Llevar una contabilidad sistemática es fundamental

Siete consejos para que los autónomos gestionen correctamente el IVA y no se lleven un susto cada trimestre

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es una de las obligaciones ineludibles a las que debe enfrentarse un autónomo. Estos son los consejos para gestionar de forma correcta dicho impuesto y evitar cometer errores que conllevan no poder abonarlo trimestralmente. 

Siete consejos para que los autónomos afronten correctamente el pago del IVA
Siete consejos para que los autónomos afronten correctamente el pago del IVA
Siete consejos para que los autónomos gestionen correctamente el IVA y no se lleven un susto cada trimestre

Una de las obligaciones más importantes a las que tiene que hacer frente un trabajador por cuenta propia es el pago del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) todos los trimestres. Para presentar correctamente esta declaración, el autónomo deberá llevar a cabo una contabilidad y un registro sistemático de todas las facturas para tener controlado este impuesto, no cometer errores, y evitar una sanción por parte de Hacienda.

El IVA es un impuesto indirecto que grava los bienes y servicios producidos tanto en el territorio nacional como en el exterior, por lo que el que lo paga es el consumidor y el autónomo lo recauda una vez se produce la operación de compra de los productos o servicios. Los autónomos, por tanto, son meros intermediarios entre el consumidor o el cliente y Hacienda es a la que deben ingresar este impuesto. Como el autónomo también compra bienes y servicios, al final el abono de este impuesto será la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA de cada factura, es decir, lo que ha ingresado de sus clientes y lo que ha pagado en su actividad. Para gestionar bien el IVA es fundamental volver a recalcar que este impuesto no tiene que afrontarlo realmente el autónomo, ya que actúa como un intermediario entre sus clientes y Hacienda, por lo que se limita a hacer de recaudador.

Por tanto, para no tener tensiones a la hora de realizar el pago del IVA dentro del plazo correspondiente, el primer y más importante consejo es que el autónomo guarde la cantidad correspondiente al IVA percibido en las facturas correspondientes, es decir, que no lo gaste, para poder disponer de las cantidades recaudadas cuando llegue el momento de ingresarlo a Hacienda. Precisamente, el principal problema que tienen muchos autónomos con el IVA es que no lo reservan en cuenta aparte, por lo que no es raro que se encuentren al final de cada trimestre con que no disponen de la cantidad que les reclama Hacienda y deban hacer frente al pago con dinero personal. Esto supone un verdadero problema, según explicó a este medio el asesor fiscal de la Asesoría Vadillo, Borja Vadillo.

Con el fin de evitar que los autónomos se encuentren en una situación compleja causada por una mala gestión del IVA y, por tanto, tengan problemas para hacer frente al pago de dicho impuesto, deberán mantenerse informados y llevar una contabilidad adecuada que permita afrontar esta obligatoriedad de la mejor manera.

¿Qué debe hacer el autónomo para afrontar correctamente el pago del IVA?

Tal y como explicó a este diario el asesor fiscal Borja Vadillo, el autónomo puede adelantarse y prepararse para afrontar el pago del Impuesto sobre el Valor Añadido de forma correcta y evitar así cometer errores. Estos son los siete consejos para que los trabajadores por cuenta propia puedan estar tranquilos al final de cada trimestre, en lo que al IVA respecta.

1. Estar al día de las novedades

Muchos autónomos dejan en manos de profesionales todo lo relativo al pago de impuestos y a cualquier tipo de obligación existente tanto con la Seguridad Social como con la Agencia Tributaria. Eso no quiere decir que el autónomo no deba mantenerse informado sobre las actualizaciones relativas a lo que supone desempeñar una actividad por cuenta propia.

“Lo primero que debería hacer un autónomo es estar al día de todas las novedades que existen en relación con el Impuesto sobre el Valor Añadido. De esta manera estarán seguros con su manera de proceder y podrán cumplir con las obligaciones de presentación del impuesto en tiempo y forma”, indicó el asesor fiscal.

2. Llevar una contabilidad diaria

Es imprescindible llevar una contabilidad al día de todas las facturas emitidas, ya que será la única manera de poder gestionar correctamente el pago del IVA. “Todas las facturas tienen que estar contabilizadas en un programa informático, da igual si se trata de un programa específico de facturación o de una tabla de Excel. Lo más recomendable es contabilizarlo todo de manera diaria, para evitar así cometer errores en lo que al impuesto se refiere”, destacó Vadillo.

3.- Guardar aparte el dinero correspondiente al IVA

Para no utilizar equivocadamente el dinero correspondiente al IVA en otros asuntos relacionados con el negocio -o familiares-, lo más aconsejable es guardarlo de manera separada. Esto puede hacerse fácilmente si se ingresa ese dinero en otra cuenta diferente y se gestiona cada cantidad de forma individual.

Usar el dinero del IVA y no reservarlo únicamente para pagar el impuesto al final de cada trimestre, es uno de los grandes errores que cometen muchos trabajadores por cuenta propia. Es importante evitar esto, ya que puede suponer un importante problema para el autónomo cuando llegue el momento de tener que pagar a Hacienda y se encuentre con que no tiene el dinero disponible.

4.- Solicitar un aplazamiento en caso de no poder hacer frente al pago

Aquellos autónomos que hayan utilizado el dinero para otros asuntos, bien sea por necesidad o por descuido, podrán solicitar un aplazamiento a Hacienda. Dicha petición puede realizarse a través del modelo 303 y permite disfrutar de un aplazamiento de 12 meses para deudas inferiores a 30.000 euros sin tener que justificar las cuotas impagadas. Eso sí, tal y como señaló Vadillo, “el aplazamiento conlleva unos intereses anuales del 3,75%”.

5.- Revisar los impuestos presentados anteriormente

“En el momento de tramitar el IVA, lo más aconsejable es revisar bien los impuestos presentados con anterioridad, por si tuviesen algún IVA pendiente de compensar. Puede pasar que, por ejemplo, el autónomo haya tenido un IVA negativo en otro trimestre porque haya tenido más gastos que ingresos. En ese caso, tendrá un IVA a compensar acumulado y podrá deducirlo en el impuesto trimestral”, explicó Vadillo.

6.- No olvidarse de deducir todos los gastos posibles

Uno de los factores más relevantes para los autónomos en lo que al Impuesto sobre el Valor Añadido se refiere es la deducción de los gastos vinculados al desarrollo de la actividad que desempeñan. “Para la confección del trimestre, los autónomos no deben olvidarse de deducir todos los gastos. Eso sí, es importante que los gastos cumplan todos los requisitos y que siempre estén afectos a la actividad que desarrollan. En caso de deducirse gastos de manera incorrecta, Hacienda podrá intervenir”, explicó Borja Vadillo.

De hecho, las preguntas que más suelen hacer los autónomos sobre este impuesto tienen relación con los gastos deducibles, ya que siempre se crea mucho conflicto alrededor de estos. Lo más importante a tener en cuenta es que para Hacienda solo son deducibles aquellos gastos que sean 100% afectos a la actividad, o lo que es lo mismo: los gastos que conlleva el desarrollo de la actividad.

7.- Contar con asesoramiento profesional

Si bien es cierto que los autónomos no necesariamente tienen que contratar los servicios de una asesoría, lo más aconsejable es hacerlo, ya que les permitirá estar al día de todo y no tener ningún tipo de problema o deuda con Hacienda o con la Seguridad Social. “Los autónomos ya tienen bastante con su trabajo diario como para estar pendientes de hacer facturas o presentar impuestos. Es más que recomendado acudir a una asesoría de confianza para gestionar de forma correcta el negocio”, indicó.

Siete consejos para que los autónomos gestionen correctamente el IVA y no se lleven un susto cada trimestre
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad