viernes. 22.11.2019

HA COMENZADO POR VALENCIA

Con 22 años ha inventado un refresco que ya está haciéndole sombra a Coca-Cola

Con 22 años ha inventado un refresco que ya está haciéndole sombra a Coca-Cola

Se llama Lucía Mompó y con tan sólo 22 años ha creado un refresco capaz de competir con Coca-Cola.  La bebida se llama Malferida y, en menos de un año, ya se ha hecho un hueco en los bares y restaurantes de Valencia.

 

Con 22 años ha inventado un refresco que ya está haciéndole sombra a Coca-Cola

Cuenta una leyenda que la Coca Cola no la exportaron los estadounidenses a España, si no que nació en Ayelo de Malferit, un pequeño municipio de la Comunidad Valenciana. Según dicen, en ese pueblo existía una licorería que vendía un licor del nuez de Cola Koca, y que en 1953, antes de que la conocida marca patentara su fórmula en España, tuvo que comprar ese licor. Una vez que empezó a comercializarse la famosa bebida, los habitantes de la pequeña localidad vieron que los ingredientes eran prácticamente idénticos a los del licor de la pequeña licorería. 

Es una historia sin comprobar pero le ha servido como inspiración a Lucía Mompó . La joven emprendedora que creó Malferida y homenajeó, así, a este pequeño pueblo valenciano del que es originaria su madre. 

En menos de un año, la nueva bebida, que también es de cola, se ha hecho un hueco en las terrazas y restaurantes de la Comunidad Valenciana. Su creadora, de 22 años, aseguró que tiene un sabor parecido a la Coca-cola, "sólo que es mucho más sana", ya que  en su elaboración se utiliza stevia en vez de azúcar. Quienes la han probado cuentan que sabe parecido  a la zarzaparrilla, o al flash de cola.

Para dar vida a esta nueva bebida, Mompo, quién de momento trabaja sola en el proyecto, utiliza elementos locales, "aunque a veces es imposible porque algunos ingredientes no están disponibles en España" dijo. 

Ha conseguido que se distribuya en 327 establecimientos

Mompó explicó lo complicado que es introducir un producto nuevo en el mercado. Pero que "con ilusión y un buen equipo, nada es imposible". Al principio, su estrategia para darse a conocer fue plantarse en la puerta de restaurantes que pensaba que podrían cuadrar con su producto, si tenían cerveza artesana era una buena opción, y les ofrecía su bebida. Tras esto, cuando ya tuvo una buena cartera de clientes, comenzó a buscar distribuidores que llevaran el refresco a otras partes de la comunidad.

Malferida nació de capital propio que fue poniendo a medida que surgían las necesidades del negocio, aunque tuvo que pedir financiación a amigos y familiares. Por ello, agradece especialmente a sus proveedores que le permitieran demorarse en los pagos. Para darse a conocer utilizan las redes sociales, donde ya tenían presencia antes incluso de lanzar el producto al mercado, cuidan los puntos de venta y colocan carteles en ellos.

La emprendedora contó que su mayor problema al empezar fue conseguir proveedores.  Luego vino el de identificar a los clientes potenciales. Ahora mismo, su máxima preocupación es encontrar distribuidores que la lleven fuera de la Comunidad Valenciana. Aunque, no va por mal camino. Su bebida ya está en Alicante, Castellón, Valencia, Murcia y Madrid. En total, 327 establecimientos que venden esta alternativa sana a la Cocacola. 

 Y es que, según explicó, el éxito temprano de su bebida viene por que va dirigida a un público que busca novedades, alternativas, que no le importa experimentar y que está preocupado por lo que come.  

En cuanto a sus comienzos, buena parte se lo debe a una incubadora. El proyecto ha contado con la ayuda de  Lanzadera. Ésta incubadora de startups ofrece a los negocios asesoría, formación y financiación según sus necesidades, Su experiencia -aseguró- ha sido gratificante. "Todo son ventajas, acerca el networking a las startups. El funcionamiento dentro de la incubadora es simple, se proponen una serie de objetivos, problemas y soluciones". 

¿Sobre el futuro? No hay nada escrito. Quizás dentro de unos años, pedir una Malferida sea de lo más normal en cualquier bar de España. 

Con 22 años ha inventado un refresco que ya está haciéndole sombra a Coca-Cola