Domingo. 16.06.2019

Las pensiones ganan más de 1.900 millones de poder adquisitivo en tres años

Fátima Báñez insiste en que el Gobierno empleará todos los mecanismos necesarios para pagar las pensiones. Asimismo reconoce que el sistema cerrará el ejercicio de 2016 con un déficit del -1,7%
Las pensiones ganan más de 1.900 millones de poder adquisitivo en tres años

¿Ganan o no poder adquisitivo las pensiones? Esta ha sido la principal cuestión de debate durante la comparecencia de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, bajo el marco de la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados. En una sesión que arrancaba a las 16:00 horas de un viernes y que se extendía hasta pasadas las 19:30, la titular de Empleo ha tirado de datos. Las pensiones han ganado 1,65 puntos de poder adquisitivo en el periodo 2014 – 2016, explicaba, lo que en términos económicos se traduce en 1.905 millones de euros. Asimismo, según Seguridad Social, el pasado año la renta de los pensionistas se incrementó un 11% y la la pensión media lo hizo en un 20%, superando por primera vez los 1.000 euros (1.054).

La exposición ha sido contestada por los grupos de la izquierda que han recriminado el sesgo en los datos. Según la portavoz del Grupo Socialista, María Mercé Perea, los más de 1.000 millones de euros que han tenido que “asumir los pensionistas de su bolsillo” por el copago de los medicamentos ha supuesto un punto de pérdida de poder adquisitivo. A lo que ha añadido que con las previsiones de aumento de la inflación las pensiones perderán otros 1,75 puntos anuales.

En esta ocasión, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Rodrigo Gómez, no se ha puesto de parte del Gobierno. Éste también ha empleado los números para afear a la ministra la insuficiencia de la revalorización del 0,25% de las pensiones frente al 1,5% del aumento del IPC en el conjunto de 2016, “la pensión media sube 30 euros y sólo la subida de la factura de la luz será de 100 euros”. Asímismo ha criticado lo “fallido” de los cálculos en la partida de ingresos que se desviará entre 13.000 y 18.000 millones respecto a lo presupuestado.

Carles Campuzano, portavoz del Grupo Mixto, también ha empleado el argumento de la subida de precios para poner el acento sobre la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas “el principal riesgo es que los precios se coman su poder de compra. Unas décimas marca la diferencia entre poder comer carne o no”.

Déficit coyuntural

“Es la expresión de una doble circunstancia”, ha afirmado Báñez en referencia al déficit “coyuntural” del sistema que en 2016 se situará en el entorno del -1,7% del PIB. Los más de 7.000 millones de agujero tendrían dos causantes en una proporción, según ha dicho la ministra, del 70 - 30: la caída de los ingresos por cotizaciones debido a la destrucción de empleo y el esfuerzo por salir de la crisis sin mermar los niveles de protección social, respectivamente.

Aunque “queda mucho por hacer”, la evolución de los datos del empleo, con 36 meses consecutivos de crecimiento y 540.000 nuevas afiliaciones a la Seguridad Social en 2016 hace que el Gobierno se muestre optimista. “Hemos empezado a recorrer la senda que nos lleve al superávit. Hay que fijarse en las tendencias de fondo”, ha insisitido. Aunque habrá que esperar al mes de marzo para conocer los datos de cierre del ejercicio, el Informe de ejecución presupuestaria del mes de noviembre (útlimo publicado) apuntan a un avance del 3,67% en la recaudación por cotizaciones -debido en parte a la subida del 1% en las bases de cotización-. A este respecto tal y como ha avanzado la titular de empleo el ejercicio culminará con unos ingresos totaldes de 116.000 millones de euros, de los que el 99% provendrán de las cotizaciones. Báñez también ha querido poner el acento en la relación pensionista – trabajador, que se mantiene en cinco nuevos empleos por cada pensión, “clave de bóveda del sistema”. Asímimo ha adelantado los datos correspondientes al mes de enero de 2017, habiéndose obtenido hasta la fecha unos ingresos de 9.459 millones de euros (454 millones de euros más que hace un año), los mayores desde 2008.

Por otra parte, ha reconocido la caída de la rentabilidad del Fondo de Reserva, que se reduce hasta el 0,81, y apenas ha supone 450 millones de euros. Retroceso que se corresponde con la menor cuantía de una hucha de pensiones tras las sucesivas disposiciones y que, según explican fuentes muy próximas a Empleo “se continuará empleando con normalidad”. Es decir se utilizará hasta el máximo del 3% permitido. No obstante, en caso de que ni con esas fuera suficiente se recurrirá a la emisión de deuda, “no vamos a dejar de pagar las pensiones, se emplearán todos los mecanismos”, han afirmado las mismas fuentes.

Mujeres con pensiones más altas

La debilidad crónica del sistema no ha sido óbice para que se hayan tomado medidas que mejoran la protección social de los colectivos más débiles. Entre ellas el complemento de maternidad. Desde que se aprobase, las nuevas pensiones a las madres trabajadoras se han incrementado un 5%, un 10% y un 15 % en función de que tengan 2,3 o 4 o más hijos. Medida que ha beneficiado a 150.000 mujeres, permitiendo corregir la brecha de género y "poniendo a España a la vanguardia de Europa junto a Francia", destacaba la ministra de Empleo.

Mención aparte se han llevado los incentivos a la contratación indefinida que han generado más de 700.000 contratos desde que arrancase en 2013 y que generaba unos ingresos de 400 millones cada año. Medida que caducó el pasado mes de agosto y cuya ampliación será impulsada por el Gobierno, tal y como adelantó la propia Fátima Báñez en una entrevista a AyE.

No obstante y más allá de medidas concretas, como la separación de las fuentes de financiación, España “debe continuar con las reformas estructurales” que permitan consolidar la recuperación del empleo, aumentar la productividad. “España hoy transita a un buen ritmo en la creación de empleo y al final de la ruta está la solución al sistema de pensiones que está preparado para afrontar los retos”.

Las pensiones ganan más de 1.900 millones de poder adquisitivo en tres años