lunes. 30.11.2020

UN EJEMPLO DE INNOVACIÓN EN EL SECTOR DE LA SALUD

Tres claves de un emprendedor para triunfar en plena segunda ola del COVID

Dos jóvenes emprendedores han puesto en marcha un centro de salud en plena segunda ola del coronavirus que combina yoga, nutrición, psicología y fisioterapia. En sólo un mes ya cuentan con decenas de clientes. Éstas son las tres claves de su éxito.
Tres claves de un emprendedor para triunfar en plena segunda ola del COVID

Combinar distintas actividades yoga, nutrición, psicología y fisioterapia- parece que ha sido finalmente una buena idea de dos jóvenes emprendedores, Beatriz Rodríguez y Miguel Aicart, a la vista de las decenas de clientes que han logrado en menos de un mes. Pero el mérito es mayor si se tiene en cuenta que han creado su negocio en plena segunda ola de contagios por coronavirus, en medio de las restricciones sanitarias.

Hace algo más de un año, estos dos emprendedores madrileños se plantearon la puesta en marcha de un gran centro de salud que combinara diferentes actividades relacionadas entre si. Rodríguez y Aicart contaron con la colaboración de una empresa vinculada a la sanidad privada y se hicieron el pasado mes de febrero con un local en el madrileño barrio de Ciudad Lineal. Sin embargo, el primer obstáculo para estos emprendedores apareció en forma de pandemia antes incluso de haber arrancado su actividad. 

El Gobierno decretó el estado de alarma y su proyecto, el centro Vibra Bienestar, se pospuso hasta octubre. A pesar de que se avecinaba una segunda ola de la pandemia, y con decenas de limitaciones para los negocios, decidieron abrir sus puertas y sobreponerse a la situación actual. Este club de salud en el que se imparten desde clases de yoga, hasta sesiones de fisioterapia, pasando por consultas de nutrición o atención psicológica, con diferentes profesionales en cada una de estas áreas, está sumando clientes a diario.

Para sus fundadores, la clave del éxito, extrapolable a cualquier actividad, está en la innovación, aunque sólo sea en el modelo de negocio y la forma de concebir los servicios.  

Combinar varios servicios en un mismo establecimiento

De hecho, el concepto de innovación que ha hecho que todos los clientes de este centro repitan no tiene que ver con el Big Data ni con las nuevas tecnologías, sino tan sólo con la combinación de servicios y diversidad, ya que una persona puede tratar en un mismo establecimiento diferentes dolencias.

Para Rodríguez, ésta es una de las claves principales por las que su modelo de negocio ha logrado crecer mucho en poco tiempo. "Todas aquellas personas que sufren ansiedad a causa de la situación del Covid-19 pueden recibir un adecuado tratamiento psicológico y además una terapia de relajación a través de actividades como el yoga. E incluso los consejos de un nutricionista para que una adecuada alimentación les ayude a calmar su estado de ansiedad", apuntó Rodríguez.

Para ello, Vibra Bienestar cuenta con diferentes packs con los que los clientes pueden elegir los servicios que más les interesen y combinarlos a su gusto. 

Servicios online y offline

La segunda clave del modelo de negocio de Rodríguez y Aicart es la combinación entre el contacto online y el offline, especialmente importante en esta crisis por el COVID-19. Su inversión inicial, de 320.000 euros, además de para el material y la decoración del local, sirvió para adaptar el negocio a las circunstancias actuales. De este modo, todas sus actividades, desde el yoga a la nutrición  están disponibles al gusto del consumidor: de forma presencial y online, respetando siempre las medidas de seguridad.

Hacer del centro un espacio seguro

Debido a la pandemia, el servicio online ha sido clave para estos emprendedores, que imparten clases a través del programa Zoom. Sin embargo, para su sorpresa, la mayoría de inscritos siguen prefiriendo acudir al centro para hacer uso de sus servicios antes que recurrir a las sesiones online. Según Rodríguez, los clientes necesitan el contacto directo y socializar, ahora más que nunca.

Por ello, también es clave hacer del negocio un espacio seguro. Las clases de yoga, por ejemplo, son de cinco personas y se han puesto medios para mantener la distancia interpersonal, además de la obligatoriedad del uso de la mascarilla en las clases y el material individualizado para cada usuario, que se pone  en cuarentena tras cada uso.

Minimizar los gastos e invertir en servicios online

La tercera clave del éxito de este modelo de negocio es la utilización de diversas vías para ahorrar costes. La principal es el modelo de coworking. Para cubrir los costes del alquiler, el centro ofrece las instalaciones que no utiliza para que profesionales externos, de algunas ramas como la psicología o la nutrición también puedan ofrecer sus servicios a sus clientes.

Por último, y especialmente importante, los emprendedores aconsejan no abandonar los proyectos, a pesar de las adversidades. "La pandemia no debe ser motivo para abandonar las ideas, sino para modificarlas y adaptarlas a las circunstancias, sea cual sea el sector", explicó Beatriz Rodriguez, co-fundadora del centro.

Por supuesto Rodríguez también aconsejó que se cumplan todas las medidas de seguridad impuestas para que el negocio sea percibido como seguro por los clientes.  Por ello, "nunca está de más invertir en tecnología y en cualquier servicio online complementario para que si, por cualquier circunstancia, el cliente no puede acercarse al centro , sea el centro el que se acerque al cliente". 

Tres claves de un emprendedor para triunfar en plena segunda ola del COVID