Todos los tributos que se devengan dependiendo de la comunidad autónoma

Informe sobre impuestos: diferencias de hasta 200.000 euros en lo que pagan los autónomos según la CCAA

Un mismo autónomo puede llegar a tributar en 2022 hasta 200.000 euros más por un mismo impuesto según la Comunidad Autónoma donde resida. Estos son los impuestos que pagarán este año según un informe del Consejo General de Economistas.  
Agencia tributaria ayudas autónomos RENTA
Oficinas de la Agencia Tributaria
Informe sobre impuestos: diferencias de hasta 200.000 euros en lo que pagan los autónomos según la CCAA

Los autónomos españoles continúan destinando una gran parte de sus ingresos a pagar impuestos. Con la crisis del coronavirus  la presión fiscal en España aumentó en casi dos puntos. Aunque nuestro país sigue estando algo por debajo de la media europea en cuanto a presión impositiva, nuestro sistema fiscal tiene algunas particularidades que hacen que un mismo contribuyente pueda ver muy incrementada su factura fiscal al recibir una donación, hacer una transmisión de un inmueble, o incluso pagar su IRPF en la RENTA de este año, según el Informe 'Panorama de la fiscalidad autonómica o foral', un estudio que elabora cada año el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas, 

Más allá del IVA y otros impuestos que dependen directamente del Estado, en España, la mayoría de los tributos que gravan las operaciones de los autónomos y demás contribuyentes son competencia -en parte o en su totalidad- de la Comunidad Autónoma en la que se residen. Esto significa que la residencia fiscal de un autónomo es determinante a la hora de pagar más o menos impuestos por Sucesiones, Donaciones, Patrimonio o IRPF, hasta el punto de que un contribuyente medio podría encontrarse con diferencias de 5.000 euros en IRPF, 100.000 euros en Transmisiones y hasta 200.000 euros en donaciones sólo por vivir en una comunidad diferente.

Así lo refleja el reciente Informe 'Panorama de la fiscalidad autonómica o foral', un estudio que elabora cada año el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas, y que da cuenta esta vez de la situación fiscal y las brechas entre comunidades con la que se encuentra el colectivo en 2022.  Tanto es así que un mismo contribuyente, al recibir una donación de, por ejemplo, 800.000 euros de su padre, no tendría que pagar nada en Cantabria y tendría que abonar más de 200.000 euros por el mismo tributo en Extremadura. O al recibir el local en propiedad de un familiar para el negocio tendría que pagar más de 100.000 euros a la Agencia Tributaria si viviera en Asturias y nada si residiera en Andalucía, Cantabria o Galicia.

Del mismo modo, en los impuestos que afectan a todos los autónomos anualmente, como es el IRPF, un mismo contribuyente con una renta de, por ejemplo, 110.000 euros, se encontraría con una brecha de casi 3.000 euros dependiendo de la comunidad en la que resida.

¿Cuánto paga un mismo autónomo en cada impuesto dependiendo de su Comunidad Autónoma?

El último informe del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas (CGE) reúne toda la legislación autonómica para cada impuesto, con sus diferentes tipos aplicables y ventajas fiscales. Ahora bien, para que resulte más sencillo entender cuánto se pagaría por un mismo valor en cada una de las CCAA, los economistas han puesto el ejemplo de un contribuyente medio que hace una determinada operación en cada comunidad para ver cuánto debería pagar en cada impuesto. Lógicamente, en la mayoría de los casos, cuanto mayor sea el importe de la operación, más se verá la diferencia.

IRPF: diferencias de 200 euros hasta 3.000 euros en las rentas más habituales.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tributo al que están sujetos la práctica totalidad de los autónomos (deben hacer la renta todos aquellos que ingresen más de 1.000 euros). Ahora bien, al ser un tributo progresivo -cuanto más se gana, más se paga-, los economistas hicieron distintos supuestos para un contribuyente que tendría, por ejemplo, unos rendimientos netos de 20.000 euros, de 45.000 euros o de 110.000 euros. 

Cabe recordar, en todo caso, que el importe a pagar tiene en cuenta lo que se ha de abonar a lo largo de todo el ejercicio -a través, por ejemplo, de retenciones que se aplican tanto en las nóminas como en las facturas- y no sólo el resultado a pagar en la declaración anual de la renta. Así mismo, también hay que destacar que los siguientes ejemplos se calculan sobre los ingresos de un asalariado, aunque los autónomos se pueden hacer igualmente a la idea de lo que pagarían en cada comunidad, ya que las diferencias se repiten de forma muy similar para las actividades económicas.

Para hacer el ejemplo se ha partido de un contribuyente soltero y sin hijos con edad inferior a 65 años y sin discapacidad ni ninguna otra circunstancia personal que pudiera darle derecho a deducción estatal o autonómica.

-IRPF para una renta de 20.000 euros anuales

Captura
Fuente: Reaf del Consejo General de Economistas

Como se puede observar en la anterior captura, para una renta de 20.000 euros, los contribuyentes de Cataluña serían los que más pagarían en este caso. Concretamente, tendrían que abonar 2.400 euros, mientras que los de Bizkaia, Guipúzcoa y Álava, serían los que menos tendrían que pagar con 2.185 en los tres casos. Se trata de una diferencia de más de 200 euros entre un lugar y otro para una misma renta.   

-IRPF para una renta de 45.000 euros anuales

Captura
Fuente: Reaf CGE

Si el mismo contribuyente tuviera una renta de 45.000 euros, Cataluña ya no sería la CCAA donde más pagaría. En este caso, con algo más de 9.800 euros a pagar, sería Extremadura la autonomía en la que más tendría que abonar. Y sería Madrid donde menos se abonaría, con un importe inferior a 9.100 euros. Se trata, esta vez, de una diferencia entre uno y otro lugar de 700 euros.  

-IRPF para una renta de 110.000 euros 

Captura
Fuente:Reaf CGE

En este caso, para una renta de 110.000 euros, los contribuyentes de la Comunidad Valencia serían los que más IRPF deberían pagar con 38.500 euros, mientras que volverían a ser los madrileños los que menos pagarían, con alrededor de 35.550 euros. Se trata de una diferencia de más de casi 3.000 euros entre una y otra autonomía.  

Impuesto de Donaciones: diferencias de más de 200.000 euros entre CCAA

En el Impuesto de Donaciones existen diferencias muy grandes en los beneficios fiscales para el contribuyente, por lo que la diferencia entre comunidades en este tributo es la mayor.  De este modo, un emprendedor de 30 años que reciba de su padre 800.000€ en dinero en efectivo sin un destino específico y sin que tenga ningún grado de discapacidad, podría encontrarse con brechas de más de 200.000 euros, según la comunidad en la que reciba el dinero.

Como se puede observar en la tabla y la infografía del Consejo General de Economistas, este contribuyente que recibe un donación de 800.000 euros tendría que pagar 200.122 euros, más de una cuarta parte de lo que cobra si lo hiciera en  Extremadura. Sin embargo, en Cantabria o en Castilla y León, esta misma persona no pagaría nada, y en Madrid o Murcia, sólo pagaría 2.000 o 2.081 euros, respectivamente. 

Cabe destacar el cambio que ha habido en Castilla y León que, el año pasado, en el mismo ranking, se encontraba arriba del todo, junto a Extremadura, y el mismo contribuyente tenía que pagar esos 200.000 euros. Gracias a la Bonificación del 99% para familiares cercanos, que entró en vigor el 1 de mayo de 2021, este mismo autónomo pasaría a pagar cero euros. 

Captura
Fuente: REAF CGE

Impuesto de Sucesiones: Diferencias de más de 100.000 euros por una misma herencia

Captura
Fuente REAF CGE

Uno de los impuestos que más polémica ha generado en España es el Impuesto de Sucesiones, que grava las herencias y que es competencia de las diferentes comunidades autónomas. Dependiendo de donde resida un mismo contribuyente, al heredar un local y demás bienes de sus padre podría tener que llegar a pagar más de 100.000 euros en impuestos según sea la autonomía donde viva, mientras que en otras no tendría que abonar nada. 

Como se puede observar a continuación, en algunas comunidades como Asturias o Comunidad Valenciana, un contribuyente soltero que herede bienes -como un local u otras propiedades- por valor de 800.000 euros de algún familiar fallecido tendría que pagar, tras aplicar las reducciones, más de 100.000 euros o 60.000 euros, respectivamente. Sin embargo, resulta llamativo, que este mismo contribuyente en idéntica situación no tendría que pagar nada en Andalucía, Cantabria o Galicia, y sólo tendría que abonar algo más de 1.500 euros en Madrid y Castilla y León. 

Una vez más, Castilla y León ha sido el gran cambio de un año a otro en este impuesto, al haber pasado de estar a la cabeza de la lista donde más se pagaba por heredar (entorno a 80.000 euros) a bajar junto a las comunidades donde menos se tributa. 

Informe sobre impuestos: diferencias de hasta 200.000 euros en lo que pagan los autónomos según la CCAA
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad