Estos autónomos advierten que carecen de personal por culpa de las aseguradoras

Auxilio en Carretera no garantiza el servicio de las grúas a los conductores durante las vacaciones

La Alianza Nacional de Auxilio en Carretera asegura que los autónomos del sector no garantizan a los conductores la llegada a tiempo de las grúas, si tienen un percance, en la operación salida de verano. La falta de una revisión de las tarifas con las aseguradoras impide a estos negocios contratar más personal.

Los autónomos gruistas no pueden garantizar sus servicios y avisan de retrasos durante la operación
Auxilio en Carretera no garantiza el servicio de las grúas a los conductores durante las vacaciones

Este verano van a faltar grúas para atender a tiempo a todos los accidentes, pinchazos de rueda o cualquier otro tipo de avería que tenga un vehículo durante un viaje por carretera. La Alianza Nacional de Auxilio en Carretera avisó sobre la débil situación en la que se encuentran las empresas del sector, en su mayoría autónomos con entre cinco y seis empleados. Su portavoz, Xavier Martí, aseguró que no pueden garantizar la prestación de servicios durante la operación salida de este verano. “Se van a producir importantes retrasos” aseguró Martí.

Desde hace varios años, estos profesionales por cuenta propia vienen reclamando una actualización de las tarifas que tienen acordadas con las diferentes aseguradoras para las que trabajan, ya que no se han modificado en los últimos 15 años. Sin embargo, no se ha producido. Ahora a su débil situación, se le une también el fuerte incremento de los precios de la gasolina, lo que impide a estas actividades hacer frente con normalidad a la campaña de verano que se avecina. La Dirección General de Tráfico (DGT) anunció esta semana que se esperan más de 4,5 millones de desplazamientos sólo en la primera operación de salida de verano.

“Estamos realmente preocupados. La situación en nuestro sector estaba ya muy deteriorada y la actual subida del combustible nos está terminando de machacar” denunció el portavoz de la Alianza. Según explicó, los autónomos gruistas no están pudiendo repercutir el incremento de los precios de la gasolina al coste de sus servicios, tal y como deberían. Entre la batería de medidas a las que llegaron los transportistas con el Gobierno el pasado marzo, se encuentra la posibilidad de que los autónomos del transporte por carretera puedan repercutir las subidas del precio de los combustibles en las facturas de sus servicios.

Sin embargo, “las aseguradoras no lo están repercutiendo y ese incremento de costes no se está viendo compensado para el sector de los servicios de auxilio en carretera” dijo Martí. El portavoz de la Alianza contó que sabía de casos muy graves, en los que compañeros habían tenido que adelantar dinero de su propio bolsillo para poder realizar los servicios.

Las condiciones "inasumibles" que imponen las aseguradoras a los gruistas

El mayor problema que tienen los negocios de asistencia de auxilio en carretera son las condiciones impuestas por las aseguradoras para las que trabajan. “Las aseguradoras llegan a un acuerdo con los clientes y a otro con nosotros. En ese contrato, se nos imponen unas condiciones al servicio que el sector no puede seguir asumiendo” apuntó Martí. Se les exige, entre otros aspectos, un tiempo de llegada muy limitado y una tarifa presupuestaria muy baja.

En 2006, el sector llegó a un acuerdo con las aseguradoras para establecer unos precios por sus servicios. No obstante, desde ese año las tarifas no se han modificado, ni tan siquiera se han adaptado al incremento del IPC (Índice de Precios de Consumo), que ha subido un 40%, según el dato acumulado.

Para ejemplificar la depreciación que hacen las aseguradoras de sus servicios, el portavoz de la Alianza Nacional de Auxilio en Carretera, Xavier Martí, explicó que “hace unos años, en 2005, la Universidad de Alicante hizo un importante estudio sobre el sector de servicios de auxilio por carretera y determinó que el coste del servicio mínimo estaría en 57 euros, cuando a nosotros por aquel entonces nos estaban pagando 31 euros” dijo Martí.

El coste por atender un servicio mínimo se habría duplicado en los últimos 15 años, sin embargo los profesionales por cuenta propia del sector siguen cobrando 31 euros por atender cualquier tipo de incidencia en el casco urbano, a 10 kilómetros de la sede la empresa.

El problema del auxilio en carretera este verano

En un comunicado, la patronal señala que “los precios que pagan por los servicios las aseguradoras de asistencia en carretera, plataformas asistencia en viaje y clubes automovilísticos, no están cubriendo los costes de explotación de las empresas de auxilio. Además, las exigencias de servicio 24 horas /365 días al año, son especialmente difíciles de seguir cumpliendo para las empresas del sector de auxilio por los elevados costes laborales. Junto con el resto insumos que han subido en gran cuantía. Mientras que los precios por los servicios llevan prácticamente estancados más de una década”.

Se trata de una situación que, como avisaron, se va a ver reflejada en la asistencia que puedan dar a los viajeros por carretera este verano. “La reducción de sus márgenes económicos hace que los negocios puedan contratar personal para dar un mejor trato. Y, por tanto, ese servicio de asistencia rápida y eficaz que siempre ha caracterizado al sector, se va a poner en juego” dijo el portavoz Xavier Martí. Que enumeró las principales consecuencias para los viajeros de las dificultades que sufre el sector:

  • Mayor tiempo de espera en carretera para el conductor hasta la llegada de la grúa.
  • Dificultad para atender las zonas poco pobladas.
  • Tardanza en el traslado de los vehículos siniestrados. Entre 48 o 72 horas.
  • Bajada en la calidad en los servicios prestados. “Antes intentábamos incluso hacer la reparación in situ, pero ahora las empresas están perdiendo personal y no se pueden permitir perder el tiempo en arreglar el coche” se lamentó Martí.

Los negocios se ven obligados a abandonar el sector de la asistencia en carretera

La principal consecuencia para el sector de esta situación es la pérdida de negocios. La actividad sobresale por estar muy atomizada, compuesta por autónomos que tienen entre cinco y seis empleados, con los que poder dar ese servicio de asistencia 24 horas, los 365 días del año. No obstante, la situación está llegando a punto dónde muchos se están viendo obligados a abandonar el sector.

"Se están empezando a estudiar la declaración de concursos de acreedores y cierres de cientos de empresas, con la consiguiente pérdida de miles de puestos de trabajo" recoge la patronal en el comunicado. Según señalan las más de 2.000 empresas de auxilio del transporte por carretera que hay en España estarían en esta situación límite.

Auxilio en Carretera no garantiza el servicio de las grúas a los conductores durante las vacaciones
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad