martes. 29.09.2020

INFORME DE SAGE

¿Cuánto tardarán los pequeños negocios en recuperar su nivel de ingresos?

¿Cuánto tardarán los pequeños negocios en recuperar su nivel de ingresos?

La mayoría de los pequeños negocios siguen aún a día de hoy arrastrando las pérdidas del parón que sufrieron durante los meses de confinamiento. Un estudio de Sage ha estimado cuánto tardarán estas actividades en recuperarse.

¿Cuánto tardarán los pequeños negocios en recuperar su nivel de ingresos?

Hasta el segundo semestre del próximo año 2021, el 68% de los pequeños negocios no recuperarán sus niveles de facturación. Es la principal conclusión que se desprende del último estudio realizado por SAGE, empresa de gestión y soluciones de facturación para autónomos y pequeños negocios. El documento muestra cómo la mayoría de los pequeños negocios sufrieron durante el confinamiento una caída de facturación tan fuerte que todavía, a día de hoy, siguen arrastrando grandes pérdidas.

El estudio de la compañía coincide con el resto de informes y estimaciones de expertos en los que se intenta prever cuándo llegará la recuperación de las actividades más castigadas por la pandemia. En todos ellos se apunta a que la recuperación para los pequeños negocios tardará,  al menos, un año en producirse, aunque en algunos informes más pesimistas se llega a señalar que podría demorarse hasta tres años.

Los negocios se decantaron por aplazar deudas

Asimismo, y con el fin de conocer mejor las previsiones de futuro de este tipo de pequeños negocios, además de la impresión que tienen de la gestión de la pandemia realizada por parte del Gobierno central, Sage también realizó una encuesta entre ellos. 

En este sentido, uno de los aspectos que sobresale de sus respuestas es que los autónomos y las pymes han optado, en su mayoría, por el aplazamiento del pago de las deudas tributarias. También, -un 18%- han aplicado los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y un 16% de los negocios se ha decantado por extender los plazos para la presentación de las declaraciones de impuestos.

Otro dato reseñable es el referente al tanto por ciento de los pequeños negocios que no se han acogido a ninguna de las medidas propuestas por el Ejecutivo. Fueron nada menos que el 16%. Además, tan sólo el 1% se ha acogido a la renuncia del sistema de estimación objetiva o por módulos.

Por CCAA, destaca la Comunidad de Madrid, donde se han aplicado un 23% de los expedientes de regulación de empleo y un 15% de solicitudes de avales públicos para la concesión de préstamos. En Cataluña, la medida más aplicada ha sido el aplazamiento de las deudas tributarias, seguida de la solicitud de avales públicos para la concesión de préstamos.

El 60% suspende la gestión del Gobierno

En cuanto a la gestión del Gobierno durante la pandemia, casi el 60% de los negocios encuestados considera que ha sido negativa  y suspende la mayoría de las medidas que el Ejecutivo ha puesto en marcha para tratar de recuperar los negocios tras la pandemia. Por su parte, un 13% de estos negocios afirmó valorar de manera muy positiva las medidas de financiación y liquidez.

Asimismo, casi la mitad de los negocios que han participado en el estudio de Sage, opinan que, para conseguir una recuperación económica, el Gobierno debe promover nuevas baterías de medidas en materia de subvenciones y ayudas, para fortalecer así una recuperación económica más rápida y dinámica.

Además, un 38% de las pymes señaló que sería importante de cara a la reactivación de la economía que el Gobierno redujera la presión fiscal, mientras que un 8% de las pymes pidió encarecidamente que se amplíen nuevamente los ERTEs.

La clave podría estar en aprender a convivir con el virus

Para la vicesecretaria de la Sociedad Española de Virología, Covadonga Alonso, la clave va a estar en los próximos meses en la adaptabilidad a los cambios que tengamos todos. También los autónomos. "El panorama actual no nos lleva a pensar en cerrar sino en convivir. Hemos visto como cualquier tipo de negocio, sea cual sea su sector o tamaño, ha tenido que implementar medidas en las distancias de seguridad entre clientes y también entre trabajadores. Creo que nos dirigimos cada vez más a un punto en el que todo empresario y trabajador tendrá que respetar unas determinadas medidas de seguridad porque el virus no se va a ir a corto plazo y las actividades tienen que aprender a vivir contando con él" explicó Alonso.

La sanidad y la economía se encuentran en un equilibrio difícil de mantener "pero tenemos que aprender a gestionar. Lo cierto es que todo depende del número de contagios. Y ahora mismo las cifras no indican que haya que retroceder al punto anterior de estado de alarma y confinamiento nacional. Cada vez conocemos más al virus y estamos desarrollando más métodos de rastreo. Esas medidas van a tener un efecto para controlar la enfermedad muy importante y, eso, es una buena noticia para la sanidad pero también para las empresas" apuntó la vicesecretaria.

Aun con todo, y a pesar de que las previsiones no indican que vaya a haber un nuevo confinamiento a gran escala "no se puede descartar nada. Todo dependerá de cómo hagamos las cosas. Ahora mismo, la evolución está dentro de lo que se esperaba y la respuesta la empezaremos a ver en los próximos meses. Influirá mucho el desarrollo de los contagios en agosto y septiembre", aseguró la vicesecretaria de la SEV.

Los autónomos tendrán que reinventarse

La reinvención será la salida para muchos negocios. "Habrá que inventar nuevas fórmulas para determinadas actividades que les permitan seguir viviendo, pero sin el contagio tan tremendo que se ha dado, por ejemplo, en locales de ocio nocturno. Son lugares en los que la gente se agolpa, baila y suda. Las distancias de seguridad son casi imposibles de mantener", añadió la vicesecretaria de la SEV.

Lo mismo opinan desde el Consejo General de Economistas (CGE). Su presidente, Valentín Pich advirtió que, "ahora mismo, los autónomos deberían olvidarse de previsiones y adaptarse, en la medida de lo posible a lo que venga, porque lo sanitario es inevitable y en lo económico siempre se puede hacer algo. La clave está en no dormirse, no parar de moverse, estar en constante contacto con tus clientes porque, más adelante, lo agradecerán".

Para algunas actividades no será nada fácil, pero "van a tener que aprender a dar un giro y a tirar de inventiva. No vale de nada lamentarse por el 'cisne negro', el elemento inesperado en la economía, que nos ha tocado vivir. Los acontecimientos sorpresivos no se pueden racionalizar. Lo que sí se puede hacer es, en la medida de lo posible, no parar ni un sólo momento", concluyó el presidente de la CGE.

¿Cuánto tardarán los pequeños negocios en recuperar su nivel de ingresos?