jueves. 17.10.2019

Y TODO APUNTA A QUE SEGUIRÁ CRECIENDO

El sector turístico lleva generando empleo autónomo diez años consecutivos

El sector turístico lleva generando empleo autónomo diez años consecutivos

El número de autónomos en el sector turístico ronda ya el medio millón. La afiliación al RETA en el turismo lleva diez años consecutivos sin parar de crecer. Es más, las previsiones apuntan a que se seguirán creando puestos tanto de forma directa como en sectores afines como el comercio.

 

El sector turístico lleva generando empleo autónomo diez años consecutivos

Ayer fue el Día Mundial del Turismo y, las cifras parecen dignas de celebración. Aunque la llegada de turistas extranjeros cayó en España un 1,30% el pasado mes de julio según los datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el gasto aumentó un 3,50%. Y eso se nota en términos de empleo.

La afiliación de trabajadores  hasta agosto creció un 5,2%, alcanzándose el máximo histórico de 2,63 millones de afiliados. En el caso de los autónomos, también se incrementó su número un 1,7%, hasta casi el medio millón. Representan ya el 19% del total de trabajadores del sector.

Si tiramos del histórico y según el análisis presentado ayer por Randstad, la afiliación en el turismo lleva diez años ininterrumpidos de crecimiento, rozando este verano los 1,9 millones, la mayor cifra de la historia en España. En concreto, la media de afiliados se ha situado en 1.868.290 trabajadores. El volumen -promedio de ocupados durante los meses de junio, julio y agosto-, de este 2019  es un 3,8% mayor que en 2018, cuando se registraron 1,8 millones de ocupados.

La divergencia entre las cifras del ministerio que encabeza en funciones Reyes Maroto y la consultoría se debe a que ésta última sólo recoge los epígrafes de ‘Servicios de Alojamiento’, ‘Servicios de comidas y bebidas’ y ‘Agencias de Viajes y Operadores Turísticos’, mientras que el ministerio incorpora 'Otras actividades turísticas' como pueden ser los animadores o guías turísticos.

Los porcentajes de crecimiento desde 2009 - único año de descenso- reflejan el buen estado de salud del sector. Desde 2014, se encadenaron cuatro ejercicios de incrementos superiores al 4%, hasta que en 2018 se produjo una moderación en el crecimiento, registrando un 3,1%. Sin embargo, en 2019, el crecimiento ha vuelto a incrementarse hasta alcanzar el 3,9%.

El estudio pone de manifiesto que los servicios de comidas y bebidas suponen el grueso del sector turístico, ya que tres de cada cuatro empleados (1,4 millones) pertenecen a esta actividad, experimentando un crecimiento del 3,7% en el último año. Los servicios de alojamiento registraron cerca de 413.000 empleos (22,1%), experimentando el mayor crecimiento del sector, un 4,3%. Por último, el 3,7% (68.517) trabajan en agencias de viajes u operadores turísticos, negocios que crecieron un 3,9%.

Asimismo, el número de afiliados aumentó en todas las comunidades autónomas, con Andalucía (+5,8%) a la cabeza. Le siguen Murcia (5,3%), Comunidad Valenciana, La Rioja (ambas con 4,6%) y Cantabria (4,5%). Por encima de la media nacional (3,8%) también se encuentran Galicia (4,2%), la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha (ambas con 4%), Navarra y Extremadura (3,9%).

A la vista de lo anterior es incuestionable que el turismo es uno de los motores más sólidos en lo que respecta a la creación de empleo y el dinamismo de la economía en España. Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, explicó que “el sector turístico supuso para nuestro mercado laboral un apoyo en los momentos más complicados de la crisis económica. El esfuerzo llevado a cabo en la profesionalización y digitalización de los negocios del sector, sumado a las magníficas infraestructuras e instalaciones con las que contamos en España, nos han permitido batir año tras año récords históricos de afiliación”.

Comercio, transporte de viajeros y ocio son los más demandados

Los estudios de Randstad prevén que aquellas actividades relacionadas con el turismo seguirán demandando profesionales durante los próximos años. De hecho, este es un sector caracterizado por ofrecer una amplia variedad de oportunidades relacionadas con sus diferentes actividades como el comercio, el transporte de viajeros o las actividades de ocio.

En términos absolutos, los empleos de base, como por ejemplo camareros, mozos de habitación, camareros de piso, guías turísticos, ayudantes de cocina o cocineros, son los más solicitados. Aunque cada vez es más frecuente la búsqueda de perfiles intermedios o directivos, como managers, gerentes, jefes de sala o directores de hotel, con motivo de la alta especialización y profesionalización del sector. Además, la proliferación de herramientas digitales, como las redes sociales y su analítica, la Inteligencia Artificial o el big data, está provocando la demanda de perfiles especialistas en este tipo de tecnologías.

Idiomas, amabilidad y capacidades comunicativas

Las características del empleo en este sector suponen que los empleadores soliciten determinadas habilidades comunes a sus candidatos. Una de ellas es, obviamente, el conocimiento de idiomas, debido al importante peso que los extranjeros tienen en el turismo de nuestro país. Asimismo, se detecta que además de idiomas tradicionales como inglés, francés o alemán, cada vez se demandan más otras lenguas como chino, ruso o árabe, debido a la diversidad de orígenes que tienen los visitantes, y al incremento del poder adquisitivo de los turistas de estos países.

También es fundamental la orientación al cliente, ya que muchas de estas posiciones son de cara al público, por lo que a los candidatos se les exigirán habilidades al respecto, como amabilidad, empatía y capacidades comunicativas. Dada la estacionalidad y la temporalidad de estos trabajos, en muchas ocasiones se apreciará especialmente la experiencia en posiciones similares. Por último, se demanda cada vez con mayor frecuencia que los candidatos cuenten con aptitudes digitales o dispongan de conocimientos de nuevas tecnologías, ya que es habitual que los profesionales se tengan que desenvolver con ellas en su día a día.

El sector turístico lleva generando empleo autónomo diez años consecutivos