Bonificaciones y subvenciones para el carburante, cheque de 200 euros, ERTEs...

Los autónomos que cobren cualquiera de las nuevas ayudas por los costes no podrán despedir hasta junio

El Gobierno aprobó recientemente un tercer paquete de medidas anticrisis para algunos sectores de autónomos como el transporte, la agricultura o la pesca. Algunas de estas nuevas ayudas incluyen una prohibición de recortar la plantilla hasta junio de este año. Éstas son.   
autonomos-empleados
Los autónomos que cobren cualquiera de las nuevas ayudas por los costes no podrán despedir hasta junio
Los autónomos que cobren cualquiera de las nuevas ayudas por los costes no podrán despedir hasta junio

Los autónomos que accedan a las nuevas medidas anticrisis aprobadas a finales de diciembre para paliar el aumento de costes volverán a tener prohibido despedir por causas objetivas, esta vez hasta  junio de 2023. Este tercer paquete de ayudas que ha puesto en marcha el Gobierno va dirigido a algunos colectivos de trabajadores por cuenta propia, como los transportistas, los agricultores, los pescadores, los ganaderos o, en general, cualquier profesional con rentas bajas, que podrá acceder al cheque de 200 euros para la cesta de la compra.  

Concretamente, el nuevo Real Decreto 20/2022, aprobado el pasado 27 de diciembre, recoge varias medidas que afectan a determinados colectivos de autónomos como la extensión de la rebaja del IVA o la puesta en marcha de nuevas bonificaciones y ayudas directas para el carburante, de las que sólo podrán beneficiarse algunos negocios vinculados al transporte o el sector primario. La norma también prevé un nuevo cheque de 200 euros para trabajadores -por cuenta propia o ajena- que hayan tenido unos rendimientos netos inferiores a 27.000 euros en 2022.  

Como ha ocurrido en los anteriores paquetes de medidas para paliar la inflación y el incremento de costes a raíz de la guerra en ucrania, el Gobierno ha incluido una 'contra-parte' que afecta a varias de estas subvenciones y bonificaciones. En este caso, la norma advierte en su artículo 44 que "en aquellas empresas beneficiarias de las ayudas directas" o de las medidas de reducción o suspensión de jornada, "el aumento de los costes energéticos no podrá constituir causa objetiva de despido hasta el 30 de junio de 2023". Además, el incumplimiento de esta obligación "conllevará el reintegro de la ayuda recibida". 

Esto significa que los trabajadores por cuenta propia deberán decidir si seguir arrastrando la mala situación que encadenan desde principios de la pandemia y no cobrar ninguna ayuda, o hacerlo y comprometerse a no despedir por causas objetivas a raíz de la pandemia, teniendo en cuenta que dentro de unos meses podrían no tener capacidad para seguir pagando los salarios y cotizaciones de sus empleados. 

¿Qué nuevas ayudas impedirán a los autónomos despedir hasta junio de 2023? 

El artículo 44 del nuevo real decreto sólo señala que "las empresas beneficiarias de las ayudas directas no podrán justificar despidos objetivos basados en el aumento de los costes energéticos". Y también que las "que se acojan a las medidas de reducción de jornada o suspensión de contratos reguladas en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores por causas relacionadas con la invasión de Ucrania y que se beneficien de apoyo público no podrán utilizar estas causas para realizar despidos". 

En el anterior paquete de medidas, fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos ya señalaron a este diario que "la norma es clara y se refiere sólo a ayudas directas y a medidas de reducción de jornada o empleo".  En principio, y a expensas de nuevos desarrollos de cada medida en cada sector, se entiende que la rebaja del IVA, al ser una reducción y no un pago directo de una subvención no estaría incluida en esta medida. Sin embargo, sí lo estarían las bonificaciones al carburante -que se van a llevar a cabo mediante un pago asociado a la devolución del Impuesto sobre Hidrocarburos-, al igual que las ayudas directas para los profesionales del transporte que no reciben la devolución del Impuesto sobre Hidrocarburos. 

También es una ayuda directa y por lo tanto se entiende que llevaría aparejada la prohibición de despido el cheque de 200 euros para autónomos con menos de 27.000 euros de rendimientos netos en 2022, o los ERTE por causas relacionadas con la invasión de Ucrania, a los que el Real Decreto se refiere explícitamente. 

