Imprimir

¿Qué sucede si un autónomo presenta la renta fuera de plazo?

Autónomos y Emprendedores | 05 de abril de 2019

Todos los autónomos tienen que declarar la renta antes del 1 de julio. De no hacerlo, pueden enfrentarse a recargos o sanciones de hasta el 150% sobre el valor del importe que salió a abonar en la declaración. Las consecuencia de pasarse de la fecha dependerán del tiempo transcurrido, el resultado de la declaración y de si hay requerimiento por parte del Fisco.

Todos los autónomos suelen tener bien marcados los meses fiscales en su calendario. Ahora se trata de la declaración de la renta y a muchos trabajadores por cuenta propia les asaltan miles de dudas. Una de las más frecuentes es si se puede presentar la declaración fuera de plazo, o si existen sanciones por no respetar el plazo establecido y a cuánto ascienden.

Que quede claro, efectivamente hay sanciones para todo autónomo que no presente la declaración antes del 1 de julio, fecha en la que finaliza la campaña de Renta. Aunque no es menos cierto que la Agencia Tributaria también contempla la posibilidad de pagar fuera de plazo. Eso si, no se puede hacer de cualquier forma. Pagar fuera de plazo solo está permitido en ciertos casos puntuales como realizar un pago fraccionado, abonando el 60% en un primer tramo y, el resto,  mediante un aplazamiento de pago con cuotas mensuales.Todo, siempre y cuando esté justificado.

Sin embargo, muchos autónomos se encuentran con ciertos imprevistos y se ven obligados a declarar la renta al margen de las opciones y mecanismos contemplados por el Fisco. Todos ellos, tienen que saber que se enfrentan multas cuya cuantía se estipula en base a tres factores. El recargo que impone Hacienda al contribuyente dependerá del tiempo transcurrido, el resultado de la declaración – si sale o no a abonar- y de si hay requerimiento por parte del Fisco.

Declarar fuera de plazo sin requerimiento previo

Declarar la renta fuera de plazo tiene consecuencias aunque el error lo subsane el contribuyente sin previo requerimiento por parte de Hacienda. Así lo prevé el Fisco en la Ley General Tributaria que, en su artículo 27, aclara que "los recargos por declaración extemporánea son prestaciones accesorias que deben satisfacer los obligados tributarios como consecuencia de la presentación de autoliquidaciones o declaraciones fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración tributaria".

Si la declaración se efectúa fuera de plazo sin que Hacienda la reclame previamente, el autónomo no se enfrentará a sanción alguna aunque tampoco se librará de recargos. La cuantía de éstos dependerán, según la Agencia Tributaria, del tiempo que se haya demorado el contribuyente en presentar la declaración. Si el autónomo tarda menos de seis meses en subsanar la deuda, el recargo será de un 5% sobre el valor de la misma. Si supera los seis los meses de demora, el recargo ascenderá al 10% y, si tarda entre seis y doce meses en subsanar el error, será de un 15%. A partir de los 12 meses, el autónomo tendrá  que pagar un 20% de recargo sobre la cuantía y unos intereses de demora.

La base sobre la que se imponen estos recargos será el importe a ingresar resultante de la liquidación de las declaraciones. El autónomo puede, sin embargo, reducir en todo caso la cuantía hasta un 25%, siempre y cuando lo ingrese en un periodo voluntario. Pero, ¿y si la declaración sale a devolver? En este caso, como el Fisco entiende que el contribuyente no ha sufrido un perjuicio económico, se contemplaría el error como una infracción leve que conlleva una multa de 100 euros.

Declarar fuera de plazo con requerimiento previo

El caso de la declaración extemporánea con requerimiento previo por parte de Hacienda es diferente. En estas circunstancias, se entiende que el contribuyente ha cometido una infracción y, por tanto, ya se contemplan sanciones y no se habla de recargos por demora. Estas multas pueden ir del 50 al 150% sobre el importe de lo que debería haber abonado.

En este caso, la cantidad dependerá del grado de perjuicio económico que se haya causado a Hacienda, de si el contribuyente tiene a sus espaldas otras infracciones tributarias o de la intencionalidad con la que se entiende que se produjo la deuda. En caso de aceptar la sanción o pagarla en el periodo voluntario establecido el contribuyente podrá beneficiarse de reducciones sobre la sanción.

Cuando, por el contrario, el importe de la declaración sale a devolver pero se ha presentado fuera de plazo con requerimiento previo, la sanción será de 200 euros. En todo caso, exista o no requerimiento por parte de Hacienda y salga o no a devolver el importe de la liquidación, es aconsejable que el contribuyente salde la deuda lo antes posible, para evitar recargos o multas indeseadas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/tus-finanzas/sucede-autonomo-presenta-renta-fuera-plazo/20190404142015019239.html


© 2019 Autónomos y Emprendedores

Noticias de interés para autónomos, emprendedores, pymes y profesionales que quieren montar su propio negocio​