ATA afirma que en vez de avanzar se ha dado un paso atrás

Los autónomos rechazan la nueva propuesta de Escrivá para reformar sus cotizaciones porque “pagarán igual o más que antes”

La negociación para la creación de un sistema que permita a los autónomos cotizar por ingresos reales no avanza. ATA rechaza la nueva propuesta de Escrivá porque 1,5 millones de trabajadores por cuenta propia “pagarán igual o más cuota que antes”.

recargos-pago-tarde-cuota-autonomos-seguridad-social
1,5 millones de autónomos pagarán "igual o más cuota que antes".
Los autónomos rechazan la nueva propuesta de Escrivá para reformar sus cotizaciones porque “pagarán igual o más que antes”

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones presentó este lunes a las organizaciones de autónomos una nueva propuesta de cotización por ingresos reales, con una nueva fórmula de rendimientos netos y 12 tramos en vez de los anteriores 11, entre otras novedades. A la vista del nuevo planteamiento del Ministerio, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) considera que el nuevo modelo es un paso atrás en la negociación porque obligaría a 1,5 millones de trabajadores por cuenta propia a pagar “igual o más cotización” que ahora. A su juicio, estos vaivenes sólo consiguen que la negociación se esté estancando.

“El Gobierno nos ha presentado una nueva propuesta que supone un retroceso en la negociación” aseguró el presidente de ATA, Lorenzo Amor. Se lamentó de que cada encuentro entre las organizaciones de autónomos y la Seguridad Social sea un “un nuevo tropiezo” en la reforma del sistema de cotización del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). A su modo de ver, el Ministerio “sigue empeñado en llevar al suicidio de la cotización a muchos autónomos, ya que con la propuesta planteada serían más de 1,5 millones los trabajadores por cuenta propia los que tendrían que pagar igual o mucha más cotización que actualmente. Esto es un hachazo”.

Si bien Amor reconoce que la nueva propuesta del equipo del ministro José Luis Escrivá, bajará la cuota a 1,4 millones de profesionales, “la inmensa mayoría acabaría abonando igual o mucho más” insistió Amor. 

La nueva propuesta del Ministerio

El Gobierno planteó ayer lunes una serie de cambios a la anterior propuesta de reforma que afectará a las cotizaciones de los autónomos. Se trata de tres modificaciones que no han gustado nada a ATA "porque parten de tópicos y concepciones erróneas sobre lo qué es un autónomo” comentó la vicepresidenta de la Federación de Autónomos, Celia Ferrero.

Ferrero explicó cuáles son estos cambios respecto a la anterior propuesta que suponen una vuelta atrás y un problema para que se llegue a un acuerdo.

Cambios en el cálculo de los rendimientos netos

Uno de los mayores escollos de la reforma del sistema de cotización es el cálculo de los ingresos reales o, mejor dicho, de los rendimientos netos de los 3,3 millones de autónomos. Está claro que debería ser sus ingresos menos todos sus gastos. Según ATA, la primera propuesta que les hizo el Ministerio se sustentaba en base a unos ingresos que podían ser mayores o menores en función de la capacidad de deducción de cada autónomo, lo que daría lugar a una discriminación y agravio comparativo entre sectores porque no todos los trabajadores por cuenta propia pueden deducirse los mismos costes.

Por eso se introdujo la siguiente fórmula: se restarían a los ingresos todos los gastos incluyendo las amortizaciones, las provisiones y la cuota a la Seguridad Social. El resultado sería un rendimiento neto al que se le sumaría nuevamente la cuota a la Seguridad Social. De ese importe, se calcularía el 95% para hallar finalmente la base de cotización del autónomo. Dejando fuera un 5% de deducción de gastos general todos los autónomos.

Pero, en la última propuesta, el Ministerio ha creado una diferenciación de ese 5% de deducción de ingresos en función de si el profesional es persona física o societario. Según explicó Ferrero, “ese porcentaje pasa al 3% para los autónomos societarios y al 7% para las personas físicas”.

Para Ferrero se trata de una propuesta que está anclada en unos estereotipos: “el Gobierno entiende que un societario ingresa más. Cuando la realidad es que tener un mayor o menor ingreso depende, en buena medida, de la deducibilidad del gasto que tenga la actividad y no de la figura jurídica que se adopta”.

Los autónomos familiares y societarios “se encajarán obligatoriamente en un tramo de cotización”

La utilización de los rendimientos netos de un autónomo para establecer el tramo de cotización en el que se encontrarían induce, según ATA, a otro problema y es el desconocimiento que tiene tanto la Seguridad Social, como la Agencia Tributaria sobre los ingresos que tienen los autónomos societarios -es la empresa quien obtiene los rendimientos netos- y los autónomos colaboradores -es el profesional por cuenta propia principal para el que trabajan quien declara los ingresos-.

Dos importantes grupos de autónomos que quedarían supuestamente fuera del sistema y que la Seguridad Social ha decido encajar obligatoriamente en un tramo de cotización. “Nos ha sorprendido que todos aquellos profesionales que finalmente no han podido colocar dentro del sistema como son los autónomos societarios, familiares colaboradores o religiosos, pasen a cotizar, o mejor dicho a sobrecotizar, en el tramo de entre 900–1.125 euros/mes, porque sí”. Aunque realmente puedan ingresar menos.

Esto significaría que los profesionales afectados se verían obligados a abonar una cuota mensual de 293,94 euros/mes. Para Ferrero esta imposición hace que deje de ser “ingresos reales, porque la Seguridad Social está colocando a dedo a estos autónomos en el tramo que le apetece”.

Ya no son 11 tramos, ahora son 12

El número de tramos de cotización es otro de los cambios del último planteamiento del Ejecutivo. La propuesta inicial constaba de 13 tramos, que luego se cambiaron a 11 y ahora se elevan a 12 tramos de cotización.

Esto se debido a que se ha recuperado el penúltimo tramo de cotización para los que ingresen entre más de 3.190 y menos o igual de 3.620 euros al mes. De esta manera, se incrementaría la cotización a quienes más ganan. Se trata de una de las peticiones que venía, por un lado, de los socios del Gobierno de coalición: Unidas Podemos. Y, por otro lado, de los sindicatos.

La "inflexibilidad" de la Seguridad Social

En resumen, teniendo en cuenta todos los cambios introducidos en la última propuesta, el nuevo modelo de cotización planteado por el Gobierno constaría de un sistema de cotización de 12 tramos que establecería unas cuotas mínimas que irían desde los 214 euros a los 1.123 euros mensuales.

Para la vicepresidenta de ATA, Celia Ferrero, supone un “retroceso. La Seguridad Social no está siendo flexible con respecto a nuestra posición. Estamos en una situación complicada dentro de la negociación”.

Por su parte, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, añadió que el contexto económico e internacional no es favorable a la reforma. "Dos de cada tres no han vuelto a facturar como antes de la pandemia. Tenemos los precios energéticos disparados y con la inflación alcanzando el 7,4%. Además, no sabemos las consecuencias que tendrá el contexto bélico internacional tanto para la economía mundial, como para la economía doméstica" finalizó Amor.

Los autónomos rechazan la nueva propuesta de Escrivá para reformar sus cotizaciones porque “pagarán igual o más que antes”
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad