sábado. 04.04.2020

TODOS PIERDEN CLIENTES Y ALGUNO LO DUPLICA POR EL MIEDO

Así está afectando a los autónomos de Madrid la alarma del Covid-19

Así está afectando a los autónomos de Madrid la alarma del Covid-19

El coronavirus ya ha comenzado a afectar a los negocios de los autónomos, para la gran mayoría de forma muy negativa mientras que algunos están duplicando ventas, precisamente por el miedo al desabastecimiento en la capital. Así afecta el Covid-19 a los negocios más pequeños. 

Así está afectando a los autónomos de Madrid la alarma del Covid-19

Después de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid decretase el cierre de guarderías, colegios y universidades a partir de este miércoles, y una gran cantidad de empresas recurrieran al teletrabajo para evitar contagios, el miedo al Covid-19, comúnmente conocido como Coronavirus, se ha disparado. Más aún, cuando el 89% de los pacientes infectados ingresados en la UCI se encuentran en la capital. Esta situación ha provocado distintas situaciones en los autónomos.

Por un lado están negocios como los de catering que han perdido contratos ante la cancelación de eventos y los cierres de los comedores de los colegios; restaurantes y bares que ayer veían desaparecer a sus "habituales de medio día" porque se habían ido a teletrabajar miles de empleados de las oficinas, autobuses escolares que ya no hacen la ruta, pequeños alojamientos a los que se les anulado las reservas; agencias de viaje que han tenido que paralizar su actividad; abogados y todo tipo de profesionales a los que se les han cancelado las citas de sus clientes durante los próximos quince días, comercios que cierran por miedo al contagio o porque ya apenas si entran compradores, grandes empresas que han congelado sus pedidos a proveedores autónomos, transportistas que no están haciendo los mismos portes que hace unos días y otros miles de negocios de todo tipo que están viendo con miedo la posibilidad de que caiga su actividad arrastrados por el temor que se ha extendido en la sociedad.

Y lo peor es el pesimismo de muchos autónomos que no ven una solución a corto plazo. Al contrario, el sector de la restauración por ejemplo está muy preocupado porque no saben cuánto tiempo podrán aguantar si no mejora la situación de la epidemia, si dejan de venir turistas a Madrid y si los capitalinos deciden quedarse en casa. Lo mismo les sucede a casi todas las actividades, principalmente las que tienen contacto con el público. 

En el otro lado están los autónomos que han visto asombrados como en los últimos días cientos de personas están acudiendo a sus pequeños comercios de alimentación, higiene y limpieza, así como a las farmacias e, incluso, a algunos estancos para aprovisionarse. Éstos están viendo el coronavirus como una oportunidad.

Este miedo al contagio y al desabastecimiento ya provocó el aumento de la cesta de la compra durante el pasado mes de febrero, que se incrementó un 8,3%. Según un informe de la consultora Nielsen, durante la última semana de febrero, en España se incrementaron en un 40% las ventas de alimentos no perecederos y se duplicaron las compras de productos de higiene personal. Se vendieron un 100% más que durante el periodo anterior.

Esta situación, como no podía ser de otra forma, también se ha reflejado en los pequeños negocios dirigidos por autónomos, que están viviendo una "segunda Navidad", tal y como aseguraron algunos de ellos. Durante el mes pasado se dispararon las ventas de productos no perecederos, como el arroz y las legumbres, que incrementaron sus ventas en un 44,9% y un 47,1% respectivamente, así como la pasta (30,9%), los platos preparados (25,9%), las conservas (18%), el aceite (5%) y la leche en polvo (11,9%). Sin embargo, tras la noticia del cierre de guarderías, colegios y universidades también han aumentado las compras de productos perecederos

Los autónomos del comercio duplican su facturación

A principios de esta semana, la Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged) ya anunció que este miedo al desabastecimiento es infundado, puesto que -según aseguraron- las grandes superficies pueden hacer frente al incremento de la demanda ante la crisis del Coronavirus.

Ahora son los autónomos los que también quieren tranquilizar a la población. "Nuestra dependencia del exterior en alimentación y productos básicos es mínima, ya que la procedencia en la gran mayoría de estos productos es nacional. Así que, por mucho que aumente la demanda de los consumidores, sería casi imposible hablar de desabastecimiento de manera generalizada. Sí se puede dar de forma puntual o en productos concretos pero, en cualquier caso, sería algo transitorio", señaló Pedro Campo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC).

Si bien el mensaje es tranquilizador, Campo añadió que,"desde la CEC, estamos siguiendo el desarrollo con preocupación y cautela, pero sin alarmismo, ya que es difícil hacer predicciones en un escenario que muta día a día". 

Autónomos y Emprendedores acudió al Mercado de Las Águilas de la Comunidad de Madrid, un pequeño mercado de barrio, para observar de primera mano el efecto Coronovirus en los negocios regentados por trabajadores por cuenta propia, donde los propietarios han visto un repunte en sus ventas que ha superado incluso el ticket medio de la campaña de Navidades.

Nada más entrar al mercado, se puede observar que una de las pollerías estaba prácticamente desabastecida a primera hora de la mañana. No contaban con el aumento de las ventas que se produjo durante la jornada del martes y obtener grandes cantidades de producto en Mercamadrid durante esta madrugada fue una tarea complicada, ya que los autónomos de otras tiendas también aumentaron la compra diaria para hacer frente al repunte de la demanda.

Avanzando por el recinto, se encuentran varios clientes haciendo cola en la carnicería Herrera, donde los propietarios comentaron que las ventas del martes, el día posterior a hacerse público el parón estudiantil, fueron diez veces mayores que las de cualquier otro martes, y señalaron que la facturación superó la de muchas jornadas navideñas. 

Lo mismo aseguró la gerente de la frutería Hernández. Este negocio dobló durante el día anterior la facturación de cualquier otra jornada. La mayoría de estos clientes fueron personas de edad avanzada que aumentaban las cantidades de su cesta de la compra para atender a sus nietos durante el cierre lectivo. Además la dueña de este pequeño comercio comentó una situación que, posiblemente, no se haya vivido nunca en este mercado de la capital: durante la tarde del martes varios comercios echaron la persiana tras haber vendido todo su producto.

Abandonando el recinto, se puede observar una cola de clientes esperando turno en una de las farmacias del barrio madrileño, en la calle Guareñ. Sus dueñas aseguraron haber presenciado un aumento de clientes sin precedentes durante las últimas semanas. 

Serían justamente las farmacéuticas, junto a las tecnológicas, los negocios  textiles y los de automoción los que podrían tener "problemas de desabastecimiento a corto plazo si el bloqueo se prolongase en el tiempo y la producción se detiene" explicó Pedro Campos, presidente de la CEC.  Aunque el efecto coronavirus afecta a todas las actividades de cualquier sector, incluso a estancos. Algunos de ellos han doblado sus ventas de tabaco durante los últimos días.

Así está afectando a los autónomos de Madrid la alarma del Covid-19