jueves. 05.08.2021

LA OTRA CARA DE LOS EXPEDIENTES

Muchos autónomos no pueden contratar trabajadores cualificados porque están afectados por los ERTE de otros negocios

peluquero

Muchos autónomos se están encontrando a la hora de contratar con el problema de no encontrar personal cualificado. ¿La razón? La mayoría de ellos siguen afectados por un ERTE de otra empresa y les da miedo marcharse.

Muchos autónomos no pueden contratar trabajadores cualificados porque están afectados por los ERTE de otros negocios

Muchos pequeños negocios están empezando a denunciar las dificultades que están teniendo para realizar nuevas contrataciones este verano. Los autónomos, que siempre han tenido problemas para encontrar empleados, se estarían enfrentando ahora a un nuevo fenómeno en el mercado laboral, surgido a raíz de la pandemia, y que estaría frenando supuestamente las contrataciones. Se trata del déficit de personal cualificado, en busca de una nueva oportunidad laboral, porque se encuentra afectado por un ERTE.

Sectores como los salones de estética, las peluquerías, el comercio o la hostelería son algunas de las actividades donde se estaría empezando a concentrar esta situación. Que estarían frenando, por un lado, las nuevas contrataciones y, por otro lado, impidiendo la desafectación de trabajadores en ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo). Que según las últimas cifras publicadas por el Ministerio de Trabajo y Economía Social en junio, ascendería a 447.800 las personas amparadas bajo esta figura.

El presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE), Luis Herrera-Portugal, confirmó esta situación y advirtió sobre los problemas. “Hay establecimientos que están empezando a funcionar con la reactivación económica. Éstos necesitan nuevos peluqueros, sin embargo no están pudiendo realizar esas nuevas contrataciones, porque los trabajadores verdaderamente cualificados están afectados por un ERTE en otro negocio”.

¿Por qué no se encuentran profesionales “verdaderamente cualificados”?

Herrera-Portugal, que aparte de ser el presidente de la patronal que representa a buena parte del sector, también es dueño de varios establecimientos y él mismo está experimentando este problema a la hora de contratar. Es una situación que, como aseguró, se repite a lo largo de todo el sector: “Llevo más de dos meses intentando encontrar personal y no hay manera. Y como yo, hay otros muchos negocios” apuntó.

Según comentó el presidente de CONEPE, el problema no es que no haya gente que atienda a esa oferta de trabajo, sino que quien lo hace no está suficientemente preparado para el puesto. “Las solicitudes que me llegan y los peluqueros que responden a la oferta de trabaja son, principalmente, aprendices. Son personas sin apenas experiencia. Y eso es porque los profesionales verdaderamente cualificados siguen, en su inmensa mayoría, afectados por un ERTE.”; lo que imposibilita en buena medida la contratación .

Si bien estar en ERTE y optar a un nuevo trabajo no es incompatible, ésta sí es una razón que dificulta mucho las nuevas contrataciones. Ya que “provoca que la gente, esos trabajadores afectados, no busquen nuevos empleos. Prefieren, como bien dice el dicho, lo malo conocido, que lo bueno por conocer” señaló el representantes de las peluquerías. 

Asimismo, también hay otras razones por la que los empleados tendrían miedo de abandonar su ERTE para buscar nuevas oportunidades laborales. Según Herrera-Portugal, “se dan situaciones de todo tipo. Hay gente que seguirá afectada en el ERTE porque confía en que la empresa vuelva a la situación de 2019. Otra, porque a lo mejor el sueldo que va a cobrar no le compense y también porque ahora, que llega la temporada de verano, mucha gente no querrá ir trabajar”.

También está el miedo a Hacienda. “Empezar a trabajar para otra empresa sería tener dos pagadores en un mismo año. Algo que a la gente de la miedo de cara al palo de la declaración en la RENTA el año que viene".

Se puede trabajar y estar en ERTE

El abogado laboralista del despacho AGM abogados y encargado de la tramitación de cientos de ERTE en pequeños negocios, Luis San José, explicó que, aunque los trabajadores en ERTE pueden ser contratados por otra empresa, "esto es algo que muy pocas veces ocurre”.

Hasta el momento, comentó San José, había tramitado sólo algunas "recontrataciones. Es decir, un empleado empieza a operar para otra empresa, ajena a la que le mantienen en ERTE. "Suele darse en actividades poco cualificadas, como es la restauración, el comercio o las tiendas de ropa. Personalmente he llevado el caso de algunos camareros y de trabajadores de una tienda de ropa, que pasaban a trabajar a una fábrica” apuntó el abogado.

Según explicó, la norma permite a los trabajadores afectados por un ERTE ser contratados por otra entidad ajena a las que le mantiene en ERTE. “Lo único que les pasa es que dejan de cobrar el paro, pero ellos no pierden ese puesto de trabajo en la primera empresa, por así decirlo”. Si bien advirtió que esto sólo se puede hacer “cuando el empleado no ha firmado un pacto de permanencia en el primer negocio”.

El abogado puso el siguiente ejemplo: “imagina una persona que trabaja como dependiente en una tienda y que está afectado por un ERTE. Ésta podría pasar a trabajar a otro establecimiento, sin cesar su contrato con la otra empresa y sólo perdiendo el paro. Pasaría a ser una persona pluriempleada. En el caso, de que la primera tienda le desafecte del ERTE, ésta podría elegir entre mantener ambas actividades -si coinciden en horario-, volver a supuesto de trabajo original o, por el contrario, cesar el acuerdo con la primera empresa y quedarse en el nuevo”.

Esta situación al negocio que inicial, al que solicitó  el ERTE no le afecta, pues “seguirá recibiendo las bonificaciones y exoneraciones de las cotizaciones de ese trabajador afectado por un Expediente”.

Aumento de la economía sumergida

Por último, el presidente del Consejo Nacional de Empresas de Peluquería y Estética de España (CONEPE), Luis Herrera-Portugal, explicó que esta falta de contratación de personal cualificado, por estar afectado por un ERTE, está dando lugar a una mala praxis dentro del sector: la economía sumergida.

Herrera-Portugal contó que muchos de los empleados, que no está trabajando por estar en ERTE, están empezando a realizar los trabajos fuera del salón del autónomo. “Lo que ocurre es lo siguiente. Imagina que a un cliente le gusta mucho el trabajo de un peluquero y que éste continúa en ERTE, como le conoce y tiene su número. El cliente le avisa y le pide que vaya a su domicilio a realizar el servicio. Se genera así una red de clientes paralela ajena a los rendimientos del establecimiento”.

Por todo ello, él es partidario de la eliminación de mecanismos de los ERTE. “Han sido muy útiles durante el confinamiento más restrictivo, pero ahora con ellos se están poniendo parches a una situación económica muy complicada. Hay que afrontar el problema de raíz y no seguir poniendo tiritas” aseguró Herrera-Portugal.

En este sentido, contó el caso de un establecimiento que tiene ocho peluqueros en ERTE, mientras que el autónomo y dueño del salón está pendiente de liquidación de la actividad. “Lo que le ocurre a esta persona, se puede multiplicar por cien e incluso por mil negocios dentro del sector. ¿Qué va a pasar con esos trabajadores cuando no haya ERTE, ni tampoco empresa? Los Expedientes han pasado de ser un lugar de paso para hacer frente a la emergencia sanitaria, ha convertirse en un muro de contención”.

Muchos autónomos no pueden contratar trabajadores cualificados porque están afectados por los ERTE de otros negocios