miércoles. 28.10.2020

CON POCA INVERSIÓN Y SIN CRÉDITO FACTURÓ MÁS DE UN MILLÓN

Una emprendedora triunfa ayudando a españoles a instalarse en el extranjero

Marta Caparrós y el equipo de YouTooProject en Australia.
Marta Caparrós y el equipo de YouTooProject en Australia.

Una emprendedora ha logrado facturar cifras millonarias ayudando a españoles a instalarse en el extranjero para estudiar o trabajar. Emprendió con muy poca inversión y sin necesidad de préstamos.

Una emprendedora triunfa ayudando a españoles a instalarse en el extranjero

Acercar Nueva Zelanda, Australia o Canadá a todas las personas que quieran viajar para trabajar o aprender idiomas en el extranjero. Es la idea que tuvo  Marta Caparrós, una joven emprendedora que, con apenas 27 años, se lanzó a la aventura y quiso ayudar a todas aquellos que se están planteando viajar pero que tienen dificultades para hacerlo por la burocracia, los visados o el idioma. 

En la actualidad, es fácil entrar a Facebook y encontrar cientos de grupos de españoles viviendo en cualquier lugar y dispuestos a resolver las dudas de aquellos que se plantean mudarse. Sin embargo, hace diez años las cosas no era tan fáciles y acercar un país lejano como Australia a los españoles a través de Internet era una idea del todo novedosa. 

Esto es precisamente para lo que se puso en marcha "YouTooProject", el negocio de una joven emprendedora que con tan sólo 25 años, decidió embarcarse en una aventura internacional, instalarse fuera de España y emprender en un país desconocido. Previamente había vivido en Londres, pero su empeño por aprender inglés le impulsó a recorrer más de 17.000 kilómetros  hasta llegar a Byron Bay, un municipio costero situado al sureste de Australia, que años más tarde se convertiría, sin ella siquiera imaginarlo, en su mayor oportunidad laboral.  

Su idea en aquella época fue pionera. El mundo de las agencias online apenas había comenzado y tras recibir un gran número de peticiones sobre información referida a los visados de trabajo y estudio para emigrar al país, vio una clara oportunidad. “Fue un nicho de mercado que había en ese momento. Nosotros nunca hemos tenido oficina, empecé haciendo skypes y llevando a cabo todo el proceso cara a cara con el cliente, algo que no se había hecho nunca”, detalló Caparrós.

Sin financiación

De hecho, en un principio, su actividad se centró en “acercar España a Australia”, pero enseguida comenzaron a llegar peticiones de latinoamericanos interesados en sus servicios, por lo que abrieron una oficina en Bogotá (Colombia). La idea de abrir ese único punto físico se debió a que el público en América del sur no estaba tan digitalizado y su desconfianza por la venta online era un escollo para entrar al mercado. Actualmente, en la agencia online son unas 30 personas trabajando en remoto desde distintos países y han ayudado a más de 8.500 estudiantes hispanohablantes. 

El éxito de esta emprendedora ha sido constante pues ha logrado levantar un negocio “que ha generado dinero desde el día uno” y sin necesidad "ni de pedir créditos, ni de inversores o accionistas", señaló. Concretamente, el triunfo de la española se cocinó a base de "mucho trabajo y "estar en el momento y lugar adecuado", hasta que en 2017 logró facturar más de un millón de euros.

Su negocio ha crecido a un ritmo anual de entre el 20% y el 30%, lo que también ha sido posible gracias a su filosofía de reinversión. El 100% de las ganancias que obtenía de los primeros estudiantes a quienes ayudó, lo destinó "a diseñar, implementar y promocionar la web inicial, detalló Caparrós. 

“Me dí cuenta de que realmente había negocio cuando llevaba unos meses y cada vez más gente me escribía”. De este modo tan inesperado surgió AUssieYouToo (australiano tú también) que, debido a su expansión internacional, ha derivado en YouTooProject, la nueva marca del negocio.  En la actualidad, además de Australia, ofrece Nueva Zelanda y Canadá como destinos para emigrar. Su mercado principal es el hispano y, de hecho, el equipo de Caparrós está trabajando en una nueva oferta dirigida a estudiantes latinoamericanos que quieren cursar sus estudios de máster en España, pero la COVID-19 frenó su desarrollo.

Superó la crisis gracias a las condiciones de cancelación

El impacto de la crisis sanitaria fue, en un principio, contundente, sobre todo, por el desconcierto que supuso el mes de marzo cuando empezó la pandemia y la consecuente paralización  de la actividad. Sin embargo, pese a facturar la mitad de lo que solía ingresar en estos meses, considera que “no les está yendo nada mal para lo que podría haber sido”. Y, entre los principales motivos, destacó la fuerza y unión de su equipo, una cualidad que señala como una de las claves del éxito empresarial. Para la creadora de YouTooProject es fundamental contar contar con un equipo de trabajo sólido, al que se debe cuidar y con el que hay que celebrar los éxitos de forma conjunta.

Pese al cierre de fronteras actual en Australia, Caparrós es optimista con su negocio, ya que ha notado que la demanda comienza a crecer de nuevo a la espera de que las autoridades australianas vuelvan a permitir la entrada de extranjeros que será, previsiblemente, a finales de año. Ahora mismo, sólo pueden entrar y salir del país las personas del propio territorio, que a su vuelta deben incluso pasar una cuarentena estricta de 15 días. Sin embargo, desde su empresa ya están gestionando la venta de cursos para el 2021, para lo que han establecido una serie de acuerdos de políticas de cancelación con algunas de las escuelas con las que trabajan. Estos seguros de viaje permiten a los futuros estudiantes modificar las fechas de inicio del curso y la cancelación completa.

"Lo mejor que hay en Australia es ser autónomo"

“Lo mejor que hay en Australia es ser autónomo”, aseguró Caparrós. La burocracia y los costes que los trabajadores por cuenta propia deben hacer frente en España, no los encontró la emprendedora en el país oceánico. Los empresarios deben obtener el conocido allí como ABN o Australian Bussines Number, un número identificativo asignado por el Gobierno para trabajar de forma independiente. “Su trámite se solicita de manera online, sin coste alguno y al cabo de 10 días ya eres autónomo”, relató. 

En Australia, este colectivo además cotiza según sus ingresos y “no tienen los impedimentos burocráticos que puedas encontrar en España”, donde los trámites para montar una pequeña empresa te obligan a aportar cierto capital. Además, el Gobierno australiano ha ofrecido ayudas de hasta 3.000 dólares australianos al mes (lo que equivaldría aproximadamente a su SMI) a los autónomos que se han quedado sin trabajo como consecuencia de la pandemia.  

Aun así, se debe tener en cuenta que emprender allí puede llegar a ser extremadamente complejo si no dispones de un excelente nivel de inglés. De hecho, en esta cuestión, Caparrós insistió mucho, ya que le llegan cientos de preguntas de españoles ilusionados por poner en marcha su idea de negocio en el continente australiano pero que no reparan en este hecho. “Para los que venimos con inglés medio, los puestos a los que optar son trabajos no cualificados”, detalló. Aun así, la perseverancia y la ilusión hacen posible echar raíces en el país. Y Caparrós es el claro ejemplo de ello.

A los futuros emprendedores, Caparrós les animó a probar y a entender el fracaso como una lección para el siguiente intento de negocio. Ella misma recuerda cómo se 'estrelló' con apenas veinte años al montar un bar. Por eso, cree firmemente que, con empeño y ganas, la aventura no será fácil pero tampoco imposible.

Una emprendedora triunfa ayudando a españoles a instalarse en el extranjero