domingo. 09.08.2020

PIDE QUE SE AMPLÍEN LOS AVALES ESTATALES

El Banco de España advierte al Gobierno de que los autónomos necesitarán más créditos ICO para mantener la liquidez

El Banco de España advierte al Gobierno de que los autónomos necesitarán más créditos ICO para mantener la liquidez

El Banco de España cree que los pequeños negocios van a tener muchas dificultades para acceder al crédito tras la pandemia. Por eso, pide que se amplíe la dotación de 100.000 millones de euros de los avales del ICO.

 

El Banco de España advierte al Gobierno de que los autónomos necesitarán más créditos ICO para mantener la liquidez

Sin el respaldo del Estado, los pequeños negocios van a tener muy difícil el acceso al crédito. Ésta es una de las principales conclusiones que hace el Banco de España en su informe anual de 2019, que se publicó este martes y en el que analiza la situación de la economía durante la crisis del COVID-19 y la repercusión que han tenido las distintas medidas implementadas.

Una de ellas es la línea de avales de 100.000 millones de euros que puso en marcha el Gobierno para dotar de liquidez tanto a autónomos y pequeños negocios, como a medianas y grandes empresas.

Sin embargo, tras la pandemia, es probable que todos los negocios -y especialmente los más pequeños- vayan a seguir teniendo dificultades económicas. Por eso, desde diferentes ámbitos piden la puesta en marcha de nuevas líneas de crédito. De hecho, el  propio organismo supervisor, el Banco de España, anima al Gobierno a incrementar la línea de avales. En palabras del gobernador de esta entidad, Pablo Hernández de Cos, es aconsejable que, "en función de cómo evolucione la actividad económica, se estudie la posibilidad de extender los mecanismos de garantía pública ya dispuestos”.

Para Hernández, la falta de liquidez en el tejido productivo va a seguir siendo un problema tras la pandemia. Sobre todo  “mientras persista el elevado nivel de incertidumbre actual”. En el informe, el gobernador del BcE recalca que lo será especialmente para los pequeños negocios y aquellas actividades más afectadas por la crisis, que tendrán más dificultades que el resto para acceder a financiación, si no cuentan con este instrumento de apoyo público.

Los autónomos, uno de los mayores demandantes

Una de las conclusiones que más destaca del análisis que hace el BcE sobre los ICO es que éstos fueron solicitados, en su mayoría, por autónomos y pequeños negocios, porque “las compañías de mayor tamaño recurrieron frecuentemente al uso de líneas de crédito” comerciales. De tal forma que, de los cuatro millones de euros que recibieron de crédito los trabajadores por cuenta propia durante marzo y abril, 2,2 millones corresponden a los avales mientras que de los 48,5 millones de euros que consiguieron grandes empresas sólo 9,5 millones de euros pertenecen a estas líneas públicas.

En la misma línea, los datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) revelan que más de 600.000 trabajadores por cuenta propia se habrían beneficiado de estos avales. Además, ésta es una de las medidas que mejor acogida han tenido entre el colectivo

A los autónomos, les siguen la pymes como los mayores demandantes de estos avales públicos pues, durante marzo y abril, el crédito de la línea ICO se concentró en el segmento de la pequeña y mediana empresas (22,9 millones de euros), como detalla el Banco de España.

En cuanto al tipo de interés, el informe del Banco de España revela que autónomos y pymes pagaron un tipo de interés medio del 2,1% y las grandes corporaciones un 2,2%. Ambas cuantías son, como destacan, “cifras significativamente inferiores a las de las operaciones crediticias efectuadas durante el mismo período al margen de la línea ICO o en las semanas anteriores al Estado de Alarma, que oscilan entre el 2,6% y el 2,8%”.

La efectividad de los créditos ICO

La dotación de liquidez al tejido productivo fue una de las primeras medidas que puso en marcha el Gobierno para paliar los efectos del COVID. Así, pocos días después de decretar el Estado de Alarma, se aprobó el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo que recoge la puesta en marcha de la línea de Avales del ICO con un presupuesto de 100.000 millones de euros que se fueron concediendo en diferentes tramos, hasta un total de cinco - el último se aprobó el pasado 16 de junio-.

Éstos cubrían “hasta el 80% de las posibles pérdidas en la financiación concedida a los autónomos y a las pymes y hasta el 70% o 60% en el caso de las empresas que no cumplan la definición de pyme de la Comisión Europea, en función de si son operaciones nuevas o renovaciones”, resume el documento del BcE.

Además, el Ejecutivo también estableció una serie de obligaciones unidas a la concesión de los avales, en cuanto al tipo de interés máximo y los plazos de devolución. Son precisamente estas condiciones de los préstamos las responsables, según el BE, de la eficacia de los avales, porque permitieron a las entidades bancarias ofrecer una condiciones más ventajosas en los préstamos, que no serían posibles si los solicitantes no contasen con ese respaldo público.

El informe concluye que “el programa de avales del Estado estaría contribuyendo notablemente a cubrir las necesidades de liquidez de las empresas más afectadas por la pandemia y con mayores dificultades de acceso al crédito”.

El tejido productivo demanda liquidez

El tejido productivo necesita más liquidez. Ésta fue una de las conclusiones de la Cumbre Empresarial organizada  por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Desde emprendedores hasta grandes empresarios, pasando por los máximo representantes de las asociaciones coincidieron en la necesidad de aumentar la dotación de los ICO. En este sentido, el presidente de ATA, vicepresidente de CEOE y uno de los ponentes en la Cumbre, Lorenzo Amor, explicó que “los problemas – de liquidez - van a llegar en unos meses y hay que ampliar la dotación y la vigencia más allá del 31 de octubre”.

Amor cree que el Gobierno debería “preparar un escudo de liquidez para el otoño y sostener aquellas actividades que tendrán que aguantar hasta el próximo verano” recalcó. Para el presidente de ATA, no es lo mismo afrontar las consecuencias de la crisis sin un colchón económico que teniendo un pequeño “balón de oxígeno”.

Las empresas de financiación alternativa piden participar en los ICO

Mireia Badía, CEO de Grow.ly, una plataforma de financiación participativa – en la que los pequeños inversores invierten su dinero en determinados proyectos que le interesan - también está de acuerdo en que los pequeños negocios necesitan más liquidez para afrontar estos momentos.

Badía afirmó estar de acuerdo con las recomendaciones del Banco de España de ampliar los avales y señaló que “vienen meses muy duros y las pymes van a necesitar liquidez”.

En este sentido, señala que desde la Asociación de Crowdlending de España (ACLE), de la que también forma parte, reclaman al Gobierno que tenga en cuenta a las plataformas de financiación alternativa a la hora de poner en marcha nuevos créditos ICO. “De hecho, varios de nuestros inversores nos han preguntado si ellos no podrían financiar también a las empresas que estuviesen respaldas económicamente por este aval” apuntó.

La CEO de Grow.ly también denunció que “se hubiesen tenido en cuenta a las entidades de pago para tramitar los avales antes que a ellos, cuando estamos completamente regularizadas”. Según expresó, la financiación participativa se ha convertido en un instrumento muy utilizado por las pymes, que quieren dejar de depender exclusivamente de una entidad bancaria y buscan otras formas de financiación.

El Banco de España advierte al Gobierno de que los autónomos necesitarán más créditos ICO para mantener la liquidez