Requisitos y características de esta modalidad

¿Cómo pueden cobrar los autónomos la jubilación activa en 2022 y seguir trabajando en su negocio?

Los autónomos pueden cobrar su pensión de jubilación sin necesidad de dejar el negocio. Éstos son los requisitos para acceder a esta modalidad de retiro en 2022. 
autónomos jubilación activa
¿Cómo pueden cobrar los autónomos la jubilación activa en 2022 y seguir trabajando en su negocio?
¿Cómo pueden cobrar los autónomos la jubilación activa en 2022 y seguir trabajando en su negocio?

En abril de 2022, más de 1,3 millones de personas estaban cobrando una pensión de jubilación por el Régimen Especial de Trabajador Autónomos (RETA). Una de las condiciones que tienen que cumplir la inmensa mayoría de estos autónomos jubilados es dejar su negocio. De hecho, estar trabajando sería uno de los principales motivos por los que la Tesorería podría retirar la prestación a cualquier pensionista. 

Sin embargo, para esta regla también existen excepciones. Desde 2013, los autónomos pueden acogerse a una modalidad aún desconocida para muchos, que permite cobrar la pensión de jubilación sin dejar de trabajar en el negocio. Se trata de la jubilación activa, una opción a la que están acogidos poco más de 40.000 trabajadores por cuenta propia pero que permite al autónomo aumentar sus fuentes de ingresos, compatibilizando una prestación pública con con su actividad.

Ahora bien, como con todas las modalidades de retiro, para acceder a la jubilación activa y cobrar el 100% de la pensión es necesario cumplir algunos requisitos. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se refirió recientemente a la necesidad de reforzar los incentivos "positivos" a esta modalidad. De momento, y a expensas de futuros cambios, éstas son las condiciones y características de la jubilación activa en 2022.

Requisitos para que los autónomos cobren el 100% de la pensión sin dejar el negocio

Como con cualquier modalidad de jubilación, para acceder hay que cumplir unos requisitos generales de edad y tiempo de cotización que cambiaron desde principios de este año. Así, en 2022, los autónomos que quieran cobrar una pensión y seguir al frente de su negocio, tendrán que tener cumplidos los 65 años si tienen un periodo de cotización de 37 años y seis meses. En el caso de que su periodo cotizado sea inferior, el trabajador por cuenta propia deberá esperar hasta los 66 años y 2 meses. 

Por otro lado, también habría que contratar a un empleado si se quiere percibir la pensión sin ningún recorte. Cabe recordar que para disfrutar de la jubilación activa no es necesario tener contratado a un trabajador. Sin embargo, si el jubilado pretende cobrar el 100% de su prestación es necesario que tenga, al menos, a un empleado a su cargo. En el caso de que decida ser autónomo y jubilado sin contratar a un trabajador, tan sólo podrá optar al 50% de su pensión por jubilación. 

Así mismo, existen algunos límites para acceder a esta modalidad. Uno de ellos es que hay que renunciar a la jubilación anticipada, que permite al autónomo retirarse dos años antes de la edad legal. Por lo tanto, el autónomo que quiera percibir su pensión y seguir al frente de su negocio tendrá que esperar hasta la edad ordinaria, que en 2022 es de 66 años y 2 meses y que en 2027 alcanzará los 67 años.

Condiciones de cotización: ¿Cuánta cuota tienen que pagar los autónomos en jubilación activa?

Otro aspecto que hay que tener en cuenta antes de optar a la jubilación activa es que el autónomo, mientras esté en esta modalidad, no dejará de pagar cuota como tal aunque sensiblemente menor a la actual. Concretamente, pagará una cuota de solidaridad. Con ella sólo se cotiza por contingencias comunes (3.3%) junto a un tipo especial de cotización por solidaridad (8%).  

Por tanto, los autónomos en jubilación activa están exentos de cotizar por prestaciones como formación o contingencias profesionales -estas últimas, opcionales para ellos-. Teniendo en cuenta que  la base de cotización mínima para estos autónomos -que siempre tienen más de 48 años- es de alrededor de 1.035 euros (salvo alguna excepción),  los jubilados activos tendrán que pagar un mínimo de 116 euros de cuota por contingencias profesionales y cotización solidaria a la Seguridad Social.

 Si bien es cierto que los autónomos en jubilación activa tendrán que pagar menos, también se debería tener en cuenta que este tipo de cotización deja de sumar para aumentar la prestación por jubilación, es decir, que los años que siga cotizando tras los 67 no le computaran en prestaciones porque, en realidad, ya está disfrutando de su pensión.

Los expertos piden eliminar la obligatoriedad de contratar a un empleado para cobrar el 100%

Desde que se puso en marcha la jubilación activa, los expertos han venido instando al Gobierno a que elimine el requisito de contratar a un empleado para poder cobrar el 100% de pensión, condición que estaría haciendo menos atractiva esta modalidad para muchos trabajadores por cuenta propia.

En este sentido, la Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa (FIDE) presentó un documento con propuestas en materia de pensiones para que el Gobierno las tenga en cuenta en la futura reforma que tiene planeado realizar.

Una de ellas es que el Ejecutivo elimine todas las exigencias ajenas al autónomo para compatibilizar la pensión de la jubilación con el trabajo. En especial, que se anule la obligatoriedad de contratar a un trabajador para cobrar el 100% de la base reguladora en este supuesto. Piden la “ampliación del ámbito subjetivo de la jubilación activa, permitiendo que todos los trabajadores por cuenta propia puedan prolongar su vida laboral cobrando el 100% de su pensión, con independencia del tiempo que hayan cotizado con anterioridad”.

¿Cómo pueden cobrar los autónomos la jubilación activa en 2022 y seguir trabajando en su negocio?