miércoles. 26.01.2022

SEGÚN EL COLEGIO DE GESTORES ADMINISTRATIVOS

El 17% de los pequeños negocios sufrió la visita de la Inspección de Hacienda o Trabajo durante este año

autonomos-taller-inspeccion

Según el último Barómetro publicado por el Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos, el 17% de los pequeños negocios ha recibido la visita de la Inspección de Hacienda o Trabajo durante este año.

El 17% de los pequeños negocios sufrió la visita de la Inspección de Hacienda o Trabajo durante este año

A lo largo de 2021, la Inspección de Hacienda y la de Trabajo y Seguridad Social han podido realizar más de un millón de actuaciones sobre autónomos y pymes del país. Se trata de un control y vigilancia que hace la Administración sobre las actividades que tiene como resultado que el 17% de los pequeños negocios hayan recibido una vista de la inspección este año. Así lo confirma el último Barómetro elaborado por el Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos.

Según explicó su presidente, Fernando Jesús Santiago, “los Gestores Administrativos vivimos el día a día de nuestros clientes. Les llevamos los estados financieros, les hacemos las declaraciones fiscales y los papeles de Seguridad Social. Y también les acompañamos en las inspecciones”. Por ello conocen muy bien el impacto que tienen este tipo de actuaciones sobre los pequeños negocios. De hecho, el informe de los Gestores Administrativos también revela que el 23% de los negocios que recibieron una inspección, sufrieron una sanción tras la visita de la inspección.

Pese a la incidencia que tienen las inspecciones sobre los negocios, la Administración defiende que se realizan muchas más actuaciones sobre las grandes entidades que sobre los pequeños. A continuación detallamos las actuaciones más frecuentes tanto de la Inspección de Hacienda, como e Trabajo y Seguridad Social sobre los trabajadores autónomos durante el último año.

La actuación de la Inspección Hacienda sobre los pequeños negocios

A lo largo de este 2021, la Agencia Tributaria preveía llevar a cabo en torno a 1,4 millones de actuaciones al conjunto de los contribuyentes. Muchas de las cuáles se realizaron sobre autónomos y pequeños negocios. Éstos se encuentran en el tercer segmento de seguimiento de la Inspección de Hacienda. Es decir, están dentro del grupo de vigilancia de los que facturan por debajo de los 6 millones de euros

El director General de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, explicaba hace un año sobre la investigación de este segmento que es “donde se encuentra la realidad española. […] Sobre ellos tenemos un porcentaje de rotación de inspecciones muy inferior al resto de segmentos” aseguraba. Ya que, por ejemplo, en el primer segmento -donde se encuentran los que facturan por encima de los 100 millones de euros– reciben una inspección cada cuatro años; y los del segundo segmento – que tienen entre 100 y 6 millones de facturación- se les realizan unos 30.000 controles en oficina al año y 3.000 visitas al centro.

Para este año, así quedó reflejado Plan de Control Tributario 2021, el cuerpo de la Inspección de Hacienda estrechó el cerco sobre los nuevos negocios digitales, a los autónomos que se van a otros países para eludir impuestos y a las declaraciones a compensar en el Impuesto de Sociedades. Además, y muy importante para los trabajadores por cuenta propia, se vigiló a los negocios que utilizasen dinero en efectivo ya que se bajó el límite a 1.000 euros. También se intensificará la vigilancia en aquellos negocios 'reincidentes' en fraude tributario y en los modelos de negocio emergentes.

Motivos que pueden originar la visita de la Inspección de Hacienda

Independiente de esta directrices hay una serie de movimientos que puede hacer saltar las alarmas en la Agencia Tributaria. Estas se originan por las discrepancias entre lo que se declara y lo que el Fisco conoce por sus bases de datos. Cuantas más discrepancias tiene un contribuyente, más posibilidades tendrá de ser llamado. A continuación se reúnen algunas prácticas que pueden levantar sospechas y dar lugar a una comprobación:

  • Devoluciones de impuestos excesivas: uno de los motivos más frecuentes por los que un inspector de Hacienda se acercará a un negocio es una devolución del IVA excesiva. Es decir, si la declaración del IVA (el modelo 303) sale a devolver con una cuantía sospechosamente generosa será uno de los motivos claros por los que el Fisco se interesará por las cuentas del autónomo.
  • Descuadres entre modelos trimestrales y modelos anuales: es imprescindible que encajen las declaraciones trimestrales de IVA o IRPF (modelos 303, 130…) con los modelos anuales (modelo 390,190…), ya que estos últimos informan sobre toda la actividad anual del negocio.
  • No declarar prestaciones y subvenciones: Hacienda, por supuesto, también vigila a los beneficiarios de subvenciones públicas, si se han declarado correctamente en el apartado que les corresponde, según su naturaleza.
  • No presentar declaraciones: la Agencia Tributaria dispone de alertas para los contribuyentes que presentaron su declaración durante unos años y dejan de hacerlo. Hacienda estará detrás del autónomo para averiguar el motivo. Hay que tener en cuenta que el Fisco conoce los datos de cualquier negocio y, por ende, podría pedir explicaciones si no ve motivos para dejar de declarar.
  • Indicios de uso de dinero en B: con cualquier profesional, saltan las alarmas desde el momento en que no se registra casi ningún movimiento en la cuenta y ningún tipo de consumo diario. Si un autónomo de cualquier oficio cobra en B habitualmente, lo normal es que no saque dinero de su cuenta, porque con lo que ingresa en efectivo y no declara puede vivir y consumir tranquilamente.

La actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social sobre los pequeños negocios

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social realiza una media de casi un millón de actuaciones al año. Según las últimas memorias publicadas de este organismo, referentes al ejercicio 2020, se realizaron 945.415 actuaciones, de las cuales 446.552 lo han sido en materia de Seguridad Social, 280.164 de Prevención de Riesgos Laborales, 177.908 de Relaciones, Laborales, 20.918 de Empleo y Extranjería, y 19.873 de Otras actuaciones. En total, se inspeccionaron 352.910 centros de trabajo pertenecientes a 267.726 empresas.

Para conocer los resultados de 2021 habrá que esperar casi un año, pero está claro es que la situación extraordinaria generada por la crisis ha disparado el índice de infracciones por causas que, hasta hace dos años, eran prácticamente desconocidas o, directamente, no existían. Según el Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social (SITSS), estas son las cinco infracciones laborales más comunes entre los autónomos en 2021

1. Infracciones por incumplir las medidas de prevención de contagios, sobre todo en 2020

A partir de mediados de 2020, cuando se empezó a dejar abrir a los negocios con relativa normalidad, se impusieron una serie de medidas sanitarias para hacer frente al repunte de contagios. Medidas que, aunque sean sanitarias, se encuadraron como medidas en prevención de riesgos laborales, ya que el empresario tenía la obligación de que sus empleados estuvieran bien protegidos -mediante mascarillas, geles y distancia de seguridad- contra el coronavirus.

2. Impagos de salarios o incumplimiento de descansos

Además del incumplimiento de normativas relacionados directamente con la COVID-19 y las medidas para parar los contagios, "en épocas de crisis, desgraciadamente, también nos encontramos con impagos de salarios y con jornadas de más horas de las permitidas por ley. Estas dos causas han sido las más frecuentes entre las denuncias a empresas, habitualmente por parte de trabajadores, que hemos recibido", explicó Ana Ercoreca, presidenta de Sindicato.

Así mismo, el incumplimiento de los descansos y el impago de las horas extra también han sido parte de las infracciones más detectadas. Muchas de ellas, se veían simplemente por el registro horario, y en algunos casos, la mala llevanza del registro precisamente para ocultar este tipo de fraudes ha sido causa de sanción,

3. Incumplimientos con la desconexión digital y jornadas en teletrabajo

Como ya avanzó este diario, la Inspección de Trabajo ya está sancionando a algunos autónomos y empresarios por llamar o enviar mensajes de whatsapp, sms o correos de forma reiterada a sus trabajadores fuera del horario laboral. De hecho, el pasado abril, el Ministerio de Trabajo y Economía Social ya emitió un nuevo criterio técnico para la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que pone el foco sobre la desconexión digital.

Según los expertos consultados, ya se está sancionando a los autónomos que exigen por vías tecnológicas a sus trabajadores -ya sea whatsapp, correos, sms o llamadas- atender algún tipo de trabajo fuera de su horario laboral. Con el auge del teletrabajo, también han incrementado este tipo de infracciones en el derecho a la desconexión digital que, según Ercoreca, son fáciles de ver ahora mismo gracias al registro de la jornada laboral y a las conexiones VPN, "que nos indican las horas exactas en las que se realizan comunicaciones por vía telemática en una empresa. Es más, los correos han sido clave para detectar el fraude de muchos negocios en ERTE que tenían teletrabajando a sus empleados fuera de la jornada laboral".

Estas sanciones en materia de relaciones laborales pueden oscilar entre los 751 euros y los 7.500 euros, ya que desde octubre aumentaron un 20% estas multas. 

4. Un año más, el abuso de contratos temporales sigue siendo causa frecuente de infracción

Por último, apuntó Ana Ercoreca, este año, "el abuso y mal uso de contratos temporales ha sido causa frecuente de infracción. Si bien es verdad que ha habido muchas conversiones en este ejercicio, se trata de una infracción muy común durante todos los años. Hay que decir que los autónomos no son precisamente los que más cometen frauden en esta materia, pero también los hay porque en España, desgraciadamente, tenemos un gran problema con la temporalidad".

Uno de los motivos más frecuentes de infracción que detectan los inspectores entre los negocios es el uso fraudulento de contratos temporales, cuya causa no está definida o está incorrectamente definida en el contrato.

5.Infracciones por mal uso de los ERTE

Según los últimos datos disponibles del Ministerio de Trabajo, la Inspección habría impuesto, por el momento, más de 5.700 sanciones relacionados con un mal uso de los fraudes, teniendo en cuenta que todavía quedan muchos expedientes por cerrar.

Como bien recordó la presidenta del Sindicado de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, desde el pasado mes de octubre las sanciones en materia de Seguridad Social se han incrementado un 20%. Lo que quiere decir que aquellos autónomos a los que la Inspección descubra cometiendo un fraude con los ERTE, tendrán que enfrentarse a multas que variarán entre los 7.501 y los 225.018 euros, en función del motivo de la irregularidad. Además, en cuanto a infracciones a la Administración no existe un grado leve de multa, sino que pasan directamente a ser graves o muy graves.

El 17% de los pequeños negocios sufrió la visita de la Inspección de Hacienda o Trabajo durante este año