  • Ayudas directas y devoluciones al transporte por el carburante 

Una de las principales ayudas que ha puesto en marcha el Gobierno es la extensión de la bonificación al carburante para determinados colectivos vinculados al transporte, como los transportistas de mercancías pesadas y ligeras, VTCs o taxis. Esta vez la ayuda ya no se realizará de forma generalizada a través de descuentos, sino que se articulará o bien como un pago personal a cada autónomo junto a su devolución del Impuesto de Hidrocarburos o bien mediante una ayuda directa si no tiene derecho a dicha devolución. En ambos casos, estas subvenciones llevarían aparejadas la prohibición de recortar plantilla por causas vinculadas al incremento de costes hasta junio de 2023. 

 En el caso de las empresas que se benefician de la devolución del gasóleo profesional, la ayuda se abonará al finalizar cada mes de aplicación de la medida, junto a la devolución parcial del impuesto de hidrocarburos, y se calculará en función de los litros consumidos y pagados con las tarjetas de gasóleo profesional, entre otros sistemas. Por ello, estas empresas tendrán derecho a recibir automáticamente esta devolución tan sólo pagando con su tarjeta de transporte profesional y no habría que presentar en principio una solicitud específica. 

Por otro lado, se establece un sistema de ayudas directas para las empresas y trabajadores autónomos del transporte que no se benefician de la devolución del gasóleo profesional. Los beneficiarios deberán solicitar la ayuda a través de la sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria entre el 1 de febrero y el 31 de marzo de 2023, que, una vez aprobada, se abonará en un único pago. 

La bonificación se calcula estimando el consumo, por tipo de vehículo, en un periodo de seis meses: del 1 de enero de 2023 al 30 de junio de 2023. Así, teniendo en cuenta las diferentes cuantías fijadas para cada trimestre, las ayudas por vehículo para todo el periodo son las siguientes: 

Captura

  • Ayudas y devoluciones para el sector de la agricultura, la pesca o la ganadería por el carburante 

Lo mismo ocurre con los negocios de la agricultura ganadería o pesca. Si se benefician de la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos, el Real Decreto dice que "se considerará solicitada la ayuda con la presentación de la solicitud de devolución del Impuesto sobre Hidrocarburos por el gasóleo empleado en la agricultura y la ganadería conforme a lo establecido en la Orden EHA/993/2010, de 21 de abril a partir del 1 de abril de 2023. En este caso, si no se oponen a su pago, los beneficiarios de la ayuda también tendrán prohibido despedir hasta junio de este año. 

Por otro lado, se establece un sistema de ayudas directas para las empresas y trabajadores autónomos que no se benefician de la devolución del gasóleo profesional. Para el sector agrario no hay ayudas directas como tal y sólo se pueden optar a la ayuda si se tiene derecho a la devolución del impuesto sobre hidrocarburos. 

Para el sector de la pesca, sin embargo, se establece una ayuda directa a los pesqueros en función del caladero (nacional o internacional), la modalidad y la eslora del barco. Las ayudas irán desde 1.100 euros hasta 300.000 euros por barco. Esta subvención también estará ligada a la prohibición de despedir hasta junio. 

  • Ayudas directas para el sector primario por el uso de fertilizantes 

También para ambos sectores se aprueban ayudas adicionales con el objetivo de reducir la incidencia en los precios de los alimentos del aumento de los costes de producción derivados del alza de precios de los fertilizantes. Para ello, se articula una ayuda directa por el uso de fertilizantes que se calculará por hectárea en función del tamaño de la explotación y del tipo de cultivo. 

En este caso, no habrá que hacer ninguna solicitud ya que el Gobierno publicará en el tablón de anuncios de su sede electrónica asociada. Por lo tanto, si el negocio no se opone al cobro de la ayuda, también se entenderá que adquiere el compromiso de no despedir por causa vinculadas al aumento de costes hasta junio de 2023. 

  • Nuevo cheque de 200 euros 

El Gobierno aprobó un cheque de 200 euros para paliar el incremento del precio de los alimentos que está afectando a miles de familias. La ayuda está prevista para personas físicas con hasta 27.000 euros de renta anual en 2022 y que tuvieran un patrimonio inferior a 75.000 euros anuales a 31 de diciembre de este año.  

Los beneficiarios deberán haber realizado en 2022 una actividad por cuenta propia o ajena y estar al corriente de sus obligaciones, entre otros requisitos. Aunque esta ayuda no va específicamente dirigida para autónomos, sí se trata de una subvención directa y, por lo tanto, se sobreentiende que también llevará aparejada la prohibición de despedir por causas vinculadas al aumento de costes hasta junio de este año. 

Los autónomos que cobren cualquiera de las nuevas ayudas por los costes no podrán despedir hasta junio