Crecimiento de las incorporaciones a esta profesión

Cada vez más mujeres y jóvenes autónomos se dan de alta como agentes comerciales

Cada vez más jóvenes y mujeres deciden emprender una actividad como agentes comerciales. Una salida profesional que sigue atrayendo autónomos. Representan un 25% y un 29% de las nuevas altas, respectivamente. 
Cada vez más mujeres y jóvenes autónomos se dan de alta como agentes comerciales

La inmensa mayoría de los agentes comerciales, en torno a un 80%, son autónomos. Trabajadores por cuenta propia que se encargan de promover, negociar y concretar operaciones mercantiles como representantes de distintos negocios. Un colectivo que, a pesar de la pandemia, lleva dos meses creciendo en nuestro país con un perfil muy concreto. El 29% de las nuevas altas de este sector pertenecen a mujeres y una de cada cuatro a jóvenes. Así lo aseguran desde el Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Gijón (COAC), que puso además en valor el papel de este profesional para el estímulo comercial y la lucha contra la despoblación en la España vaciada.

En la actualidad, los agentes comerciales generan en España más de 55.000 millones de euros de ventas al año, y dan empleo directo a casi 300.000 personas. No obstante, el presidente del COAC de Gijón, Ángel Carlos Rato, alertó de que, a pesar del crecimiento de autónomos en el sector, el colectivo requiere de más apoyo institucional en este contexto de pandemia para que las actividades profesionales que desempeñan no se vean “estranguladas” económica y financieramente. Asimismo, durante la 64 Feria Internacional de Muestras de Asturias, Rato recalcó que “por ese maldito virus los autónomos se han sentido solos, desprotegidos y desamparados”.

Una profesión que no para de crecer entre los jóvenes y las mujeres 

A pesar de las circunstancias que envuelven la crisis de todo el tejido productivo, Rato remarcó que por segundo mes consecutivo, las altas en el censo nacional de agentes comerciales superan a las bajas. Según el presidente del colegio asturiano, “el cambio de tendencia comienza a ser una realidad”.

“Si es tiempo de recuperación, hay que ir a por él”, añadió Rato. Gracias a cursos de formación para agentes comerciales, así como otras medidas como el plan de fomento del autoempleo joven y femenino, los resultados de crecimiento de estos dos grupos son muy positivos para el sector.

Por otra parte, el Presidente del Consejo General de Agentes Comerciales de España, Manuel Maestre, matizó que en España una de cada cuatro altas en el sector es de jóvenes. Asimismo, un 29% de ellas pertenece a mujeres cuando en el anterior ejercicio, la afiliación de autónomas era de un 12%.

Los agentes comerciales, una pieza clave para la España vaciada

Además, Rato recalcó que “donde hay un agente comercial se crea y fija la población, por lo que tienen un papel en la lucha contra la despoblación en territorios como Asturias”. Además, en el evento participó el consejero de Industria, Empleo del Principado de Asturias, Enrique Fernández, que mostró su reconocimiento a la labor de los agentes comerciales. Por este motivo,  insistió en la importancia de la innovación o la transformación digital de estos autónomos para conectar con todos los pueblos y municipios de España y seguir generando un ecosistema productivo.

Estos profesionales siempre están viajando por el territorio español e incentivan el turismo en temporadas estivales de poco auge turístico. De este modo, ayudan a hoteles de territorios generalmente poco atractivos para el turismo en invierno u otoño y apoyan su funcionamiento a lo largo de todo el año.

Los agentes comerciales han quedado excluidos del cese y de las ayudas en algunas CCAA 

Durante el congreso, también se resaltó que aún falta que tres CCAA incluyan a estos autónomos en el listado de ayudas Covid para hacer frente a la pandemia.  Además, y debido a que, en muchos casos, los agentes comerciales cobran comisiones por el trabajo realizado el trimestre anterior, e incluso el semestre anterior como sucede en del sector textil y el calzado, no han podido solicitar la prestación por cese de actividad, que exige una reducción en un 75% de sus ingresos, porque no pueden demostrar tal caída de ingresos. 

Cabe recordar que este problema no es sólo suyo, sino que también es de otros autónomos que cotizan por módulos y que, por una u otra razón, no tienen modo alguno de acreditar la caída de ingresos que les exige su mutua para concederles la prestación.

Tampoco “hemos podido optar a la prestación por suspensión de la actividad, porque no hemos estado incluidos en los supuestos de cierre obligado que marcó el Real Decreto de Estado de Alarma”, aclaró Maestre. Y, sin embargo, la realidad es que muchos de estos autónomos se vieron obligados a cesar su actividad. “Aunque nuestro trabajo estaba permitido como autónomos, nuestros clientes y representados paralizaron o cerraron su actividad y ello nos repercutió directamente”, añadió el presidente de CGAC.  

Por último, el presidente Maestre agradeció el apoyo “impresionante” de todas las organizaciones de autónomos. “Han hecho nuestras ideas suyas y las han luchado".

Cada vez más mujeres y jóvenes autónomos se dan de alta como agentes comerciales
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad