También se pueden aplicar recargos

Los autónomos pueden ser sancionados con multas de hasta 7.500 euros si no aplican la subida del SMI

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se ha elevado hasta los 1.000 euros. Los autónomos que no apliquen el incremento a sus empleados pueden arriesgarse a multas de hasta 7.500 euros, además de un recargo .

smi-empleado
El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se sitúa en los 1.000 euros.
Los autónomos pueden ser sancionados con multas de hasta 7.500 euros si no aplican la subida del SMI

Los autónomos que no apliquen la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se arriesgan a multas de hasta 7.500 euros, más el cobro de un recargo por no abonar a tiempo la cotización social de sus empleados. El Gobierno ha elevado 35 euros más el SMI, con el beneplácito de los sindicatos pero no de la patronal, que ha pasado de los 965 euros mensuales a los 1.000 euros. Una decisión que obligará a todos los negocios a regular el sueldo de los trabajadores que tengan contratados cobrando el SMI sino quiere cometer una sanción que está tipificada como grave.

Esta semana, el Consejo de Ministros aprobó el incremento del SMI y al día siguiente se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 152/2022, de 22 de febrero, por el que se fija el salario mínimo interprofesional para 2022. De esta forma el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) queda fijado en 33,33 euros/día o 1.000 euros/mes en 14 pagas. O, lo que es lo mismo, en estos momentos lo mínimo que puede cobrar un empleado en España por 40 horas de trabajo son 14.000 euros al año.

Se trata de una subida de 35 euros al mes del sueldo mínimo que afecta a todos los autónomos con empleados que cobran el SMI. A este incremento habrá que sumar la subida proporcional de las cotizaciones a la Seguridad Social que tendrán que abonar los profesionales por cuenta propia por cada uno de sus empleados. Esta obligación la tendrán que cumplir con carácter retroactivo todos los autónomos y empresas -esto es desde enero, como marca el Real Decreto- y, de saltársela, estarían incurriendo en una sanción tipificada como grave, que es penada con entre 751 y 7.500 euros de multa.

Hasta 7.500 euros de multa, más el recargo por retraso 

Si bien no hay un registro oficial, el Ministerio de Trabajo y Economía Social calcula que en España entre el 10% y el 12% de los asalariados cobra el SMI. Esto se traduce en unas 1,8 millones de personas, muchas de las cuáles pueden estar contratadas por pequeños negocios y autónomos. El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España, Ricardo Gabaldón, explicó que se pueden identificar claramente dos formas de actuar de los negocios con la subida del SMI.

Según dijo, “por un lado están los autónomos y negocios que cuentan con la ayuda de un graduado social, un abogado, un gestor o cualquier tipo de profesional. Estos asumen la subida, a nivel burocrático, casi sin esfuerzo porque somos nosotros quien nos encargamos de realizar las nóminas. Nos hacemos, por tanto, cargo de aplicar la subida y calcular el incremento proporcional en las cotizaciones sociales que pagan los empleadores”.

Y, “por otro lado, están aquellos que aplican la legislación ellos mismos y que pueden llegar a cometer errores. O, incluso, no estar al tanto de todos los cambios” comentó Gabaldón. En este sentido, el presidente de los Graduados Sociales apuntó que no cumplir con la normativa laboral y, concretamente en este caso, con la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es sinónimo de cometer una infracción laboral.

Gabaldón explicó que los autónomos que no apliquen la subida se pueden enfrentar al cobro de un recargo del 35% de la Seguridad Social por no abonar la cotización social de sus empleados a tiempo. Y también a una multa que puede oscilar entre los 751 y 7.500 euros. “No abonar el SMI a 1.000 euros supondría estar cometiendo un perjuicio contra el trabajador que esta tipificado como una infracción grave de hasta 7.500 euros. Si bien, me parece un importe muy alto y sólo se aplicaría esa multa tan alta en los casos más graves” apuntó.

Cuidado con los buzones de denuncia

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales, Ricardo Gabaldón, alertó a los autónomos y empleadores sobre el buzón de denuncias anónimas que tiene disponible la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Éstos permiten que los empleados puedan poner sobre aviso al organismo inspector del Ministerio de Trabajo sobre cualquier infracción que se pueda estar cometiendo en un negocio.

“Los empleados son conscientes de la subida y pueden denunciar que no se ha producido en sus nóminas a través del buzón de denuncia de la Inspección. También pueden acudir con la vía legal y acudir a un profesional jurista que defienda sus intereses y derechos” comentó Gabaldón.

Precisamente, la inspectora de trabajo y presidenta del Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (STSS), Ana Ercoreca, explicaba a este diario que uno de los motivos más frecuentes que se suelen encontrar los inspectores es con "fraudes en los salarios y en la jornada. [...] En este caso, las infracciones más frecuentes están relacionadas fundamentalmente con el impago de salarios, con becarios que hacen el trabajo efectivo de cualquier otro empleado de la plantilla; con falsos contratos temporales, que se encadenan constantemente".

¿Cuánto suben los costes sociales con el incremento del SMI a 1.000 euros?

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) supone que el trabajador por cuenta propia tenga que hacer frente a dos costes: el aumento del sueldo y el de sus cotizaciones sociales.

De tal manera, que con el SMI a 1.000 euros, lo mínimo que tiene que pagar un trabajador por cuenta propia por tener un empleado contratado son 1.607,09 euros -entre nómina, pagas extra prorrateadas y costes de Seguridad Social-. Lo que supone un coste anual para el negocio, por empleado, de 19.285 euros al año.

Es decir, la nueva subida del SMI le supone a cada autónomo-empleador un total de 676 euros al año más que antes por cada empleado cobrando el nuevo Salario Mínimo Interprofesional.

Los autónomos pueden ser sancionados con multas de hasta 7.500 euros si no aplican la subida del SMI
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad