jueves. 17.10.2019

MUCHOS AL BORDE DE LA RUINA

La burocracia de la anterior Junta de Andalucía impide a agricultores y ganaderos cobrar las ayudas

La burocracia de la anterior Junta de Andalucía impide a agricultores y ganaderos cobrar las ayudas

En 2016, el anterior Gobierno de la Junta de Andalucía convocó las ayudas a la modernización de explotaciones agro-ganaderas. Hoy, tres años después, la mayoría de beneficiaros no han recibido aún todas las subvenciones. Se quejan de la "mala gestión" de la anterior administración de la Junta, que ha hecho que miles de autónomos acaben endeudados por inversiones que adelantaron y aún no han cobrado.

 

La burocracia de la anterior Junta de Andalucía impide a agricultores y ganaderos cobrar las ayudas

Las ayudas no siempre ayudan. Cientos de pequeños agricultores y ganaderos andaluces lo saben bien. Después de tres años de espera, la mayoría no han recibido ni un céntimo de las subvenciones dirigidas a la modernización que les prometió y concedió en 2016 la anterior administración de la Junta de Andalucía.  El actual Gobierno autonómico de Juan Manuel Moreno comenzó a abonar los primeros 25 millones de estas subvenciones el pasado mes de marzo a pesar del complejo entramado burocrático que había dejado como herencia el anterior Ejecutivo territorial. 

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de la comunidad ha calificado de "desastrosa" la gestión que hicieron de estas ayudas. "La situación ha llegado a ser insostenible. Tres años después de la primera convocatoria, ésta continua sin resolverse y sin pagarse en su totalidad, a pesar de que miles de agricultores y ganaderos se hayan embarcado en inversiones que, en muchos casos, les han llevado a la ruina por la falta de cumplimiento de la Junta de Andalucía".

Lo que para los pequeños agricultores y ganaderos vino como agua de mayo ha acabado poniendo en peligro su medio de vida. Miles de euros invertidos en modernizar sus explotaciones, en hacerlas productivas, para luego acabar completamente endeudados.

Así lo explicaron también desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Andalucía. Calificaron esta línea de ayudas de "muy deficiente. Aunque a veces no nos lo creamos, la burocracia afecta mucho a los autónomos y, este, es un ejemplo. El exceso de tiempo para tramitar estas subvención ha hecho que muchos pequeños agricultores andaluces que se endeudaron, que pidieron un préstamo para invertir en sus explotaciones, se encuentren ahogados por los intereses" explicó a este medio Miguel Cobos, Secretario General de UPA Andalucía.

Lo que vino para solucionar problemas de liquidez, mejorando la eficiencia y productividad de las pequeñas explotaciones, ha acabado siendo un problema en sí mismo. Estos autónomos “se han endeudado para ganar eficiencia o reducir costes, Ahora, esperan con impaciencia para poder recibir la ayuda que tienen concedida. Muchos de ellos se encuentran en una muy difícil situación económica, porque se han comprometido con la financiación, y la ayuda que les concedieron años atrás no llega. Por lo que podemos afirmar que las ayudas de modernización lo que han traído, más que nada, es paralización al sector. Han supuesto un ‘estocazo’ para agricultores y ganaderos” explicó Francisco Elvira, Secretario General de COAG Andalucía. 

La actual administración ha comenzado a abonar las ayudas

La Coordinadora andaluza recordó las cifras que reflejan la " mala gestión" del la anterior administración de la Junta: "En 2016 se convocaron las ayudas para la modernización de explotaciones agro-ganaderas con un presupuesto inicial de 29,73 millones de euros, que se incrementó hasta los 109,15 millones de euros, de los cuales 72,43 millones de euros eran para modernización genérica, 30,62 millones de euros para olivar y 6,11 millones de euros para la ITI de Cádiz."

Hasta agosto de 2018, dos años después, no hubo resolución definitiva: 90,5 millones de euros para 2.400 expedientes, quedando pendientes más de 1.500 recursos que, a día de hoy, y ya van tres años, aún no han sido respondidos.

“No se han respondido los recursos, pero tampoco se ha pagado la totalidad de las resoluciones aprobadas. Tan sólo se han abonado algo más de 25 millones de euros, que han comenzado a percibir los beneficiarios el pasado mes de marzo” comentó Elvira.

"Burocracia excesiva"

Las ayudas a la modernización de explotaciones agrícolas forman parte del Plan de Desarrollo Rural, y están financiadas al 75% por la Unión Europea. El otro 25% se reparte entre administración central y local -según explicó el Secretario General de UPA-. Entonces, si el presupuesto está ahí; si las ayudas se han aprobado y miles de agricultores y ganaderos han resultado beneficiarios ¿Por qué no se pagan? 

Según la Unión de Pequeños Agricultores, el problema no es otro que las trabas administrativas. "Una burocracia  excesiva que ha hecho que las ayudas se pierdan entre las diferentes delegaciones territoriales; entre técnicos, jefes de servicio y un sin fin de filtros. No nos cansaremos de pedir que se agilicen estos trámites, los agricultores no pueden tardar años en recibir subvenciones porque entonces, éstas terminan siendo contraproducentes" explicó el Secretario General de UPA. 

Desde COAG hicieron el mismo análisis: demasiada burocracia. Y ofrecieron la misma solución: simplificación. Reclamaron "que se resuelva de una vez por todas lo que se arrastra de la convocatoria de 2016 y  exigieron una nueva antes de que finalice el año, pero reinventando el sistema, con una necesaria simplificación de todo el trámite por parte de la administración autonómica, porque hasta ahora ha sido un fracaso. Si de verdad se quiere ayudar al sector, el tema de las ayudas tiene que enfocarse de otra manera. Hay que reinventarlo. Para que sean efectivas, deben salir todos los años en la misma fecha y el pago de las mismas se debe realizar, como máximo, en un plazo de seis meses”, concluyeron desde COAG Andalucía.

Precisamente, el actual presidente de la Junta de Andalucía ,Juan Manuel Moreno, hizo alusión a este problema de burocracia al que tienen que hacer frente los trabajadores autónomo, durante el Curso de Verano de la Universidad Complutense de Madrid ‘Autónomos y Emprendedores, un modelo emergente’. En concreto Moreno afirmó que "los autónomos tenían que atravesar una gymkana administrativa” para poder realizar su actividad. 

La burocracia de la anterior Junta de Andalucía impide a agricultores y ganaderos cobrar las ayudas