miércoles. 08.12.2021

UN NUEVO COMPLEMENTO Y SUBIDA DE LOS UMBRALES EN EL IMV

El Gobierno propone mejoras en el Ingreso Mínimo que podrían permitir a más autónomos acceder a la prestación

escriva
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones
El Gobierno anunció el pasado lunes que incluirá una serie de mejoras en el Ingreso Mínimo Vital, que espera que el Congreso apruebe antes de 2022. Entre ellas, una subida en los umbrales de renta y patrimonio para acceder a la prestación y un nuevo complemento de hasta 100 euros por hijo.  
El Gobierno propone mejoras en el Ingreso Mínimo que podrían permitir a más autónomos acceder a la prestación

El Gobierno quiere poner en marcha antes de diciembre un paquete de mejoras que permitirían a más familias acceder al Ingreso Mínimo Vital. Hasta ahora, en un año, esta prestación no contributiva habría cubierto -según las previsiones del Gobierno- a 350.000 hogares, alrededor de 700.000 personas. Con los nuevos cambios que plantea el Ejecutivo, se pretende doblar el número de beneficiarios, hasta alcanzar 1,6 millones personas.

Los ministros de Derechos Sociales, Ione Belarra, y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá presentaron el pasado lunes una serie de medidas, tras haberse alcanzado un acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE para incluir una serie de mejoras vía enmienda en el proyecto de ley del Ingreso Mínimo Vital, que todavía tendrá que ser aprobado en sede parlamentaria.

Entre las novedades que se incluirían en esta nueva renta mínima, y que el Gobierno confía que sean aprobadas antes de fin de año, estaría un nuevo complemento de entre 50 y 100 euros al mes por hijo a cargo, pero también una subida de los umbrales de Renta y Patrimonio, que podrían aumentar -aunque todavía no se sabe en qué medida- de forma significativa el número de autónomos beneficiarios de la prestación.  

De hecho, también se extenderá uno de los puntos quizás más relevantes para el colectivo de trabajadores por cuenta propia en su posibilidad de acceder al IMV, que es "convertir en permanente" la posibilidad  que se puso en marcha a raíz de la crisis de solicitar esta renta mínima en función de los ingresos del año en curso. Es decir, que cabría la posibilidad de que, ante una gran caída de la actividad y una situación de necesidad, el autónomo solicitara en 2022 la prestación no contributiva sin tener que esperar al siguiente ejercicio para presentar la declaración del año anterior. Todo ello con el objetivo de que el IMV sea "más sensible a las situaciones de pobreza sobrevenida", asegura el Gobierno a través de un comunicado.

Un complemento de hasta 100 euros por hijo y más facilidades para acceder a la prestación 

Según anunciaron los ministros de Igualdad e Inclusión, la propia prestación del Ingreso Mínimo Vital  vendría esta vez reforzada con un nuevo complemento a la infancia que el Ejecutivo quiere aprobar antes de 2022 en el mismo marco del IMV y que cubriría con hasta 100 euros por hijo a los beneficiarios de la renta mínima con menores a cargo, pero también a otras familias que aún teniendo rentas bajas no cumplen el nivel de ingresos para acceder a esta prestación.

Concretamente,  podrán acceder al complemento del Ingreso Mínimo Vital  los hogares que cumplan dos requisitos: aquellos que no superen el 300% de la renta garantizada del IMV para su tipo de hogar (por ejemplo, para un hogar con dos adultos y dos menores, la cantidad en 2022 sería de 2.757 euros mensuales) y que no superen el 150% del umbral de patrimonio correspondiente a su tipo de hogar. Es decir, lo cobrarán los actuales perceptores del IMV con menores a su cargo y otros hogares de rentas bajas, "pero no en pobreza extrema", según asegura el Ejecutivo.

En cuanto a las cuantías, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones indicó que el complemento de ayuda a la infancia será de 100 euros por hogar al mes en el caso de niños de 0 a 3 años; de 70 euros al mes por cada niño entre 3 y 6 años y de 50 euros al mes por cada menor de entre 6 y 18 años. 

Subida de umbrales de Renta y Patrimonio para acceder al IMV

En referencia al Ingreso Mínimo Vital, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, aseguró que "también vamos a proponer mejoras para ampliar la cobertura de la prestación a otros colectivos especialmente vulnerables".  

Entre otros cambios, los ministros de Derechos Sociales e Inclusión anunciaron mejoras en la prestación dirigidas a facilitar las condiciones de acceso al Ingreso Mínimo Vital, como la reducción del plazo de antigüedad de la unidad de convivencia de 12 a 6 meses para acceder a la prestación.

Además, para 2022, se va a convertir en permanente la posibilidad de solicitar el IMV por los ingresos del año en curso y se elevarán los umbrales de renta y patrimonio para estos casos, con el fin de que el IMV sea más sensible a las situaciones de pobreza sobrevenida.   

Más autónomos podrían necesitar el Ingreso mínimo y el complemento en 2022

De cara a 2022, algunos autónomos podrían necesitar acceder tanto al Ingreso Mínimo Vital como al complemento para la infancia, en caso de tener hijos a cargo. Más todavía si se tiene en cuenta que el Gobierno quiere recortar en 2022 un 90%, 638 millones de euros, de la partida destinada inicialmente a la prestación por cese de actividad, como avanzó recientemente este diario. 

Si bien en 2021 el presupuesto para mantener el escudo social de los trabajadores por cuenta propia ascendía a 713 millones, el próximo año el montante de esta ayuda se quedaría, según aparece recogido en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, en 75 millones de euros.  

No es ningún secreto que, tarde o temprano, el Ejecutivo pretende poner punto y final a las principales ayudas extraordinarias para el colectivo -tanto los ERTEs a raíz del COVID como el cese extraordinario-. Y a pesar de que el Gobierno confía en que 2022 sea el año de la recuperación económica, según los últimos barómetros de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), muchos trabajadores por cuenta propia no prevén remontar su actividad en el próximo ejercicio. 

Por lo que no sería de extrañar que muchos de los antiguos beneficiarios del cese de actividad terminen necesitando acceder al Ingreso Mínimo Vital. Según confirmaron fuentes de Seguridad Social, al tratarse de una prestación no contributiva "el IMV no diferencia entre asalariados y trabajadores por cuenta propia, por lo que se les exigirán los mismos requisitos que al resto". Condiciones que, para 2022, todavía están por determinar pero que, según el Ejecutivo, serán más flexibles -al menos a nivel de renta y patrimonio- que las actuales.

Los únicos afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que, hasta el momento, tienen vetado el acceso a esta prestación contributiva -no se sabe si también al complemento para la infancia- son los autónomos societarios. 

El Gobierno propone mejoras en el Ingreso Mínimo que podrían permitir a más autónomos acceder a la prestación