El programa piloto que quiere extenderse a toda España se está complicando

Los autónomos vascos mayores de 60 años no tendrán que utilizar la factura electrónica

La Diputación Foral de Álava exime a los autónomos mayores de 60 años de implantar el Ticket BAI en sus negocios. Además, amplía un mes el plazo obligatorio de implantación de la factura electrónica obligatoria.
Los autónomos mayores de 60 años no tendrán que implantar el Ticket BAI.
Los autónomos mayores de 60 años no tendrán que implantar el Ticket BAI.
Los autónomos vascos mayores de 60 años no tendrán que utilizar la factura electrónica
  1. El 70% de los autónomos de Álava desconocen cómo implantar la factura electrónica en sus negocios
  2. Sanciones mínimas de 20.000 euros por no implantar o manipular el Ticket BAI
  3. Éste es el calendario de implantación del Ticket BAI para los autónomos vascos

La implantación del Ticket BAI o factura electrónica está siendo complicada para muchos autónomos vascos, en especial para los más mayores. Por ello, la Diputación Foral de Álava ha anunciado que los trabajadores por cuenta propia mayores de 60 años estarán exonerados de implantar este sistema que busca luchar contra la doble contabilidad y el fraude fiscal. Además, la administración alavesa amplió hasta el 1 de diciembre el plazo para implementar una medida controvertida por el desconocimiento en materia digital de gran parte del colectivo. Como se avanzó en su momento, los autónomos alaveses están siendo utilizados como prueba piloto para extender la factura electrónica a toda Euskadi. Incluso el Gobierno tienen intención de implantarlo a nivel estatal.

La diputada de Hacienda, Finanzas y Presupuestos, Itziar Gonzalo, explicó que la decisión es "el resultado del proceso de escucha activa" desarrollado por el Gobierno foral en colaboración con las organizaciones empresariales. La exoneración afectará a cerca de 3.000 contribuyentes y ha afirmado que la decisión de excluir a este colectivo de la obligatoriedad del 'Ticketbai' responde al objetivo de ahorrar el esfuerzo inversor que requiere la implantación de este sistema a personas que se encuentran en edad cercana a su jubilación. No obstante, señaló que parte de este colectivo puede optar por sumarse voluntariamente a la factura electrónica "para contribuir a evitar la competencia desleal y mostrar que son parte de tejido económico local".

El 70% de los autónomos de Álava desconocen cómo implantar la factura electrónica en sus negocios

El pasado 1 de enero entró en vigor, por primera vez en España, la factura electrónica en la provincia de Álava. Un sistema que permite a las haciendas vascas controlar telemáticamente cualquier cambio que los autónomos o negocios pudieran hacer en sus facturas. Sin embargo, los representantes de los comercios y hosteleros del territorio advierten que un 70% de los negocios desconoce cómo y cuándo implantar esta herramienta. Que, de no aplicarse correctamente, puede conllevar sanciones de 20.000 a 40.000 euros.

Aunque la implantación del Ticket BAI o factura electrónica en Álava se hará de manera gradual y progresiva para los distintos sectores, a principios de este año comenzó el periodo voluntario de adaptación para los pequeños negocios de la provincia. Desde la Federación de Comercio, Servicios y Hostelería de Álava (Arabadendak), que representa a más de 850 establecimientos y autónomos de la provincia, afirmaron que “existe un desconocimiento preocupante por parte de todos los autónomos, comercios y establecimientos de cómo utilizar e implementar la factura electrónica”. En este sentido, Emilia Sánchez, gerente de la federación, advirtió que el gasto que supone para los negocios concurre en un tiempo donde la pandemia y las restricciones, en especial para hostelería y comercio, asfixia a los autónomos y supondría un alto coste para sus actividades. Por ello, desde la federación solicitan a la hacienda de Álava que aplace su implantación como ya han hecho Guipúzcoa o Vizcaya.

“La obligatoriedad comenzará en abril, pero los autónomos no tendrán que implantarlo hasta el próximo octubre afectando a 50.000 profesionales. El problema es que no hay espacio ni tiempo para que los emprendedores gestionen con sus proveedores e instalen estos sistemas en sus negocios. Hicimos una encuesta entre nuestros asociados y el 70% desconoce de qué trata el Ticket BAI. Muchos aún tienen cajas registradoras antiguas y la implantación, a nivel de costes, la tienen que asumir ellos”, explicó Sánchez. “No saben en qué consiste, especialmente cuando están preocupados por problemas de primer orden como es la supervivencia de sus actividades en esta pandemia. Hacienda les exige otro coste más. Según nuestros cálculos, la inversión mínima será de 500 euros por emprendedor y, en algunos sectores con facturaciones más complejas, como la hostelería, de hasta 1.500 euros. Es el peor momento para la implantación de su historia”, añadió Sánchez.

Sanciones mínimas de 20.000 euros por no implantar o manipular el Ticket BAI

El fin de esta medida es la prevención del fraude fiscal. El objetivo del Ticket BAI es implantar unas obligaciones legales y técnicas en el software de gestión y facturación de los negocios y autónomos contribuyentes que permitan llevar a cabo un control de sus actividades e ingresos económicos. En especial, las haciendas forales intensificarán el control de los ingresos de cuyos cobros se realizan mayoritariamente en efectivo. Sin embargo, esta medida será de obligado cumplimiento para todos los negocios en el futuro.

El proyecto Ticket BAI prevé elevadas sanciones para aquellos negocios que incumplan la implantación de esta herramienta. No llevar al día el Ticket BAI implicará, desde 2022, sanciones del 20% de la facturación del negocio, con un mínimo de 20.000 euros. Si el contribuyente reincidiera en la infracción, la multa ascendería hasta el 30% de sus cuentas, suponiendo, como mínimo, 40.000 euros. Se prevén sanciones incluso mayores en caso de destrucción, borrado o manipulación del software.

Éste es el calendario de implantación del Ticket BAI para los autónomos vascos

ÁLAVA

En Álava, se inició el periodo de implantación  el 1 de enero de 2022. Se hará de manera gradual y por colectivos. Además, las Asesorías colaboradoras de la Diputación Foral de Álava comenzaron su periodo el 1 de abril. A partir de julio, lo harán las farmacias y los colectivos de profesionales recogidos en la segunda sección de tarifas del Impuesto de Actividades Económicas. Finalmente, a partir del 1 de diciembre de 2022, será obligatorio para todos los autónomos y pequeños negocios de la provincia.

VIZCAYA

Por otra parte, en Vizcaya comenzó el periodo de implantación voluntaria en octubre de 2022. No obstante, se hará extensiva para todo el tejido productivo a partir de enero de 2024.

GUIPÚZCOA

En Guipúzcoa el periodo de adhesión voluntaria tendrá un mes antes del arranque obligatorio de cada sector. El periodo obligatorio se hará de manera progresiva y comenzará en 2022. El 1 de julio se hará efectivo para profesionales de Gestión Tributaria; el 1 de septiembre para actividades profesionales y el 1 de noviembre para comercio minorista, hostelería y hospedaje. Ya en 2023, el 1 de abril se incluirán construcción, promoción inmobiliaria, transporte y servicios recreativos, culturales y personales; y, finalmente, el 1 de junio para fabricantes, comercio al por mayor, telecomunicaciones, actividades financieras y artísticas.

Los autónomos vascos mayores de 60 años no tendrán que utilizar la factura electrónica
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad