Guía de emprendimiento

España necesita 5.000 taxistas autónomos y las asociaciones profesionales explican cómo obtener una licencia

Valencia, Madrid, Barcelona y los enclaves turísticos necesitan taxistas. Según el sector, en España hacen falta 5.000 nuevos autónomos que se pongan al volante para cubrir las necesidades del sector tras la pandemia. 
Más 5.000 puestos de trabajo para autónomos.
Más 5.000 puestos de trabajo para autónomos.
España necesita 5.000 taxistas autónomos y las asociaciones profesionales explican cómo obtener una licencia

En España hacen falta más de 5.000 taxistas autónomos, según estiman los representantes de las distintas asociaciones del taxi. El sector busca, poco a poco, encontrar de nuevo la normalidad en su actividad tras la pandemia. Sin embargo, con el número de profesionales que haya actualmente no pueden cubrir toda la demanda, en especial en aquellas zonas de alta concurrencia turística como Madrid, Barcelona, Valencia o enclaves turísticos. Las asociaciones del taxi animan a la gente ahora a aprender el oficio, explicando las ventajas y asegurando que puede ser un potencial oportunidad para aquellos que están desempleados.

El sector del taxi siempre ha sido una apuesta segura para todos aquellos que han apostado por él. El presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi Madrid, Alberto Miñambres, aseguró que las personas que deciden emprender en el mundo del taxi lo hacen porque "saben que tendrán trabajo de por vida”. En España hay 75.693 licencias de taxis, de las que el 90% pertenece a trabajadores por cuenta propia. Y Miñambres cree que, en estos momentos y tras la pandemia, el sector puede convertirse en una oportunidad y en una salida profesional para muchos trabajadores que no encuentran empleo o que han sido expulsados del mercado laboral, ya que necesita 5.000 profesionales más..

“Me parece inaudito que muchísimas personas me comenten a diario que no hay trabajo o que un familiar suyo está desempleado y no piensen en el taxi. Llevamos meses trabajando muy bien y no hay forma de cubrir la demanda de trabajo que tenemos" expuso el presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi Madrid. Que recordó que "cuando un autónomo se hace con un taxi, acaba de crear una empresa familiar, donde puede emplear a su mujer e hijos como autónomos colaboradores. Es y será un negocio fructífero” Alberto Miñambres

Un problema del relevo generacional en el sector taxi

A la creciente demanda tras la recuperación, se le une el problema del relevo generacional que tiene el sector del taxi. El presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi Madrid, Alberto Miñambres, se lamentó de que a pesar de ser una actividad en la que tienen cabida tanto emprendedores, como asalariados, éste no tiene un gran reclamo entre los más jóvenes. "Nadie quiere trabajar dentro de un taxi” afirmó Miñambres.

Esto hace que el sector, no sólo en la Comunidad de Madrid sino también en el comunidades autónomas, tenga un problema de relevo generacional, que impide que las generaciones nuevas sustituyas a los profesionales que se jubilan. Actualmente la edad medida de los taxistas en España, la mayoría de ellos trabajadores por cuenta propia, es superior a los 45 años.

En este sentido, Miñambres comentó que uno de los hándicaps del sector es el hecho conseguir una licencia de taxi. Hay que recordar que el taxi es un servicio público y cada consistorio municipal regula el número de taxistas que pueden circular por la calles y emite un número limitado de licencias. En Madrid, por ejemplo, el precio de una licencia de taxi es de 100.000 euros. El precio varía según la zona. No obstante, Miñambres comentó que al tener problemas con el relevo generacional, hay muchos taxistas que venden su licencia con vehículo incluido lo que puede amortizar los costes de emprender en este sector.

¿Qué hay que hacer para taxista en España?

Las personas interesadas en aprovechar este nicho de empleo en el mundo del taxi, deben saber que antes hay que cumplir una serie de requisitos. La primera, que es un servicio público y que para ejercerlo es obligatorio obtener una licencia. Y dos, que es obligatorio ser autónomo y estar dado de alta en Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).  Por último desde el sector señalan que, aunque se trate de un trabajo que exige mucha concentración al volante, puede resultar muy atractivo para aquellos emprendedores que les guste trabajar de cara al público. A continuación todo lo que hay que hacer para se taxista en España:

