La inflación se situó en un 10,8%

Estos son los sectores dónde los autónomos se están viendo obligados subir más los precios

En julio la inflación se situó en un 10,8%. Una cifra que vuelve a batir récord debido principalmente al aumento de los costes y que se concentra, sobre todo, en una serie de sectores.

¿Hay problemas de abastecimiento en los supermercados?
Estos son los sectores dónde los autónomos se están viendo obligados subir más los precios

Los autónomos, en algunos sectores más que en otros, han tenido que trasladar el incremento de sus costes, al precio de sus productos. La situación económica no les está dejando margen para maniobrar en otro sentido lo que ha influido en que el Índice de Precios de Consumo (IPC) se situara en julio en el 10,8%. Es, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), el dato más alto desde septiembre de 1984. Este nivel de inflación preocupa a los economistas, quiénes temen el efecto arrastre y vaticinan unos niveles de inflación altos tras el verano y también durante 2023.

Desde comienzos del año se viene observando un alza en los precios, pero este incremento ha sido más grave en los dos últimos meses cuando el IPC se ha situado por encima del 10%. Junio con un 10,2% y julio con un 10,8%. Para el presidente de Consejo General de Economistas (CGE), Valentín Pich, la situación es “inquietante, especialmente porque veníamos de unos años en los que apenas había inflación. De hecho, las nuevas generaciones casi no la habían experimentado”.

Ello se puede observar en la evolución del IPC que ha pasado de situarse en julio de 2021 en un 2,9%, a encontrarse un año más tarde en un 10,8%. El presidente de CGE, Valetín Pich, culpa de este fuerte incremento a cuatro factores: los cuellos de botella originados por la Covid-19 (que se provocaron durante la pandemia al activarse fuertemente la demanda, tras varios meses de parón de las fábricas); a la subida de los precios de la electricidad, también de los carburante que se han agravado por conflicto bélico entre Ucrania y Rusia.

La subida de precios por sectores de actividad

Todo ello ha generado un caldo de cultivo en el que los autónomos se han visto obligados a subir los precios. Según los últimos datos de julio, publicados por el INE, así se han incrementado los precios en los diferentes sectores de actividad

  • En la venta de alimentos y bebidas no alcohólicas los precios subieron un 13,5%.
  • En la venta de bebidas alcohólicas y tabaco los precios subieron un 4,5%.
  • En la comercialización de vestido y calzado los precios subieron un 5,0%.
  • En vivienda los precios subieron un 23,0%.
  • En menaje los precios subieron un 7,2%
  • En medicina los precios subieron un 1,1%.
  • En transporte los precios subieron un 16,2%.
  • En comunicaciones los precios bajaron un 2,1%
  • En el sector de ocio y cultura los precios subieron un 3,7%.
  • En enseñanza los precios subieron un 1,2%.
  • En el sector de hoteles, cafés y restaurantes los precios subieron un 7,6%
  • En otros bienes y servicios los precios subieron un 3,6%.

Como se puede observar, hay sectores con fuerte presencia de autónomos en donde se está trasladando el alza de los costes a los precios: trasporte, tiendas de alimentación, de ropa y calzado, el ocio y la cultura, bares y restaurantes y servicios en general. El sector de actividad dónde más se han incrementado los precios con diferencia es en el transporte. El presidente de la Federación Española del Transporte por Carretera (Fetransa), Víctor González, reconoció que la razón del incremento está en la subida de los precios de la gasolina y el diésel. “Evidentemente, el incremento de la gasolina es la razón de que hayan subido los precios por nuestros servicios” .

Según explicó “se ha disparado el precio de un factor que representa el 40% de nuestros costes”. Si bien, González admitió que no se había trasladado, ni repercutido el coste cómo a los profesionales del transporte les hubiera gustado. "Los precios han subido de manera muy irregular, porque en este sector el precio no lo pone el transportista, sino los cargadores. Aunque se está trabajando en corregir esa situación" afirmó.

Aunque el transporte es uno de los sectores dónde más se pudo notar el efecto de la inflación en julio, su situación no es aislada y se traslada al resto de sectores de actividad. De hecho, a principios de junio, el Banco de España (BdE) alertaba sobre que tres de cada cuatro autónomos subirían los precios.

Una encuesta publicada hace dos meses por el BdE preveía que, a finales de verano, el 74% de las actividades habrán incrementado el precio de sus productos. Asimismo, en las respuestas recogidas por el Banco de España, los autónomos encuestados reconocieron haber subido en muchos casos sus precios en una proporción similar a lo que han aumentado sus costes. Concretamente, un 38,1% de los negocios afirmó haber incrementado ya el valor de sus productos o servicios, mientras que un 35,7% espera subirlos a lo largo del tercer trimestre del año, es decir, de aquí a septiembre. Si se cumplieran las perspectivas, a finales de verano podría darse el caso de que casi un 75% de los negocios españoles hubieran aumentado sus precios de venta.

Los autónomos piden deflactar el IRPF

Sobre la continua escalada inflacionistas se posicionó también el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor. A través de su cuenta de Twitter manifestó que un IPC del 10,8% “es una barbaridad y supone un daño terrible a la economía familiar y a la productiva”.

En su publicación, Amor lanzaba al Gobierno la petición de “deflactar la tarifa de IRPF” para ayudar a los autónomos y ciudadanos a combatir con la elevada la inflación. De tal manera que el pago de este impuesto se ajuste el incremento del coste de la cesta de la compra.

Los economistas prevén un efecto arrastre para los próximos meses

Para los economistas consultados el problema de tantos meses con un elevado IPC es, lo que ellos denominan cómo, el efecto arrastre. El presidente de Consejo General de Economistas (CGE), Valentín Pich, explicó que, cuando una sociedad está "acostumbrada" a unos niveles de inflación muy altos, es muy complicado volver a unos rangos normales, porque todos los actores económicos aprovechan para recuperar parte del capital perdido. 

Según dijo, "cuando la inflación se mantiene mucho tiempo en alza, todos los productores empiezan a trasladar los costes y eso genero un efecto arrastre. Porque los precios se ponen en función del pasado y no del futuro. Por ello, aunque los precios del petróleo y la electricidad hipotéticamente bajasen el próximo mes, seguiría produciéndose una inflación muy alta, porque la cadena de producción -desde grandes empresas a autónomos- continúan teniendo esa imagen de precios al alza".

Por esta razón, Pich prevé que "la inflación se mantenga durante este año y también durante el que viene". 

Estos son los sectores dónde los autónomos se están viendo obligados subir más los precios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad