Hay voluntad de llegar a un acuerdo

La reforma de cuotas de los autónomos: el nuevo sistema se aplicará a lo largo de tres años

Las organizaciones de autónomos y el Gobierno se reunieron hoy después de semanas sin hacerlo. Acordaron que el futuro sistema de cotización de los autónomos sólo podrá aplicarse paulatinamente en un periodo de tres años.

jose luis escrivá
José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.
La reforma de cuotas de los autónomos: el nuevo sistema se aplicará a lo largo de tres años

La reunión mantenida este viernes entre las organizaciones de autónomos y el Gobierno, después de semanas sin que hubiera ningún encuentro oficial, ha terminado con dos avances importantes. El primero ha sido manifestar la voluntad general de alcanzar un acuerdo para reformar el sistema de cotización de los trabajadores por cuenta propia. Y el segundo, es que éste se aplique paulatinamente en un periodo no inferior a tres años. Han quedado a la espera de que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones mueva ficha y presente una nueva propuesta que encaje con las expectativas de los autónomos. 

La vicepresidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Celia Ferrero, explicó a la salida del encuentro que “se ha retomado el diálogo en base a que la propuesta sea a tres años”. Es decir, se cambia la anterior intención de la Seguridad Social presentada el 28 de febrero.

En cuanto a los tiempos para alcanzar un acuerdo, Ferrero avanzó que los autónomos esperan recibir pronto una nueva propuesta del Ministerio, que dirige José Luis Escrivá. “Esperamos en los próximos días recibir el feedback del Ministerio y seguiremos trabajando para alcanzar ese acuerdo”. Por último, la vicepresidenta de ATA añadió que hay voluntad “en todas las partes por alcanzarlo”.

La intencionalidad de todos los interlocutores para llegar a un consenso es un aspecto muy importante en esta negociación. La reforma del sistema de cotización del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) es uno de los compromisos que adquirió el Gobierno con Bruselas y, por ello, el Ministerio ha presentado varias propuestas a las organizaciones de autónomos, que fueron rechazadas porque suponían una subida de las cuotas inasumible para el colectivo. Las negociaciones fueron duras y finalmente se paralizaron, coincidiendo con el inicio de la guerra de Ucrania y el alza de los costes.

ATA envió una propuesta al Ministerio 

Lo cierto es que, hasta la fecha, ninguno de los modelos presentados por el Gobierno ha conseguido el visto bueno de las asociaciones. La última propuesta fue la del 28 de febrero, que recogía un sistema de 12 tramos, con una cuota mínima de 205 euros/euros y un máxima de 1.123 euros/mes.

Frente a ello, ATA presentó junto a CEOE y CEPYME una propuesta de reforma del RETA, que toma como referencia esta última enviada por el Ministerio de Seguridad Social. No obstante, incluye cambios importantes dado que las anteriores habían sido consideradas como "un hachazo" a los autónomos. Según avanzaron fuentes de la negociación, el Gobierno debe estar considerando la propuesta de ATA, dado que también hay otras organizaciones que la ven asumible; y porque, como apuntaron fuentes de la negociación, en el contexto actual y con la incertidumbre económica que están sufriendo los autónomos no existe mucho margen para que el Ministerio rechace la propuesta presentada por las organizaciones empresariales.

Una de las modificaciones que contempla la propuesta de ATA es una bajada de la cuota para aquellos autónomos que tienen rendimientos netos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Según explicaron las tres organizaciones en un comunicado, "hasta unos ingresos de 1.300 euros prácticamente se mantiene la propuesta del Gobierno del 28 de febrero, exceptuando que las bases mínimas del tercer tramo (de 900 euros al SMI) y del cuarto tramo (del SMI a 1.300 euros) que se incrementan a 960,6 euros y 1.150 euros respectivamente”. A pesar de que la base de cotización de los profesionales que se sitúan en estos dos tramos aumentaría, no ocurría lo mismo con su cuota, que bajaría. La cotización de los autónomos a la Seguridad Social para estos dos tramos se vería reducido desde el primer año de su implantación a 264,55 euros/mes y a 290,7 euros/mes respectivamente. 

Asimismo, aseguraron que “se respeta también que los autónomos societarios, religiosos y familiares colaboradores, sin rendimientos, con pérdidas o ingresos inferiores al SMI, se sitúen en el tercer tramo y abonen una cuota de 264,55 euros/mes, lo que supone una rebaja sobre la cuota actual correspondiente a la base mínima de cotización en vigor”. 

Por último, ATA admite una pequeña subida de la cuota para algunos tramos en su propuesta. Así, “los autónomos cuyos ingresos estén por encima del SMI hasta los 1.500 euros, para los que se fija una base mínima de cotización de 1.150 euros y no verían incrementada la cuota en los próximos tres años”. Es decir, y en base al cuadro de cotización presentado por ATA, los autónomos que tengan rendimientos netos de entre 1.300 y 1.500 euros al mes, pagarían una cuota mensual de 294,4 euros. En la propuesta del Gobierno, estos profesionales empezarían pagando 413,1 euros al mes el primer año de implantación del sistema, y acabarían abonando 382,5 euros/mes.

En cambio, para aquellos trabajadores por cuenta propia que obtenga ingresos superiores al SMI, se proponen subidas de cotización de entre el 2% y el 12%. O, lo que es lo mismo, “a partir de los 1.500 euros, la base mínima por tramo se va incrementando de 150 euros en 150 euros. Partiendo así desde una base de 1.150 euros, hasta una base de 2.050 euros, hasta alcanzar a los autónomos con ingresos por encima de 3.620 euros. Las cuotas correspondientes se incrementan en 0,7% anual cada año para el tramo de 1.500 euros. A partir de ese tramo, se incrementan desde un 2% cada año hasta un 12% para el tramo más alto que pagará 400,4 euros de cuota en 2025” como recoge el comunicado enviado por las tres organizaciones empresariales.

Cabe señalar que la cuota para estos segmentos se reduciría de manera importante, si se compara con la propuesta del Gobierno del 28 de febrero. Por ejemplo, un autónomo que tenga un rendimiento mensual de 2.500 euros abonaría a la Seguridad Social 728,8 euros/mes con la última propuesta del Ejecutivo, mientras que en el modelo planteado por ATA pagaría 347 euros/mes.

La reforma de cuotas de los autónomos: el nuevo sistema se aplicará a lo largo de tres años
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad