En comparación con la actual bonificación de la cuota

La nueva tarifa plana permitirá a los autónomos ahorrarse más de 900 euros en dos años

Los autónomos que se den de alta por primera vez en el RETA, cuando entre en vigor la próxima reforma de las cuotas, acabarán pagando una tarifa plana 900 euros inferior a la actual.

Pagar a plazos la declaración de la renta: ¿Cómo se puede fraccionar o aplazar la deuda?
La nueva tarifa plana ahorrará a los emprendedores más de 900 euros al cabo de dos años.
La nueva tarifa plana permitirá a los autónomos ahorrarse más de 900 euros en dos años

Con la nueva tarifa plana que parece que ya han acordado los agentes sociales y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, los nuevos autónomos que se den de alta van a terminar pagando menos cuota que con el sistema actual. Cuando entre en vigor la reforma de las cuotas para que se adecuen a los ingresos reales -a falta de que se acuerde el texto final- los nuevos autónomos lograrán ahorrarse en dos años más de 900 euros en su tarifa plana respecto a lo que están pagando ahora los nuevos emprendedores. Siempre y cuando en el segundo año de actividad sus rendimientos netos sean inferiores al SMI (Salario Mínimo Interprofesional).

La tarifa plana consiste en una bonificación de la cuota que pagan los autónomos durante los primeros 24 meses de actividad. Tiene como objetivo ayudar a los nuevos afiliados al RETA a dar sus primeros pasos como profesionales independientes. Una medida que fomenta el emprendimiento y que va a sufrir cambios con la inminente reforma del sistema de cotización del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) que se aproxima y con el que se pretende adecuar las cuotas que pagan los autónomos a sus ingresos reales.

Con las modificaciones que se plantean y que estarían ya prácticamente pactadas en la mesa de diálogo con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, los nuevos autónomos que se den de alta y que puedan beneficiarse de la tarifa plana pagarían -si se acogen a la base mínima- 80 euros al mes lineales durante 24 meses, estando los últimos 12 meses condicionados a que sus ingresos no superen el SMI .

Esto significa que trascurridos los dos primeros años desde el inicio de la actividad por cuenta propia, los emprendedores habrían abonado en cuotas un total de 1.920 euros a la Seguridad Social si eligen la base mínima. Mientras que, con la tarifa plana actual, que también es de 24 meses, estarían pagando 2.836,38 euros. Son, concretamente, 916,38 euros de ahorro entre una modalidad y otra.

Tarifa plana: la actual vs la nueva

La tarifa plana es una prestación que se creó en 2013 para facilitar a los autónomos el cumplimiento del pago sus cotizaciones sociales en los dos primeros años de actividad, habida cuenta de que, precisamente cuando se lanza un negocio, existen mayores dificultades (inversiones y gastos junto con un menor volumen de clientes).  A lo largo del tiempo, la bonificación ha sufrido diferentes modificaciones: se ha extendido su duración, se ha permitido que puedan acceder a los autónomos societarios, etc. Y en estos momentos, los trabajadores por cuenta propia que se acogen a ella disfrutan de una bonificación estatal de su cuota a la Seguridad Social durante 24 meses. Si bien, a lo largo de ese periodo de tiempo la ayuda se va haciendo cada vez menor y el importe a pagar por el trabajador autónomo se incrementa.

Según viene regulado en el artículo 31 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, la tarifa plana actual se articula de la siguiente manera:

  • Durante los 12 primeros meses: se establece una cuota mensual de 60 euros (realmente son 69 euros porque han subido los tipos) para los trabajadores autónomos que elijan la base mínima de cotización. No obstante, los autónomos que lo deseen pueden abonar una cuota superior, disfrutando de un 80% de bonificación.
  • Durante el mes 13 y hasta el 18: los trabajadores por cuenta propia se benefician de una reducción el 50% de su cuota mensual. Esto significa, que los afiliados que están cotización por la base mínima pagan una cuota de 146,97 euros al mes durante seis meses.
  • Durante el mes 19 y hasta el mes 24 los trabajadores por cuenta propia se benefician de una reducción del 30% de su cuota mensual. Esto significa, que los afiliados que están cotizando por la base mínima pagan una cuota de 205 euros al mes durante seis meses.

En total, los autónomos que se están beneficiando actualmente de la tarifa plana y que deciden cotizar por la base mínima, al cabo de dos años deben desembolsar de 2.836,38 euros en concepto de cuotas a la Seguridad Social. Sin embargo, con la modificación de la tarifa plana que se pretende aprobar, ese gasto en cotizaciones sociales durante los primeros años de emprendimiento sería mucho menor.

Según la propuesta de tarifa plana, que está prácticamente acordada en la mesa del diálogo social, todos los trabajadores por cuenta propia pagarían durante los primeros 12 meses una cuota mensual de 80 euros al mes en el caso que elijan la base mínima. Y la misma cantidad durante otros 12 meses, siempre y cuando sus rendimientos en este segundo año no superasen los 1.125 euros anuales (esto es, el SMI). Lo cual se traduce en una suma total de 1.920 euros al cabo de dos años.

Aunque los emprendedores al principio vayan a pagar un poco más con la nueva tarifa plana, que con la actual ( 80 euros vs 69 euros al mes), al cabo de dos años la nueva modalidad compensa al trabajador por cuenta propia y se traduce en un ahorro de 916,38 euros.

La condición de no superar el SMI

Para acceder a la nueva tarifa plana, los requisitos probablemente seguirán siendo prácticamente los mismos antes: se exigirá que sea la primera vez que la persona se dé de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA); o que haya transcurrido un periodo de dos años de inactividad; o que hayan trascurrido tres años en el caso de que se haya disfrutado previamente. Aunque el primer año, todos los nuevos emprendedores podrán disfrutarla, en la futura regulación se incluirá una nueva condición para solicitarla en segundo año: que los rendimientos netos no superen el SMI (1.125,90 euros al mes). 

Es probable que la gran mayoría de los trabajadores por cuenta propia puedan acceder a este segundo año de bonificación en sus cuotas dado que  los nuevos negocios no suelen consolidarse hasta el tercer año.

La nueva tarifa plana permitirá a los autónomos ahorrarse más de 900 euros en dos años
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad