También aumentó el control sobre los negocios en

La factura electrónica, obligatoria para los autónomos, aumentó un 160% la recaudación fiscal en otros países

La factura electrónica a la que obligatoriamente tendrán que acogerse los autónomos, incrementó en más de un 160% la recaudación fiscal y el control sobre el colectivo en otros países tras su implantación.
Otros países con factura electrónica aumentaron su control fiscal.
Otros países con factura electrónica aumentaron su control fiscal.
La factura electrónica, obligatoria para los autónomos, aumentó un 160% la recaudación fiscal en otros países

España está a punto de implementar el modelo de factura electrónica. Sistema que tendrán que usar obligatoriamente los autónomos en sus negocios y que busca garantizar la trazabilidad y control de pagos entre profesionales, empresas y la propia Hacienda. Los expertos de SERES afirmaron que este modelo fiscal ya ha incrementado un 160% la recaudación fiscal en los países que han implantado esta regularización como México o Argentina. El motivo es que este nuevo sistema de facturación comunica al Fisco en tiempo real la venta de un producto o servicio por lo que las operaciones quedan totalmente transparentes para las administraciones tributarias. Por otro lado, podrían simplificar la declaración trimestral del IVA de los pequeños negocios.

El Congreso de los Diputados aprobó el pasado 30 de junio el proyecto de Ley de Creación y Crecimiento de Empresas - conocido como la Ley ‘Crea y Crece’ - con la que el Gobierno busca mejorar las condiciones para la creación de empresas en España. Durante un encuentro de expertos en los que se profundizó sobre la norma, el director general de SERES, Javier López, afirmó que los países que ya han implementado la factura electrónica incluida en esta nueva norma aumentaron “drásticamente su recaudación tributaria”.

El grupo SERES, especializados en digitalización, participó activamente en la inclusión de este sistema de trazabilidad de facturas en distintos países. “En México, desde hace varios años ya se usa la factura electrónica. Ya no existe papel y todo se configuró de tal forma que aumentó el control fiscal”, explicó López.

El director general de SERES concretó que en el país centroamericano tanto el emisor como el receptor de las facturas están controlados “uno por uno” de tal forma que “sólo los que están al corriente de sus obligaciones fiscales pueden usar este sistema, sólo ellos pueden enviar facturas”.

 Antes de generar una factura los autónomos y empresas de México deben incluirse en una lista de códigos fiscales – “una lista blanca” – de tal forma que si alguno de los dos, emisor o receptor, no se encuentra en el registro, no se podrá emitir o percibir dicha factura.

En México o países como Argentina, en los que que ya trabajan sobre este modelo de trazabilidad electrónica, la recaudación fiscal aumentó entre un 105% y un 162%. “Concretamente se busco ingresar más y obtener una recaudación justa, en especial para luchar contra problemas como el contrabando”, valoró el experto.

“Estas experiencias en otros países nos enseñaron que la factura electrónica tiene muchas aristas se debe moldear bien para optimizar procesos. Puede servir como justificante, compromiso de pago, contrato y muchas funciones más. Es un diamante en bruto que de ser mal diseñado puede ser una carga. No es un fin, es un medio”, concluyó el director General de Seres.

Los autónomos que trabajan para la administración ya tienen la obligación de usar la factura electrónica

La Fundación Alianza Digital 2030 y ATREVIA, en colaboración con SERES, organizaron un encuentro donde se valoró la relevancia de la facturación electrónica. El evento contó con la participación de representantes de la Agencia Tributaria, la Comisión de Sector Publica y el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación, que expusieron distintas visiones sobre la futura factura electrónica. 

Actualmente son muchos los profesionales por cuenta propia los que utilizan diariamente la factura electrónica, especialmente si trabajan para el sector público. Desde enero de 2015, los autónomos y pequeños negocios que presten servicios a las administraciones públicas están obligados a emitir facturas electrónicas. Sin embargo, hasta que no se haga efectiva la nueva Ley Crea y Crece, no será necesario que los trabajadores por cuenta propia formalicen sus recibos de manera digital si van a realizar actividades con otros autónomos o empresas. No obstante, es recomendable que los autónomos vayan formándose de cara al futuro para saber cómo debe configurarse una factura electrónica.

Según un estudio realizado por SERES, una empresa de servicios de intercambio electrónico que está especializada en facturas digitales, aproximadamente solo un 15% de autónomos y negocios usa facturas electrónicas en España. Datos alarmantes ante la futura obligatoriedad del uso de este tipo de documentos digitales que pone en la palestra a todos aquellos sectores que nunca han requerido facturas digitales para el desarrollo de sus actividades. En especial el primario, en el que solo un 3,65% del total ha implantado este sistema.

En este sentido, los autónomos también deben tener en cuenta que muchas grandes empresas – las cuáles trabajan con autónomos – ya han implementado el sistema de facturación electrónica. Por ello, puede ser interesante que muchos trabajadores por cuenta propia se adelanten a la normativa para también poder potenciar sus relaciones comerciales.

Los autónomos no deben confundir el doble software de facturación con la factura electrónica

Una de las cuestiones que busca la normativa de la factura electrónica es acabar con el doble software de facturación. Algunas herramientas digitales permiten a los negocios llevar una contabilidad paralela y la Agencia Tributaria quiere perseguir a aquellos que se salen de la norma y no declaran todos sus movimientos e ingresos. No sólo será delito utilizar estos softwares sino también su tenencia si la Inspección lo descubre. Por el contrario, la factura electrónica sirve como garantía de un pago, como registro de que el profesional a prestado un servicio y, de cara a Hacienda, como registro inmediato de una transacción.

Aún se desconoce el coste tendrá la factura electrónica para los autónomos

Ante las preguntas de este medio, el subdirector de Tecnologías de la Información de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, Miguel Sastre Riestra, no supo cifrar el coste – tanto en software como en dispositivos electrónicos – tendrán que pagar los autónomos para cumplir con la futura normativa. “La factura electrónica va a obligar a una inversión de software para cumplir con el desarrollo normativo que impulsa la Agencia Tributaria. No sabría decir cuánto. La inversión dependerá de cada negocio”, matizó.

Respecto a las diferencias que existirán en dicha inversión entre las grandes empresas y los trabajadores por cuenta propia, “la ley establecerá unos requisitos de calidad y ciberseguridad, dicha seguridad será proporcionalmente directa a la inversión de los emprendedores”, valoró Alberto Redondo, presidente de la Comisión de Sector Público de AMETIC al contestar a este diario digital.

Los ponentes advirtieron que la facturación electrónica se encuentra dentro de los productos financiables por el Kit Digital para los autónomos. Sin embargo, esta norma podría llegar en el segundo semestre de 2024; periodo bastante alejado de la solicitud de estas ayudas a la digitalización.

“Barajamos que el reglamento estará para finales de septiembre y octubre. Una vez publicado, la entrada en vigor de las obligaciones será de nueve meses para los fabricantes de soportes de facturación y, aproximadamente a partir de julio de 2024 para los autónomos, profesionales y empresas”, concretó Sastre Riestra.

Sanciones de hasta 10.000 euros para aquellos autónomos que no implementen la factura electrónica

Todos aquellos trabajadores autónomos que desarrollen una actividad por cuenta propia se verán obligados a implementar la factura electrónica desde el momento en el que la ley entre en vigor. Si bien es cierto que en un principio se espera que esto suceda durante los próximos meses de 2022, todo apunta a que la Ley Crea y Crece probablemente esté vigente a partir de 2023. Desde el momento de su entrada en vigor, los autónomos tendrán dos años para desarrollar este nuevo modelo de facturación en sus negocios.

En concreto, las empresas que facturen más de ocho millones de euros anuales tendrán un año para implementar esta normativa mientras que, el resto de empresas y negocios, dispondrán de un margen de dos años a partir de la fecha de publicación.

Aquellos autónomos que no cumplan con el tiempo señalado y no ofrezcan o faciliten la factura electrónica, podrán ser sancionados con hasta 10.000 euros de multa. Esto también impedirá que puedan acceder a subvenciones, ayudas y contrataciones públicas.

La factura electrónica, obligatoria para los autónomos, aumentó un 160% la recaudación fiscal en otros países
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad