar adecuado en el que instalar el panel, reduciendo el número de visitas a una, o dos a lo sumo”.

Ahora bien,los cuatro emprendedores coinciden en que la clave de su éxito, de haber conseguido el proyecto que esperaban 'a la primera', es “la confianza y la cercanía que aportamos a los clientes. Sabemos escucharles y adaptamos las soluciones a lo que verdaderamente necesitan. Herramientas a medida que les ayudan a que sus negocios sean más competitivos. No les metemos con calzador algo que, al final, resulta mucho más costoso e ineficiente por la estandarización”.

ING_dotGIS 1

Licitaciones públicas y proyectos internacionales

Además de haberse convertido en proveedores de servicios de Administraciones y grandes empresas públicas y privadas como ING  -para quien desarrollaron la aplicación 'Elige bien tu barrio', que ayuda a los clientes a elegir la zona en la que comprar su vivienda según su perfil- y desarrollar proyectos como 'Solar Map', una calculadora sola, las licitaciones públicas también suponen una parte importante del negocio de dotGIS.

Consiguieron ser los adjudicatarios del proyecto 'Location Intelligence' para el servicio del taxi del Ayuntamiento de Madrid, una licitación en la que participaron de la mano de otras pequeñas empresas. La aplicación proporciona al taxista una gestión más ágil y eficiente de sus licencias y actividad diaria y que, a la vez, permite al ciudadano consultar todos los aspectos del servicio con el objetivo de mejorar su confianza. Además, la herramienta calcula la ruta más rápida y más corta, integra los datos de tráfico en tiempo real, dispone de herramientas para la búsqueda y cálculo de ruta a puntos de interés cercanos y realiza un seguimiento en tiempo real del recorrido seguido por el taxi.

Asimismo, fue la participación en los concursos convocados por organismos multilaterales los que les abrieron las puertas de la internacionalización. Uno de los proyectos para los que fueron seleccionados fue el desarrollo de una solución cartográfica y digital con la que el Gobierno de Bolivia puede estudiar el grado de autonomía de cada una de las regiones del país, y así mejorar la eficiencia de la Administración.

Respecto a su trabajo con grandes empresas, y tal y como ocurre en otros sectores como el fintech, afirmaron que “nos ayudamos mutuamente”. Gigantes del sector tecnológico como Vodafone -que les encargó una solución para la MTV Music Week Bizkaia- o Correos -a quienes están ayudando a optimizar la ubicación del servicio CityPaq, entre otros servicios- emplean los mapas inteligentes de dotGIS. “Necesitan empresas ágiles que les den respuestas ágiles”, señalaron.

En cuanto al próximo destino, ya se está barajando que sea Estados Unidos donde prevén implantarse a lo largo del primer semestre de 2020 de la mano de un socio local.

¿Qué pasa cuando se alían dos geólogos, un filósofo y un economista para emprender un negocio?