  • Estar dado de alta como autónomo en el RETA
  • Carnet de conducir: Está claro, lo primero que necesita un taxista para poder trabajar es el carnet de conducir. Pero no un carnet de conducir cualquiera, sino un permiso con sus propias características. El autónomo que desee ser taxista debe obtener el permiso B1, como un conductor normal, pero además debe superar una prueba específica. Esta prueba es de carácter mecánico y consta de 16 preguntas. Se puede preparar en una autoescuela o por libre. El precio aproximado del examen es de 100 euros. Sin embargo, en comunidades como Madrid, sólo se exige un año de antigüedad del permiso B1 para poder ejercer la actividad.
  • Cartilla de taxi o permiso del ayuntamiento: Además de tener la licencia de conducción en vigor, normalmente los ayuntamientos exigen pasar un examen con preguntas sobre la ciudad. Específicamente, aseguran los taxistas, se trata de resolver contenido respecto a ubicaciones emblemáticas, monumentos o edificios oficiales para poder validar que el emprendedor conoce la ciudad donde va ejercer como taxista. El examen es tipo test y el precio medio del mismo es de 19 euros.
  • Acreditaciones legales: El emprendedor debe demostrar no tener ningún antecedente legal por abusos sexuales o crímenes contra la infancia.
  • Acreditación: Aunque en comunidades como Madrid o Barcelona se ha eliminado este requisito, en algunos territorios pueden exigirle al autónomo disponer del graduado de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).
  • Certificado médico: Los taxistas deben pasar un examen sanitario y psicotécnico donde se valide que no tiene ninguna enfermedad contagiosa o degenerativa que pueda perjudicar la seguridad vial y de sus pasajeros.
  • Licencia de taxi: Aunque en ciudades como Madrid el precio de una licencia sea elevado – 100.000 euros por su condición de capital- la media en España suele encontrarse en unos 25.000 euros. Como apuntamos anteriormente, una buena opción es comprarle la licencia a un taxista que esté a punto de jubilarse.
  • Coche: Resulta bastante obvio, pero los taxistas requieren de un coche – da igual la gama- con un mínimo de cinco plazas (incluyendo al conductor) hasta un máximo de nueve, con opción también a comprar un eurotaxi, un vehículo acondicionado para personas con algún tipo de minusvalía.

¿Cuáles son los costes fijos que un autónomo asume al emprender en el taxi?

Los profesionales que apuestan por el taxi como sector de emprendimiento deben saber que éste tiene unos costes fijos. El primero y más importante, es la cuota de autónomo que deberá abonar mensualmente a la Seguridad Social. En un principio podrá disfrutar de un bonificación de la misma accediendo a tarifa plana para pagar su cuota a la Seguridad Social durante los dos primeros años de actividad por un valor de 60 euros al mes. En el caso de que ya fuese autónomo, deberá decidir una cuota entre una mínima de 293,94 euros y una máxima de 1.266,66 euros. La elección entre una u otra será clave pues en función de ella obtendrá un importe mayo o menor de prestación de jubilación, de incapacidad temporal o de baja profesional.  Además, como autónomo, deberá cumplir con sus obligaciones fiscales tanto en materia de IVA como IRPF. 

Asimismo, como señala el sector, el coste fijo principal de los taxistas es el combustible. Ya sea eléctrico, de gasolina, diésel o de gas, este será su principal gasto, que dependerá de los kilómetros que desee hacer cada mes. Cabe señalar que el pasado 2021, el precio de la gasolina alcanzó niveles que no se registraban desde el 2014, encarecimiento muy peligrosamente el desempeño de la actividad del taxi. Según los datos recogidos en el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio de la gasolina en España, tanto diésel como gasoil, aumentó en 2021 hasta 14 euros por depósito respecto a 2020. En el caso de la gasolina, un depósito de 55 litros de combustible cuesta ya casi 75 euros. Cifra que es superior en 13,6 euros respecto al pasado año. En el diésel y empleando la misma cantidad de combustible, los trabajadores por cuenta propia deberán pagar 68 euros, casi 12 euros más por depósito que el anterior ejercicio.

Por último, el taxista tendrá que tener que estar preparado para cualquier imprevisto mecánico que ocurra y pagar el seguro obligatorio del vehículo. 

Si bien ninguno de los profesionales contactados por este diario ha querido posicionarse sobre lo que gana un taxista en un mes, dado que todo dependerá de la zona donde se encuentre y del número de carreras que hagan, aseguran que se trata de un sector que puede dar empleo no sólo al trabajador por cuenta propia, sino a toda una familia.

España necesita 5.000 taxistas autónomos y las asociaciones profesionales explican cómo obtener una licencia
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad