El sector tiene graves problemas

Andalucía ofrece ayudas de hasta 1.700 euros a los autónomos del transporte discrecional por carretera

La Junta de Andalucía anunció una nueva línea de ayudas para el apoyo del transporte discrecional de carretera. Contemplan hasta 1.700 euros por cada licencia o autobús que el autónomo tenga en su negocio.

Ayudas para transporte discrecional en Andalucía.
Ayudas para transporte discrecional en Andalucía.
Andalucía ofrece ayudas de hasta 1.700 euros a los autónomos del transporte discrecional por carretera

Los autónomos dedicados al transporte discrecional – autobuses para uso privado – también han visto como su actividad se paralizaba por completo durante la pandemia y luego tardaba su recuperación. Al no permitirse reuniones de grupos, excursiones, las visitas turísticas u eventos deportivos, estos trabajadores han visto congelada prácticamente su facturación. Ante ello, la Junta de Andalucía anunció una nueva línea de ayudas para todos aquellos emprendedores del sector con hasta 1.700 euros por cada licencia de vehículo en su negocio.

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, anunció que esta nueva convocatoria de ayudas va dirigida tanto a autónomos como pequeños negocios del sector del transporte discrecional que hayan sufrido perdidas durante la pandemia. "Aunque el transporte discrecional no es competencia de esta Consejería, entendemos que estas ayudas son necesarias para minimizar el impacto económico y social del Covid-19 en este sector y reforzar nuestro compromiso con todo el transporte público", señaló en rueda de prensa.

Con un presupuesto de seis millones de euros, estas ayudas -publicadas ya en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA)- se concederán en régimen de concurrencia competitiva. Serán de hasta 1.700 euros por licencia y podrán destinarse a sufragar los gastos de personal, alquileres, suministros, seguros, mantenimiento, reparación seguridad, asesoría o medidas protectoras frente al virus realizadas entre el 14 de marzo de 2020 y el 8 de mayo de 2021 por parte de los trabajadores por cuenta propia del sector. Asimismo, pueden solicitarse ya en la propia página web de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta.

Además de las ayudas anunciadas, la consejera remarcó la importancia para la renovación de la flota de vehículos. En este sentido, Carazo reclamó al Gobierno de España que defina las ayudas enmarcadas dentro de los fondos europeos Next Generation, de los que Andalucía dispondrá de 29 millones de euros, para modernizar la flota de autobuses de los autónomos andaluces.

Los autónomos del transporte discrecional agradecen las ayudas pero las ven insuficientes por su grave situación

El presidente de la Federación Independiente de Transportistas de Andalucía (Fedintra) y Confebus, Antonio Vázquez, afirmó que “estas ayudas son insuficientes y llegan tarde para los autónomos y negocios del transporte discrecional”. “Llevamos muchísimos meses sin ingresos, casi dos años”, explicó Vázquez.

“Desde marzo del 2020 hemos visto parada nuestra actividad. Nosotros nos dedicamos a llevar grupos. Sin bodas, excursiones, turistas, equipos deportivos que tengan que desplazarse o colegios. La mayoría de contratos que teníamos firmados, como por ejemplo las escuelas, se disolvieron y en la mayoría de casos teníamos derechos a indemnizaciones por incumplimiento que nunca fueron pagadas. Toda ayuda es bien recibida, pero no compensa las perdidas de nuestro sector”, explicó el presidente de Fedintra y Confebus. “Además, estas ayudas se suman a otras como las de empleo. Si no pudiste acceder a las ayudas al empleo tampoco puedes acceder a estas. Al igual que si ya recibiste las de empleo no vas a poder recibir estas. No tiene sentido”, aclaró Vázquez.

 También se ven asfixiados por el aumento de los costes fijos

Al igual que sucede con otros profesionales del sector, el sector de los autobuses sufre las mismas contingencias que cualquier trabajador por cuenta propia que se eche a la carretera. La subida del precio de la gasolina, las cotizaciones a la Seguridad Social y el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) enmarcan a estos emprendedores en un escenario en el ven inviable la continuidad de su actividad.

“A la consejera de la Junta de Andalucía, Marifrán Carrazo, le hemos intentado explicar todos los problemas que sufre el sector, pero nos sentimos olvidados. Además de que el precio de la gasolina es tremendo, se ha elevado casi un 30% en cuestión de meses, tenemos que respetar contratos de precios que no nos dan para sobrevivir. A esto le sumamos el problema que tenemos en temporada alta – especialmente en verano que es cuando hay más viajes o eventos – para cubrir los servicios. No encontramos conductores ni siquiera para cubrir una baja. Cuando la actividad empieza a funcionar, y muchas veces hay trabajo por la mañana y por la noche, la ley sólo nos deja trabajar 9 horas. No sé que podemos hacer al respecto”, sopesó Vázquez.

Asimismo, el presidente de Fedintra y Confebus explicó que de media en España los negocios dedicados al transporte discrecional cuenta con una media de trece autobuses en su flota. En el caso de Andalucía es incluso menor, alcanzando los ocho autocares por empresa. “Esta crisis va a terminar por agotar al emprendedor y el pequeño negocio. No podemos más”, valoró.

Ven inviable la renovación de los vehículos por otros más sostenibles

La Comisión Europea exige que el cambio de los vehículos diésel e híbridos a los eléctricos se lleve a cabo antes de 2035. Sin embargo, al igual que ocurre con el transporte por carretera o taxistas, los autónomos del transporte discrecional ven inviable el cambio de sus vehículos a autobuses más sostenibles.

A pesar de que la Junta esté apretando para que estas ayudas lleguen, es el Ministerio de Transportes a nivel Nacional quien tiene que hacerlas efectivas. El gran problema es que tienen demonizado el diésel. Si queremos descarbonizar de verdad las flotas debemos empezar por los vehículos que tienen más de 30 años y que contaminan más que 100 autobuses a gasoil. Además, no existe dicha tecnología para nuestro sector como también sucede con los camiones”, afirmó Vázquez.

Actualmente el precio medio del mercado de un camión impulsado por electricidad oscila entre los 130.000 y 160.000 euros, sin contar que el remolque sumaría otros 30.000 euros más, un coste 30% superior al que vienen pagando ahora por sus vehículos los trabajadores por cuenta propia del sector. En el caso de los autobuses, “este precio puede ascender a los 250.000 ó 300.000 euros. Esto deja fuera a todos los emprendedores del sector. Van a quedar cuatro grandes empresas”, expuso el presidente de Fedintra y Confebus. Además, explicó Vázquez, “estos vehículos hacen 350 kilómetros como máximo sin repostar. Un autónomo no puede permitirse que el autocar se quede seis horas cargando. Si haces un viaje a Ronda, a la vuelta -en San Pedro de Alcántara- te has quedado sin energía. Muchos hablan del hidrógeno como alternativa, pero tampoco hay un sistema de hidrolineras en España. Es inconcebible imponer una tecnología que no existe”, concluyó.

Andalucía ofrece ayudas de hasta 1.700 euros a los autónomos del transporte discrecional por carretera
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad