Los siniestros crecieron un 13,11% en 2022

Las organizaciones alarmadas por el incremento del número de autónomos fallecidos en accidente laboral

El número de autónomos fallecidos por un accidente durante el desarrollo de su actividad creció más de un 13% el año pasado. Los trabajadores por cuenta propia exigen mayor formación y sensibilización por parte de las administraciones. 
Los fallecimientos se disparan entre los autónomos mientras las administraciones no toman medidas,
Los fallecimientos se disparan entre los autónomos mientras las administraciones no toman medidas,
Las organizaciones alarmadas por el incremento del número de autónomos fallecidos en accidente laboral

La siniestralidad en el colectivo de los autónomos se disparó en 2022. Así lo indican los últimos datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que muestran un aumento superior al 13% en el número de fallecimientos, una cifra muy superior al incremento total de accidentes de trabajo entre los trabajadores por cuenta propia, del 1,86%. 

Así, 69 autónomos perdieron la vida durante el desempeño de su actividad entre enero y noviembre de 2022, una situación grave que pone de manifiesto la “despreocupación de las administraciones por el colectivo” de trabajadores por cuenta propia, tal y como valoró a este diario José Luis Perea, secretario general de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). 

En total, el número de accidentes laborales entre los autónomos españoles creció un 1,86% en los primeros once meses del año con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 32.372 siniestros. Para el secretario general de ATA, este incremento –590 accidentes más- puede atribuirse a que 2022 ha sido el primer año sin restricciones desde la llegada de la pandemia, en 2020. “Al haber más gente trabajando, hay más siniestralidad”, afirmó. 

En este sentido, el colectivo de autónomos reclama que se cumpla con el artículo 8 del Estatuto del Trabajo Autónomo (LETA), que dice que “las administraciones públicas competentes promoverán una formación en prevención específica y adaptada a las peculiaridades de los trabajadores autónomos.” 

Los accidentes mortales se dispararon entre los autónomos en 2022 

Los datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social muestran cómo la proporción de accidentes mortales entre los autónomos sobre el total de siniestros aumentó de manera considerable. Así, mientras que el número de accidentes ascendió un 1,86% en 2022, el de fallecimientos lo hizo un 13,11%. La única métrica que descendió es la de accidentes graves, que cayó un 3,25% entre enero y noviembre. 

Además, del total de accidentes laborales sufridos por los trabajadores por cuenta propia, 30.216 se produjeron durante su jornada laboral, mientras que 2.156 tuvieron lugar In Itinere, es decir, yendo o volviendo de su puesto de trabajo.  

Por sectores, la actividad económica que más accidentes mortales registró entre los autónomos el año pasado fue la Construcción. Con respecto a los accidentes mortales, el Transporte y Almacenamiento, la Agricultura, Ganadería y Pesca y la Industria Manufacturera fueron las actividades donde más se incrementó el número de trabajadores por cuenta propia que perdieron la vida. 

Sobre este punto, llama la atención el incremento de fallecimientos entre los autónomos dedicados a las Actividades Administrativas y los Servicios Auxiliares, que pasaron de registrar una sola defunción por accidente laboral en 2021 a cuatro el año pasado. Aunque se trata de un sector con menos riesgos laborales que otros, el dato sirve para dar una muestra de los peligros a los que se enfrentan los autónomos. 

“El trabajador por cuenta propia está pendiente de muchas cosas en su día a día, lo que hace que deje de prestar atención a su actividad. Todo ello fomenta la aparición de problemas psicológicos como el estrés, riesgos que a menudo no se tienen en cuenta”, recordó a este diario José Luis Perea. En este sentido, las estadísticas de Trabajo muestran un aumento importante en el número de fallecimientos por infartos o derrames cerebrales a consecuencia de la actividad laboral. 

Los autónomos reclaman la atención de las administraciones para velar por su salud 

La gravedad de los datos aportados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social ha servido para que el colectivo de autónomos vuelva a reclamar la atención de las administraciones públicas sobre la formación y la sensibilización en materia de riesgos laborales para los trabajadores por cuenta propia, una cuestión que se recoge en el artículo número 8 del Estatuto del Trabajo Autónomo

“Esta preocupación sí existe entre los trabajadores por cuenta ajena y no ocurre en el caso de los autónomos, ni siquiera de manera residual”, valoró el secretario general de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). “Ni el Gobierno ni las administraciones autonómicas destinan una partida presupuestaria para desarrollar campañas que formen e informen de los riesgos derivados del trabajo para los autónomos”, añadió. 

Para José Luis Perea, hacerlo no sería demasiado complicado debido a que, desde 2019, los autónomos cotizan por accidente de trabajo y enfermedad profesional. “La Administración tiene todos los datos para elaborar un diagnóstico claro en función de los sectores que sufren más accidentes – hostelería, construcción y transporte -, las lesiones más habituales, la edad... Al seguir cotizando en el RETA, estos datos saltan y se puede tener un diagnóstico previo con medida”, afirmó. 

Por último, desde ATA recordaron a este diario la importancia de alertar a los autónomos sobre la importancia de proteger su salud –tanto física como psicológica- en el desempeño de su actividad profesional. “El bien más preciado que tiene un negocio es quien lo desarrolla”, afirmó José Luis Perea. “El trabajador por cuenta propia debería tener la misma responsabilidad consigo mismo que con sus asalariados en cuestiones como los reconocimientos médicos” que están obligados a ofrecer a éstos de manera periódica. 

Las organizaciones alarmadas por el incremento del número de autónomos fallecidos en accidente laboral